InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 1520590342
Editorial: Independently published (31/07/2016)

Calificación promedio : 3.5/5 (sobre 1 calificaciones)
Resumen:
Amparado por las sombras de la noche, el mayor tesoro de la Corona española abandona las costas del Perú escondido en las entrañas de un navío mercante bajo la amenaza de la pérdida del virreinato. Es, sin duda, una carga demasiado tentadora para el capitán William Thompson. Con las manos manchadas de sangre, huye hasta la isla del Coco para ocultar el gran Tesoro de Lima. Lo que debía haberle traído riqueza y fortuna, acaba resultando ser una maldición que le alej... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (1) Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 16 marzo 2018
Creo que soy de las últimas en colgar la reseña dentro de la lectura conjunta de esta novela, así que imagino que ya habéis leído numerosas opiniones sobre ella y ya tenéis todo el mundo una idea general sobre la historia que se cuenta en ella. Aun así, intentaré aportar mi granito de arena con mi opinión, que es de lo que se trata (y añado, con la reseña terminada, que me ha quedado un poco larga. Mil perdones).
La sinopsis describe a la perfección el devenir de la historia. William Thompson es capitán de un barco mercante, el Mary Dear, en Lima (Perú). Trabajador y muy honesto, con apenas treinta años cumplidos es viudo y padre de una niña de cinco años a la que adora con toda su alma, pero a la que apenas ve al verse obligado a pasar embarcado la mayor parte del año para conseguir ahorros que le permitan un futuro mejor junto a ella. Una noche recibe una propuesta en su barco cuyas consecuencias se llevarán por delante su honradez y honorabilidad, así como la vida de casi toda su tripulación: en las bodegas de su barco viaja el tesoro de Lima, cajas y cajas llenas de monedas de oro, lingotes y joyas, protegidas por varios soldados españoles que estorban a un capitán que de pronto se ve arrasado por la codicia y la perspectiva de una existencia en tierra junto a su hija llena de lujos, riquezas y tranquilidad. Desde entonces, la así llamada maldición del tesoro de Lima, que está a buen recaudo en la isla del Coco, perseguirá a William durante toda su larga, larguísima, existencia.
El avance de la historia en La isla del Coco queda dividido en tres partes que abarcan casi 90 años de historia, y esas tres partes no tienen nada que ver las unas con las otras en cuanto a localizaciones e hilo narrativo. En ese sentido la novela te va llevando por derroteros muy distintos; cuando crees que estás ante un tipo de historia, te cambia de escenario, circunstancias y ritmo y comienzas una nueva parte de la aventura. Esta diferenciación entre partes creo que hace que, aunque la historia, toda ella, sea muy, muy interesante y se lea del tirón, cada lector que se enfrente a la trama siempre tendrá partes favoritas que sobresalgan por encima de las demás.
Lo explicado arriba en cuanto a la aparición del tesoro y la caída en desgracia de William no ocupa más de 70 páginas del libro; es decir, que las acciones que definen la existencia misma de la historia, el futuro de William, ocurren a un ritmo vertiginoso. Conocemos a William y de que nos queremos dar cuenta su vida está del revés y llega a la ciudad de Kona. Esta primera parte se lee de un suspiro, es muy interesante y supone un comienzo estupendo de la historia, además de contar con un muy buen prólogo. Parece que nos hallamos ante una auténtica historia de piratas, es lo que crees que vas a encontrar en el libro... pero no. En la segunda parte cambiamos de tercio.
En esta segunda parte, ambientada como digo en Kona (ciudad de la islas Sándwich, Hawái), cambia el ritmo de narración, se hace más pausado. Dejamos a un lado la novela de aventuras para centrarnos en la vida de William, en su día a día en esta pequeña isla mientras se enfrenta como puede a las consecuencias de sus actos, a sus remordimientos y a su lucha por sobrevivir y ganarse la vida. Aquí conocemos a dos de los personajes más interesantes de la novela, Guadalupe y Orlando, que aportan un toque muy humano, lleno de cariño, a los escasos protagonistas principales de la novela, cuyas acciones siempre son mucho más discutibles.
En la tercera, ya ambientada en la isla del Coco, estamos ante la propia búsqueda del tesoro, además de algo que a mí me ha resultado muy, muy interesante, que es el intento de colonización de aquella isla gracias a la emigración de ciudadanos alemanes, que abandonaron la comodidad de su tierra en busca de algo parecido a una utopía en medio del océano Pacífico (con la ayuda de la promesa de riqueza y muchas monedas de oro, también es verdad). La personificación de la fiebre por la búsqueda de tesoros escondidos combinado con la creación de la nada de una sociedad en ciernes, con la convivencia de personas de lo más variopintas enfrentadas a situaciones muy adversas en medio de la nada, para mí ha sido de lo mejorcito del libro. Sé, por lo que les he leído, que a otras compis de la lectura conjunta esta parte se les ha hecho un poco reiterativa en ocasiones, pero la verdad es que no ha sido mi caso. Ha sido la que con más interés he leído junto con la primera.
Dicho esto, resulta evidente que la parte que menos he disfrutado es la segunda, y además soy muy consciente de que probablemente la única razón sea mi falta de empatía con el personaje de William y su historia. Su evolución es poco menos que sorprendente en las primeras páginas del libro, y desde ahí en adelante ya no he conseguido conectar con él. Que conste que entiendo a la perfección lo que la autora quiere decirnos (creo), el cómo la avaricia corrompe los corazones más nobles y que las consecuencias de nuestros actos nunca quedan impunes, pero quizás si no hubiese sido tan blanco el personaje en su presentación, si hubiese tenido algún claroscuro, se hubiese comprendido más la negrura que lo inunda todo en apenas 3 páginas. Pero es tan, tan bueno y honesto que no sé, es un cambio demasiado drástico que el lector no creo que llegue a comprender del todo (o yo no lo he hecho, tampoco voy a generalizar). Y de ahí en adelante, se me han hecho un poco repetitivos tanto él como personaje como su desarrollo. No es algo importante, ni es algo que me haya impedido disfrutar de la historia, pero sí que es verdad que es un personaje principal que a mí nunca me ha llegado a calar. Los dos personajes secundarios que comparten protagonismo con él en Kona son mucho más cercanos y creíbles, empatizas con ellos. Guadalupe y Orlando se comen a William como personaje cuando aparecen en escena (por cierto, con respecto a William, no sé si será solo cosa mía, que supongo que sí porque me fijo en cosas muy raras, pero no me cuadran los años que transcurren según el título de la segunda parte y los años que transcurren según la propia narración).
Al final la autora nos desvela que dentro de las licencias narrativas y argumentales, algunos de los personajes de la novela así como el robo de Lima, su escondite en la isla del Coco y su posterior búsqueda, fueron reales, y los hechos que se narran con respecto a ellos también. Admito que a mí esto no me ha sorprendido porque cuando vi el título de la novela lo primero que hice fue googlear si existía para enterarme de su historia, y vamos, lista de mí, me tragué yo solita sin ayuda de nadie unos cuantos spoilers (hacía estas cosas cuando solo existían las enciclopedias, así que ahora con google es un vicio como cualquier otro). Lo que sí me ha sorprendido mucho, muchísimo, es enterarme de que lo que sucede en el epílogo también es verídico porque, honestamente, me parecía mucho más irreal que cualquier otra cosa que se hubiese narrado a lo largo la novela... Si me hubiesen preguntado, hubiese puesto la mano en el fuego asegurando que era una de las partes noveladas. Y no, sucedió de verdad. Sorprendente.
La narración de Bianca es muy buena, fluida, ágil... el libro se lee casi sin darse uno cuenta, y mucha culpa la tienen la naturalidad y la facilidad con la que la autora esboza tanto las descripciones, muy abundantes sobre todo en la isla del Coco, como los diálogos, que no chirrían en ningún momento. Es una narración muy limpia; todo un descubrimiento, y me apetece mucho leer su anterior novela, Las sombras de África.
Personalmente le doy las gracias a Bianca por recuperar una historia real absolutamente desconocida hoy en día, y saber hilar lo verídico con lo ficticio hasta componer una trama que, aunque tiene algún altibajo, no puedes dejar de leer para saber cómo termina. Me encantan las novelas que cuentan hechos reales sucedidos en siglos pasados. Eran tiempos muy duros y crueles para quienes lo vivieron, pero muy interesantes y atractivos para quienes los contemplamos desde la lejanía que los siglos nos dan.
Tengo que terminar diciendo que la portada me parece una preciosidad, porque además cuando lees el libro, gracias a las descripciones tan preciosistas, la imagen se te viene constantemente a la mente.
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: aventuraVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Bianca Aparicio Vinsonneau (1)Ver más

Lectores (1) Ver más




Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
66 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro
{* *}