InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Ediciones Martínez Roca

Martínez Roca fue fundada hace cuarenta años e incorporada al Grupo Planeta en 1992. Actualmente es una editorial puntera que alberga un nutrido catálogo de ficción y no ficción.

Libros populares ver más


Colecciones de Ediciones Martínez Roca



Publicaciones recientes de Ediciones Martínez Roca


Críticas recientes
elisa_sakurayuuki
 28 January 2023
La fragilidad del crisantemo de José Vicente Alfaro
Lo primero que destacó del libro es que es fácil de entender, tiene algunas cosas que cuentan más como expresiones de la hora del mono o de la rata (que menos mal que aclaran que hora es porque ni idea).



También es un libro entretenido, no llega a profundizar demasiado en los personajes para que llegues a empatizar en gran medida con ellos pero cumple su función. Lo veo ideal para leerlo entre novelas algo más pesadas, o en viajes, o para comenzar en formato ebook.



En cuanto a personajes, Asatori me ha gustado, es al que más se le coge cariño. Katsumi ni para bien ni para mal, me gusta la faceta de no seguir el estereotipo de belleza, además de inteligente. Sin embargo Tokinobu, me sobraba en parte es un personaje me sobraba, apenas tiene interés en la novela, más allá de subir de estatus, y comete un error y se vuelve todavía más tonto
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
Comentar  Me gusta         10
rafaperez
 25 January 2023
La reina oculta de Molist Jorge
Desde el origen de los tiempos, bien fuera este por una pequeña explosión sin importancia o porque a un dios omnipresente le diera un ataque de creatividad durante 6 días, a nuestra especie siempre le ha gustado reunirse para distintos fines y eventos.



Nuestros primeros cavernarios, sin entender de parentescos, se dieron cuenta que aquello de procrear con miembros de su misma tribu, dejaba débil y deforme descendencia y comenzaron a socializar con otras manadas.



A los romanos les gustaba aliviar los intestinos en letrinas comunitarias donde, ya que estaban, cerraban algún negocio.



Más recientemente en Magaluf se reúnen principalmente seres venidos de una isla para beber los peores destilados de nuestra tierra y acabar con el culo al aire o lanzarse a la piscina desde la terraza de un hotel.



En 2007 llegó la decadencia.

En un certamen literario organizado por la editorial Martínez Roca, un jurado trastornado falló el premio a mejor novela histórica en favor de La reina oculta de Jorge Molist.

Las consecuencias son irreparables.



El calentamiento global desde entonces se ha acelerado.



Paulo Coelho se cree un justo candidato a ganar un Nobel y hasta lo exige.



En China lanzaron un virus que nos ha vuelto a todos más perturbados de lo que veníamos de serie.



Y como colofón, Shakira canta sus vergüenzas y el mundo la corea y aplaude.

Nos extinguimos irremediablemente.



Y todo por cumplir con no sé bien qué favores premiando sin escrúpulos al peor alarde de creatividad como mejor novela histórica del año.



La reina oculta es una obra absurda, mal diseñada, peor ejecutada y que además no lleva a ninguna parte.



Sus elementos históricos no tienen ningún propósito. Son datos más o menos ciertos donde Molist se apoya para desarrollar una trama ridícula.



Dos caballeros, una dama. El uno trovador, el otro un Monfort y mientras unos tocan el ukelele los otros matan herejes que por ahí andan.



Tras el asesinato de Pere de Castellnou, se pierde la carga de la séptima mula. Aquí comienza la trepidante búsqueda de la burra.



De repente, el autor es poseído por el espíritu de Dan Brown y la novela "evoluciona" a lo Código da vinci, pero en la edad media.



¡No se vayan todavía, aún hay más!



Apenas has digerido el giro, Molist tuerce y pone rumbo fijo a la tierra media. Y entonces aparecen criaturas de barro a las que no les gusta el sol y que se destruyen, o bien con un golpe en la nuca, o, más estúpido todavía, borrando de su frente la primera letra de unas siglas que en ella lleva tatuada.

De entre todos ellos, destaca Adán, nacido a lo frankenstein, en las últimas caladas del porro que se fumó don Jorge.

¡Molist, presentame a tu proveedor!



Tampoco es moco de pavo la resolución del romance de Bruna, donde esta ha de elegir su amor eterno entre el trovador y el caballero.

Ridícula es poco.



Pero es que la novela, que es un cruce de caminos entre la fantasía, la historia y el espanto, no hay por donde agarrarla.



Los personajes parecen adolescentes en una fiesta de pijamas y la cruzada de los Cátaros una canción de Parchís.



He de decir que este autor me encanta, pero en esta obra no dio una.

Nada, absolutamente nada guarda un mínimo de coherencia.

Es un desastre continuo.



¿Qué será lo próximo? ¿Un Planeta a Megan Maxwell? ¿Un Nobel a Shakira?



Mi consejo...pasar esta novela de largo.

¡He dicho!





+ Leer más
Comentar  Me gusta         3123