InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Ciudad de Libros


Libros populares ver más


Críticas recientes
MissDreamer
 02 octubre 2019
Las hijas de la sal de Joaquín Borrell
Debo decir que es la primera vez que he leído algo de Joaquín Borrell y debo decir que me ha gustado, no es de los tipos de escritores que suelo leer, pero me ha sorprendido gratamente y no descartó el leer algo más de él si encuentro otro de sus libros. También es un autor español y creo que se le tiene que dar una oportunidad a nuestros escritores porque en España, también hay libros con historias preciosas.





El libros nos relata la historia de Víctor Van-Gilbert, un hombre que vuelve a su hogar después de estar 21 años siendo prisionero de unos beduinos, cuando vuelve se encuentra con el amor de su juventud, esta creyéndolo muerto, rehízo su vida con los años y Víctor no puede reclamarle nada sobre ello. Pero él tiene que recuperar una vida que le fue arrebatada años atrás al enrolarse en el ejército y ser capturado en África. Y sobre todo, saber lo que pasó en aquellos en los que estuvo lejos de Benimarells, un pueblo valenciano.



Debo admitir que hubo momentos en que el libro se me hizo algo lento, quizás pesado, pero esos momentos estaban seguidos de otros que me mantenían pegada al libro y no podía soltarlo. Me he tardado un poco en leerlo, no sé si por el tiempo que hace que el calor me quita las ganas de todo o porque el libro me costaba un poco de leer. Pero aún así, me ha sorprendido gratamente. Además, me ha gustado leer otro libro (ya he leído algunos en el pasado) ambientado en España, ha habido momentos en que los personajes hablaban valenciano y ha habido varias cosas que entendía porque hay algunas palabras muy parecidas al catalán, yo soy catalana por parte de madre, pero por el contrario había otras que no entendía ni siquiera que quería decir y en todo momento, he ido a buscarlas.



Hacia el final del libro se desvela un secreto que yo me llevaba oliendo desde un punto concreto, pero que le da un buen punto y que me dejo enganchada para leer más y más y sobre ello.



Me gustaría hablar de los personajes más importantes de la novela:

Víctor, el protagonista de nuestra historia. Aunque el libro no empieza con su presencia, sí lo hace con su historia durante los veinte años en los que estuvo desaparecido de la vida de todos los que le conocían en Benimarells, su familia era la dueña de las salinas y ahora, al ser el último superviviente son suyas. Es un hombre algo perdido en lo que pasó en el pasado fuera del desierto, pero alguien con cabeza y que le importa el bien de las personas que le rodean y sobre todo, el amor de su juventud y sus hijas. Me gusta mucho aunque algunas veces, el propio Víctor me sacaba de mis casillas al no actuar como yo me esperaba o siendo parco en palabras.



Soledad, el amor de la juventud de Víctor y de quien sigue enamorado. Soledad es una mujer que vive con el dolor del pasado y con un incierto presente del que ella sigue adelante. Se podría decir que ha vivido con dos fantasmas y eso se irá desvelando. Es una mujer fuerte que cuida de su madre anciana y sus tres hijas, trabaja en las salinas de la familia Val-Gilbert y la vuelta de Víctor sacude todos los cimientos que había creado en su vida.



Loreley, la hija mayor de Soledad y Lorenzo, su marido. Loreley es la que más me costó entender porque ella misma no se deja entender hasta bien entrada la historia, pero poco a poco Loreley deja que se le conozca un poco más y más. La verdad es que hacia el final, Loreley empieza a caerme bien, la empiezo a comprender y empiezo a pensar que me parecería bastante a ella si estuviese en su lugar.



Ondina, la hija mediana de Soledad y Lorenzo, su marido. Creo que Ondina es la que menos se muestra en el libro, después de Loreley. Pero me ha gustado mucho porque parece tener las ideas bien claras, saber lo que quiere y parar las cosas cuando sabe que debe hacerlo. Siempre dispuesta a ayudar a sus hermanas y a los demás, alguien con la que me llevaría bien pero de la que también me diferenció en algunas cosas.



Xana, la hija pequeña de Soledad y Lorenzo, su marido. Creo que puedo decir que Xana ha sido mi favorita de todo el libro. Es la más joven de las hermanas y por lo tanto, también la más inexperta. Hay algunas cosas, sobretodo tirando hacia el final, que yo no compartía con ella pero que al saber lo joven que era sabía que su inexperiencia y en otros momentos, su juventud la llevaba a actuar de ese modo y la entendía en cierto modo.



El final me ha dejado un sabor agridulce... no me esperaba ese final y menos que se quedase tan abierto, me refiero a que deja un final sin saber muy bien que pasa y me parece que le deja al lector que escriba el final que él quiera porque se encuentran demasiadas páginas en blanco y eso no es un final que me guste. A mí me gusta que el escritor dé un final cerrado a la historia sin tener que hacer el lector pueda imaginar lo que pasa, porque es el autor quien conoce a los personajes y sabe como actuarían en cada momento. Pero aunque el libro, como ya he dicho, me pareció lento en algunos momentos hacia el final se puso tan interesante que no pude dejar de leer, a pesar de la desilusión que me he llevado al final.
Enlace: https://laslecturasdemissdre..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Yani
 23 octubre 2018
Elías Portolu de Grazia Deledda
Otra vez tropiezo con lo mismo: me gusta la forma, no el contenido. Elías Portolu es una novela con un despliegue muy bueno en las descripciones y en los diálogos, pero los hechos y los personajes no me interesaron en lo más mínimo. De hecho, llegaron a exasperarme y yo suelo ser muy paciente con los personajes, sobre todo cuando el objetivo del libro es transmitir algo más.



Esto sucede en Nuoro, el pueblo natal de la escritora, un lugar situado en la región de Cerdeña, Italia. Elías, el del título, sale de la cárcel y se reúne con su familia, compuesta por los padres y dos hermanos. Uno de ellos, Pietro, está comprometido con una hermosa joven llamada Maddalena. El resto ya lo pueden imaginar solos.



El pobre Elías hace un esfuerzo por volver a encajar en la familia. Tiene malos recuerdos de “aquel sitio” (él lo llama así) y necesita encauzarse, aunque no parece mal muchacho. Incluso hace una peregrinación por un santo para que lo ayude. Lástima que no le pidió a San Francisco que el padre dejara de hablar a los gritos y que la madre se tomara un descanso. Porque si hay algo que se nota a la legua, casi por sus luces de neón, es que los mandamientos sociales se cargan como una cruz. Y creo que eso Deledda lo tenía en cuenta y necesitaba mostrarlo. A Elías se lo describe como afeminado y lo tratan como a un bicho raro. Y Berte Portolu, el padre, quiere que sus hijos varones sean leones (hay una fijación con la animalización), que beban (después de pedirle a la madre que les sirva, por supuesto), que demuestren carácter ¿Y hay otra muestra mayor de debilidad que la de sucumbir a la pasión por una mujer que está prohibida? En esta novela, no. La tentación, la vocación religiosa, los impulsos, todo está tratado con explicaciones casi místicas de por medio. Y no es ninguna sorpresa.



Resumo qué me gustó y qué no. Me gustó el modo en que está escrito, la pasión que traspasa el papel con las palabras. Aunque el tono religioso pueda molestar a aquellos que no son creyentes (yo tengo una mínima tolerancia al discurso, algo que se adquiere después de leer tantos clásicos), la mano habilidosa de la escritora compensa la paciencia. Pero el gran problema es que esto se ve eclipsado por idas y venidas infantiles de Elías quien, a pesar de contar con personajes que lo aconsejan, no escarmienta. Y cuando toma una decisión definitiva, ya es ridículamente tarde. Como digo siempre, son cuestiones de contenido pero a fin de cuentas influyen en el disfrute de la novela y me permiten analizar los comportamientos en otra época.



Me quedan varias cosas en el tintero (o en teclado) pero prefiero terminar para no usar la etiqueta de spoiler. Deledda es talentosa, eso no lo dudo, y pone especial énfasis en retratar la vida en una zona rural, lejos de la Italia continental. Hubiera preferido otra historia, antes que experimentar ese ambiente a través de las caprichosas acciones de un joven indeciso. Seguiré leyendo a Deledda, pero sería bueno que sus libros estuvieran a disposición y no que sea una figurita difícil de encontrar.
Enlace: https://desarmandoclasicos.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
encarnipm
 18 octubre 2018
El hombre del hotel Carlton de Edgar Wallace
Le tenía ganas a este escritor pero, por desgracia, el libro, aunque la historia es buena, no ha cumplido mis expectativas; no sé si por la traducción o por la corrección pero lo han echado a perder. La historia es buena pero no ha llegado a engancharme por lo que os he comentado, las frases tan raras que a veces ni entendía en mi propio idioma, en fin, una lástima. Todo un thriller con un buen giro final pero deslucido desgraciadamente
Comentar  Me gusta         00




{* *}