InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de AlhanaRhiverCross


AlhanaRhiverCross
15 marzo 2019
Esta novela llevaba bastante en mi lista de pendientes y ni siquiera saber que iba a tener adaptación a película hizo que me organizara mejor para poder hacerle un hueco en condiciones. Sabía de qué iba y que podía ser una historia para disfrutar un par de tardes, suponía que se quedaría en una historia más que pronto olvidaría pero como la sorpresa ha sido enorme por lo mucho que me ha emocionado tanto al leer como al terminar la novela. Teniendo en cuenta que la narración está en primera persona a través de los ojos de la protagonista, Maddie, lo justo es decir que lo que más me ha enamorado de este libro ha sido el estilo tan natural y espontáneo de Nicola Yoon, una autora en la que tenía muchas expectativas y que afortunadamente las ha cumplido y superado.
Maddie es una protagonista monísima, con una alegría y un humor contagiosos y unas ganas de vivir tremendas a pesar de su complicada existencia monótona. Desde que era un bebé ha sufrido el síndrome de inmunodeficiencia combinada, lo que se conoce como una “niña burbuja”, aislada de todo los demás sin poder salir de su casa y con todo contacto con el exterior restringido. Las únicas personas con las que trata directamente son su madre, que tras el accidente de tráfico en el que mueren su marido y el hermano mayor de Maddie, se ha volcado en el cuidado de su hija; y Carla, su enfermera que es como una segunda madre y a la vez su única amiga. Maddie lleva con una admirable filosofía optimista su particular modo de vida, sin ansiar nada más que terminar el instituto gracias a sus clases online y empezar a estudiar arquitectura. Sin embargo, eso cambia cuando a la casa de al lado se mudan los nuevos vecinos y Maddie observa a través de la ventana de su habitación esterilizada al chico nuevo, Ollie. Entonces su monótona vida ya no le parece suficiente y empieza a fantasear sobre cómo sería tener amigos de verdad, cómo sería poder ir a clase o cómo sería ver el mar.
Ha sido muy fácil conectar con un personaje como Maddie porque la autora la ha hecho real, una chica adolescente apartada del mundo que solo quiere ser normal pero que es muy consciente de que no lo es y no podrá serlo porque el síndrome que padece no tiene cura y consiste en ser alérgica, básicamente, al mundo entero. Es una situación angustiosa que trastoca la vida de quienes lo sufren y aún así, Nicola Yoon ha decidido mostrar el día a día de Maddie de una manera desenfada y restándole dramatismo a lo todo lo que conlleva, porque al fin y al cabo es lo que hay y Maddie vive con ello con naturalidad. Por eso creo que he disfrutado doblemente de este libro, porque no es el típico drama en el que se utiliza una enfermedad para hacernos llorar por llorar sino que se esfuerza más por hacernos ver que lo que importa es cómo vivimos y no cuánto. Por si os deja más tranquil@s y con más ganas de leerlo, os aclaro que no es un drama juvenil para necesitar pañuelos al lado pese a que trate sobre una enfermedad así, sino que es una novela divertida, amena y en la que a pesar de sufrir y emocionarnos con Maddie, esta chica es todo lo contrario al drama.
Por su parte, Ollie es un chico con una familia complicada pero con un carácter amable y aventurero. Nada más conocer a Maddie, Ollie se convierte en su ventana al exterior más allá del jardín. Es un chico divertido, con un sarcarmo muy ingenioso y juntos tienen conversaciones llenas de ironías y chistes. Me ha caído muy bien y no me extraña que Maddie se quede soñando despierta cuando lo conoce, y también es comprensible que sienta un flechazo tan grande porque realmente no conoce a nadie más, y menos de su edad. Como digo, Ollie también tiene sus propios secretos y una historia personal detrás que vamos descubriendo a medida que lo descubre Maddie y por eso también es un personaje del que es muy fácil encariñarse, aunque su forma de ser ya sería suficiente. El resto de personajes es más bien escaso, porque alrededor de Maddie sus relaciones también son escasitas y además de Ollie, solo aparecen su madre y su enfermera Carla con un papel relevante porque los demás solo tiene apariciones puntuales y nada relevantes.
En realidad esta falta de personajes no importa porque Maddie solita se basta para llevar todo el peso de la trama y porque solo se necesita un coprotagonista para desarrollar el romance, que por supuesto lo hay, como se encargan de dejarnos claro en el subtítulo de la edición en español. Es una historia de ¿amor? muy cuqui, con muchas primeras veces porque Maddie realmente está viviendo todo por primera vez y eso le da un matiz de intensidad con significado distinto. Quizás a much@s les haga poner los ojos en blanco ante el nivel de sentimientos que alcanzan los dos en tan poco tiempo, pero precisamente por la situación en la que se encuentra Maddie, yo le he dado ese significado que la autora ha querido transmitir y es que Maddie puede morir en cualquier instante, solo con respirar, y sabiendo que jamás ha tenido una vida normal ni una relación normal, ni siquiera de amistad, he comprendido perfectamente cómo se siente Maddie cuando de repente aparece una persona como Ollie que expande su mundo en todas direcciones, también hacia sus propios sentimientos.
Por otro lado, algo me iba escamando hacia el final y no ha sido tan impactante cuando el giro argumental se desvela porque hay pistas progresivas que pueden hacernos sospechar, pero aún así estoy segura de que sigue siendo sorpredente y que no resta para nada para que guste cómo acaba la historia de Maddie. Además, la edición llena de dibujitos y esquemas (que si no me equivoco, son obra del marido de la autora, que es ilustrador), dotan también de un atractivo al libro que lo hace muy ameno, con muchísimas hojas casi en blanco o con un único párrafo o ilustración o alguno de los detalles que Maddie necesita plasmar. Es decir, que se trata de una novela bonita tanto por dentro como fuera y ha sido maravilloso disfrutar de forma tan completa de esta historia.
Por si todo el fangirleo anterior no fuera suficiente, lo que me ha hecho disfrutar tantísimo de este libro son las ganas de vivir intensamente que transmite en cada página. Era algo que no me espera de un libro de estas características, porque esperaba una historia más tirando a drama para llorar que a tragicomedia para reír y la protagonista se ha ganado mi corazoncito con ese desparpajo que tiene para expresar todo lo que le ocurre, que por otro lado no tiene ninguna gracia y soy incapaz de ponerme en su lugar sin angustiarme. Y como esa sorpresa se ha mantenido hasta el mismo final, me dejo llevar por las emociones y esta historia se mete de pleno en mi top del año, además de ser una de mis recomendaciones a partir de ahora para quienes queráis salir de un libro con una enorme sonrisa.
Enlace: https://enmitiempolibro.blog..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}