InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de anamrs


anamrs
16 enero 2018
Considerado como un clásico para el feminismo, Victoria Woolf nos muestra las desigualdades a las que tuvieron que hacer frente las mujeres de su época.

Durante los primeros capítulos sentí que la autora, aunque haciendo gala de un fino sentido de la ironía, tendía a dar demasiadas vueltas. Sin embargo, después de los dos primeros capítulos corrigió esa primera impresión y lo cierto es que no hace sino mejorar.

La autora demuestra ser una persona culta y de mente inquieta a pesar de su carencia de formación académica, a la que ella misma hace alusión y que retrata como una más de las desigualdades a las que tenían que hacer frente las mujeres de su época, al hacerse eco de teorías como que en cada uno moran dos almas, una masculina y otra femenina, y que en el cerebro del hombre predomina el hombre y en el de la mujer predomina la mujer, que posiblemente obtuviera de su contempóraneo, Sigmund Freud.

A pesar de que la autora sea tan aguda e irónica a la hora de retratar las diferencias de su época no es para nada de mentalidad extremista o especialmente exaltadora, algo de lo que fueron acusadas muchas de las feministas de la época. al contrario, me parece completamente medida y con un pensamiento perfectamente medido y coherente. Con pensamientos como que competir un sexo con otro es completamente innecesario, algo que comparto plenamente. No somos iguales porque físicamente no lo somos pero es que la igualdad no está en eso. La igualdad está en la igualdad de oportunidades, en que todos seamos capaz de demostrar nuestra valía o quien somos sin un cártel delante que nos condicione por nuestro sexo.

Cada vez que veo las fechas en las que las mujeres obtuvieron derechos tan esenciales como el derecho de voto o algo tan esencial como administrar sus propios bienes o poder acceder a la universidad no puedo dejar de sorprendermer y de agradecer la época en la que he nacido aunque aún no estemos ante una igualdad completa ni siquiera en los países del considerado como primer mundo, por no mencionar en el resto, y que aún nos topemos de vez en cuando con alguna que otra mente involucionada.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}