InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Caronte


Caronte
02 septiembre 2020
¡Hola, mis queridos seres míticos! Yo de nuevo, y tan pronto. Sé que les significa una sorpresa enorme pero prometo que ya no me perderé tanto..., o ese es el plan. Pese a la escuela, estoy intentando hacerme tiempo suficiente para poder reseñar algunos libros y compartirlos con ustedes. Además, sigo mejorando el contenido de mi Instagram sólo para ustedes. Aclaro que, como dice el título, esta reseña contiene spoilers, de manera que si quieren no enterarse, lo mejor es no leerla. Así que, una vez con las advertencias necesarias hechas, lo mejor es comenzar.


Estamos hechos para amar.
Maldigo a nuestro diseñador, pero así es.
No hay escapatoria, no hay retorno.


Alberto Villareal, Ocho lugares que me recuerdan a ti.
Planeta, Ciudad de México, 2016, p. 14.

Iré de afuera hacia adentro con este libro. de forma física es una cosa bien realizada, como mucho de planeta. El hecho de que hayan incluido al autor como imagen de portada me gustó. Además de que la visualización de cada título de capítulo es hermosa. Hasta el momento no tengo queja al respecto. Un trabajo físicamente respetable. Pasemos a algo más que no es necesario extenderme en esta situación más allá de decir que el morado es mi color favorito y que predomina en la cubierta, cosa que amé.

La felicidad está en no quedarse con las ganas.

Ibid,. p. 29.

Ahora bien, hablemos sobre la trama, misma que identificaré como "primer cliché". La fábula del texto es simple y sencilla: este chico, Santiago, originario de Monterrey, se enamora de una chica española llamada Valentina a quien conoce por dos meses. La chica se va y el protagonista, como es de esperarse y como nos dice la sinopsis, echa a correr al otro lado del mundo para rescatarla. ¿Les gusta la idea hasta el momento? Porque puedo recomendarles al menos 100 películas con esta temática y otros 50 libros al respecto. Como bien lo dije, no es el hilo negro de la literatura. Un tema por demás tratado de una manera usual. Nada fuera de lo común.

¿El amor? El amor no se detiene,
pero eso es lo bueno.
Grandes cosas se han hecho por amor...

Ibid,. p. 49.


Luego aparecen los personajes. El protagonista, Santiago, es un chico de clase media alta en Monterrey, Nuevo León, México. Hijo de una madre soltera (técnicamente) y un padre que los abandonó cuando él era niño; no cree en el amor. Para cuando el lector lo conoce, estamos entre el tercer y cuarto semestre de su carrera universitaria. Por lo demás, sabemos que es, pese a no creer en el amor, un romántico, adepto a la literatura y al tequila. Tiene dos mejores amigos. Samantha, una chica fuerte e independiente que me parece un buen personaje. Está medianamente bien desarrollada pese a que no sabemos demasiado de ella hasta cerca del final de la historia. Respecto al otro mejor amigo, su nombre es Edgar, un chico divertido y sarcástico con el que el protagonista se lleva como hermanos. Con este personaje todo está de maravilla hasta el momento en el que nos enteramos de que es gay y TODO corre en torno a eso. Deja de volverse una persona para volverse "el amigo gay" que encima le sirve al autor para soltar una serie de discursos moralistas respecto a las personas con esta preferencia sexual. No tengo nada contra ellos, todo lo contrario, los apoyo y creo que como todos, merecen respeto. Mi problema llega cuando el mismo autor lo convierte en una especie de objeto que ejemplifica sus posturas ideológicas. Deja de ser Edgar, su amigo, para volverse el motivo continuo de su apoyo a los homosexuales. Además de que, podemos conocerlo, como el "segundo cliché". Como sea, antes de dejar el apartado de los personajes, necesito hablar un poco más de Santiago. Hubo un aspecto que me causó mucho ruido: el chico dice tener al rededor de 20 años y se comporta como un adolescente de 13 o 14. Quizá es la trama y cómo fue manejada, pero al final de cuentas esa es la sensación que me da. Se impresiona y pone énfasis en cosas que emocionarían a un adolescente como las fiestas en antros o el decir groserías a cada momento. Ambos aspectos no digo que un universitario no los haga, sino que parece emocionarse de hacerlos, como si fueran algo prohibido porque, al final del día, en su mente es un adolescente. Sé que él se reconoce como alguien tranquilo que prefiere estar entre libros, pero la verdad es que ni siquiera un bookworm, y me reconozco entre ellos, se emociona tanto por salir de fiesta, beber tequila y decir groserías. O no lo hace lo suficiente como para mencionarlo en un libro cuya temática es completamente diferente.

...los libros no sólo emiten sabiduría,
sino también la captan y la guardan
en sus páginas para compartirla con el siguiente
lector.

Ibid,. pp. 77-78.

Respecto a la edición del texto tengo algunas quejas técnicas que me molestaron mucho porque, al final del día, espero ser editora y creo que algo como eso no debería ocurrir. Existen, por ejemplo, cambios temporales como "estábamos haciendo esta cosa en la cocina, por eso siento que ella me toca justo ahora mientras estamos en la cocina". de pronto habla en presente cuando se supone que el libro ocurre en pasado y de la nada vuelve a los tiempos regulares. Eso saca por completo de la lectura. Además aparecen pleonasmos como "desconocida que jamás había visto". ¡Claro que era desconocida si jamás la habías visto! Esa es la definición de una persona desconocida. Es como decir "métete pa'dentro". Además que existen otros errores de sintaxis que, en serio, no se deberían de perdonar. Mientras lo leía tuve la constante sensación de que el editor tomó el manuscrito, leyó el nombre del autor, supo que era conocido en el mundo de YouTube, y publicó sin siquiera abrir el paquete que lo contenía.

El más grande error que cometemos
los humanos es que vivimos para complacer
a los demás y no para ser felices nosotros mismos (sic).

Ibid,. p. 134.

Para no alargar más la situación -y la reseña-, pasaré a dar una lista escueta (tanto como las descripciones de este libro), de las cosas que no me encantaron al respecto. Por ejemplo, las escenas muy adolescentes, o que una campana dirija el tiempo en una universidad. Hasta donde sé, esto no ocurre en muchos sitios de esta manera (o eso espero) porque el punto de la universidad es enseñar a los estudiantes a medir su propio tiempo y su capacidad de carga mental, así que la campana no es necesaria. Por otro lado, Santiago es demasiado melodramático. Se enoja y golpea las paredes, o su corazón late rápido cada que le ocurre algo como esperar el mensaje de su amada. ¡AMIGO! Si eso te pasa, ve al cardiólogo. Mira que esperar por horas un mensaje con el corazón acelerado creo que se considera taquicardia. Y por si todo esto no fuera poco... están los ocho lugares. Les explico. El libro se titula Ocho lugares que me recuerdan a ti, por lo que uno podría llegar a pensar que el chico nos hablará de esos sitios. Incluso llegué a imaginarme que Santiago pasaba por esos ocho lugares, o que haría constantes flashbacks para recordar a la chica en esos sitios. Pero no. de hecho, en todo el libro, ni siquiera nos enteramos de cuáles son seis de esos ocho lugares. Así de simple. El título del libro no tiene sentido alguno en vista de que, al final, los ocho lugares ni siquiera fueron relevantes para contarlos. al menos para mí, no tiene sentido. Creo que un mejor título pudo haber sido algo como "Carta a Madrid" o yo qué sé. Algo que refiriera al viaje y a la chica que lo originó, pero no a los ocho lugares que ni siquiera te interesan en este punto. Esto me recordó que un teórico literario dice que debes usar todos los recursos de tu historia, que si, por ejemplo, hablas de un clavo en la pared, al menos uses el clavo para hacer que tu personaje se cuelgue de él. Pues bien, Alberto Villareal puso un clavo en la entrada de una casa y no lo usa para nada, excepto para estorbar cada que se quiere pasar.

No, el amor verdadero es muy distinto.
El amor va más allá. El amor es sentir la
necesidad de lograr el bienestar de la otra persona
sobre el tuyo. El amor es poder ser tú mismo con ella
sin necesidad de aparentar o cambiar
la voz cuando están juntos.

Me parece que el título y el libro tenían mucho potencial y todo se fue al caño por lugares comunes, clichés extremos y cosas ridículas porque, sí, aquellos que en serio prestaron atención a la reseña seguramente ya saben el final, pero no se los diré para no hacerles el cuento más largo. Sólo diré que es un final TAN cliché, que el mismo autor lo señala de ya casi en el cierre del libro diciendo: "Les voy a dar tres oportunidades, pero sólo van a necesitar una para adivinar...", pues su libro es una constante de esta frase y, ¿saben qué? SIEMPRE van a tener razón.

El amor no es verla sin defectos,
sino ver sus defectos y aceptarlos sin chistar.
El amor es mucho más de lo que la mayoría cree,
y tal vez por eso es que hoy en día los
matrimonios duran menos de lo esperado.

Claro que también tiene cosas rescatables, por escasas que sean. Cosas tales como el hecho de que rescata parte de nuestra cultura mexicana hablando de Popocatépetl e Iztaccíhuatl, una leyenda que me encanta y que me gustó que relatara muy bien. O que tenga buen gusto en las películas (¡Conoce Animal house!), o que sepa, al final del libro, exactamente lo que debería ser el amor. Creo, en serio, que este libro pudo haber sido bueno y es una tristeza que el autor no supiera cómo desarrollarlo.

Encuentra a la persona con la que estás
dispuesto a pasar toda la vida y, entonces,
enamórate de ella.

Ibid,. p. 195.

Ya para terminar, le recomiendo este libro a todas las personas que quieran una historia CLICHÉ de inicio a fin con un desenlace no sólo esperado, sino conocido, a tal grado que no te implica reto y no te hace pensar. Eso o a chicos de 12 y 13 años que apenas comiencen con al atracción por otros y que hayan enfrentado una decepción amorosa, así como Macaulay Culkin en Mi primer beso. Porque sí, siento que el protagonista era más o menos de esa edad cada que tiene esos arranques casi infantiles que él "atribuye al amor".

Saludos enormes

Caronte.
Enlace: https://librodeultratumba.bl..
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más