InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de laurass89


laurass89
24 abril 2020
De la Mancha a Galicia
Un saxofonista, Luis Reigosa, aparece muerto en su apartamento. No hay huellas, no hay motivaciones, la conclusión: crimen pasional. Sin embargo, esta conclusión tampoco facilita las cosas a Leo Caldas que, además de resolver el crimen, tiene que aguantar a su compañero, Rafael Estévez. Estévez acaba de ser trasladado a Galicia por su comportamiento, pero el humor de la región no le está poniendo nada fáciles las cosas.
Este es el punto de partida para esta pareja de policías que nos acercarán en sus reflexiones e interacciones a un nuevo Quijote y Sancho policiacos. Esta es sin duda una de las cosas que más me ha llamado la atención de la novela, ya que estamos acostumbrados a que la relación inspector-ayudante sea de sumisión-admiración. En este caso la relación estará muy cerca de la igualdad y lo que determinará la posición de uno y otro, además de su cargo, por supuesto, será su capacidad de reaccionar ante el exterior.
Así, tenemos a Leo Caldas que será una persona sosegada, reflexiva y a la que le gusta que todas las piezas encajen (preferiblemente como él piensa que encajan); después tendremos a Rafael Estévez, un policía que ha sido trasladado por su comportamiento, demasiado agresivo y vehemente, no conoce el gris ni las sutilezas, un poco simple en sus reflexiones, pero que encajará las piezas nada más verlas, aunque sus explicaciones para ello no terminen de ser muy ortodoxas. de este modo, vemos que tenemos la típica pareja del listo-tonto, bruto-sutil que en tantos géneros nos encontramos, con la diferencia de que ambos se irán igualando a lo largo de la novela.
En este sentido, la novela es quijotesca por sus personajes y su forma de ser, el deambular por la Mancha pasa a ser un ir y venir por Vigo, que nos reflejará una ciudad fría, solitaria y triste, como nos señala el padre del inspector Caldas.
De Londres a Vigo
Eso sí, por mucho que ambos personajes tengan sus particularidades de carácter, no debemos olvidar que nos encontramos ante una novela policíaca, por lo que a estos personajes los acompañará una trama elaborada y que fluye como el agua en la lluvia.
Luis Reigosa, el asesinado, llevará a nuestro Sherlock y Watson por el mundo de los bares de ambiente, del jazz y del sentir de la música y el arte. Como viene siendo habitual, Caldas será el inspector que ha perdido algo que no puede recuperar, la ambientación y la trama le harán dolerse por ello, por su parte Estévez acudirá como espectador cauto a estos lugares.
Mientras tanto, la trama continua. Comenzando con el asesinato, como buen libro policíaco, se nos llevará a través de los hitos importantes de la investigación, siempre desde la perspectiva de Caldas. Método del crimen, personas relacionadas con el entorno del difunto, conexiones inesperadas entre unos y otros, serán aquellas cosas que nos hagan avanzar más y más rápido en una trama que nos golpea contra una pared hacia el final de la novela.
Para ello, el autor ha utilizado un estilo sencillo y llano, que nos permite entender a la perfección el sistema deductivo del inspector y de errores de su ayudante. Además, a ello añade toques de humo e ironía, que nos hacen reflexionar, levemente sí, pero lo hace, sobre la sociedad actual y sus dobleces.
Un desatino a destiempo
Sí, el título de este apartado es muy reiterativo, pero es así como he sentido yo el final de la novela.
Aunque ha sido una lectura que he devorado y con la que me he entretenido mucho, no ha dejado de parecerme que el final no debería ser como es. Sin hacer spoilers quiero deciros que es como si me dijeran que alguien va a venir hoy a las cinco y resulta al final, cuando son las cinco, que no eran las de hoy sino la cinco de mañana. Pues es guay que llegue la persona, pero la sensación es de frustración y de un poquitín de estafa. Esa es la idea con la que me he quedado yo.
Por lo demás, ya lo he dicho, los personajes, incluido el difunto, me han parecido interesantes tanto por ellos mismos como por los recuerdos literarios que me han suscitado. Por otra parte, la trama es ágil y tiene las conexiones muy bien definidas, no así el final, pero es que es difícil rematar. Y, finalmente, el estilo del autor es estupendo, sabe como hacer contrapuntos entre el humor y lo serio, con un lenguaje muy fácil de llevar y que nos invita a seguir leyendo. Espero que os animéis con ella.

Enlace: http://ellibroenelbolsillo.b..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}