InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8492865318
Editorial: Editorial Periférica (09/05/2011)

Calificación promedio : 3/5 (sobre 1 calificaciones)
Resumen:
Estamos en Inglaterra. En un día de marzo del año 1930 o 1931. Dolly se va a casar con el hombre equivocado, mientras Joseph, uno de sus jóvenes amigos —o «algo» más—, se debate entre detener el enlace o huir de todo aquello, entre declarar su amor o callárselo para siempre. Una madre escandalosa y una hermana alborotadora; familiares excéntricos y amigos muy singulares; sirvientes de la vieja época y una antigua casona en el campo... Personajes y escenario de una «... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (1) Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 19 febrero 2020
Admito que, para mí, Precioso día para la boda fue película antes que libro, y por esa razón tuve muy claro desde el principio que quería que cumpliese la premisa de clásico con adaptación cinematográfica dentro del reto de Todos los clásivos grandes y pequeños. Hoy en día puedo contar con los dedos de las dos manos las películas que tengo tiempo de ver al año (y no sabéis lo que sufro por ello), pero durante buena parte de mi vida he sido una devoradora contumaz cinéfila, y estaba al día de las producciones británicas (mi ojito derecho) de una manera más eficiente que si viviese en las mismísimas islas (no creo que os extrañe mucho esto). Así fue como, allá por 2012, vi Cheerful weather for the wedding. Después de su visionado fue cuando me enteré de que era la adaptación de una novela publicada en los años 30 y que en España podía encontrarse de la mano de la editorial Periférica. En aquel momento no me hice con él; sí lo hice pasados unos años, pero una mala opinión sobre el libro de una amiga con la que suelo coincidir mucho en gustos dejó el libro en reposo... hasta ahora. Ya no podía dejarlo pasar más tiempo, era su momento. Os comento qué me ha parecido la primera de las dos únicas novelas que escribió Julia Strachey.
Estamos en una casa de campo a principios de los años 30. Dolly va a casarse con Owen de una manera un tanto precipitada, pero las circunstancias mandan porque Owen ha conseguido un trabajo en Sudamérica y deben mudarse en breve. Solo faltan dos horas para el enlace, y la casa es el punto de reunión de todos los asistentes a la boda, en su mayor parte familiares, a cada cual más excéntrico y variopinto. También aparece en la casa Joseph, amigo de Dolly... o quizás hayan sido algo más que amigos en algún momento. Joseph vaga por las estancias como alma en pena esperando el momento en que pueda hablar a solas con Dolly. Necesita unos minutos con ella. El motivo, lo que quiere decirle, lo que quiere conseguir con esa conversación, ni siquiera él lo tiene muy claro.
Precioso día para la boda es el mantra que la señora Thatcham, madre de Dolly, repite sin cesar de muchas maneras distintas durante toda la novela, como si ese buen tiempo exterior tuviese la capacidad de despejar los nubarrones que amenazan los estados de ánimo de algunos de los personajes que se mueven por la casa... Porque pronto queda claro que ese humor encapotado se pasea de habitación en habitación: la madre de Dolly vive en su mundo feliz en el que todo lo que se desvíe un centímetro de su ideal perfecto supone una sorpresa o una extrañeza, los familiares basculan en esa dinámica tan peculiar para cualquiera que haya asistido a una reunión de este tipo y que resulta totalmente desconcertante para quien no pertenece al grupo, los niños alborotan, los criados se emocionan al ver a su señorita camino del altar, el novio no pinta absolutamente nada en la historia, Joseph no hace más que decir tonterías y borderías... y Dolly sigue arriba, encerrada en su habitación, con media botella de ron vacía escondida tras las cortinas y sin aparentes ganas de acudir a su propia boda.
Y es que en esta novela corta, cuya acción transcurre durante esas dos horas previas al enlace, Dolly, la rutilante novia, se hace de rogar y retrasa mucho su aparición, y cuando al fin lo hace eres consciente de los planos diametralmente opuestos que construye la autora dentro de esa casa: los invitados van por un lado, Joseph va por otro y Dolly vive esos momentos en una especie de limbo. Mientras, tú como lector, aguardas con expectación ese posible encuentro entre los dos, anticipas esa conversación, quieres enterarte de qué historia tienen, si eso que siente Joseph es unilateral por su parte, si fue algo mutuo y compartido, si Dolly escuchará lo que tiene que decirle, si Joseph sabrá transmitirle lo que le quema por dentro y si, después de todo, esta historia tiene varios finales posibles o esos planos que os comento arriba son paralelos y jamás podrán cruzarse. Porque en realidad no sabemos nada de ninguno de los personajes, no conocemos apenas nada sobre ellos, y sobre la marcha, entendiendo lo que se dice e intentando entender lo que no se dice, nos abocamos a una empresa imposible de culminar: la de completar un cuadro que fue planeado incompleto desde el principio.
Julia Strachey, la autora de Precioso día para la boda (que fue modelo en su juventud del famoso y rompedor modisto parisino Paul Poiret), formó parte del famoso Círculo de Bloomsbury, más conocido por algunos otros de sus miembros como Virginia Woolf, su hermana Vanessa, Dora Carrington, E. M. Forster o el propio tío de Julia, Lytton Strachey. No me voy a extender hablando sobre este grupo porque es de sobra conocido y esto me puede quedar muy largo, pero sí quiero concretar que estaba formado por intelectuales británicos que eran en su mayor parte también miembros de una sociedad secreta llamada los Apóstoles de Cambridge (creada a principios del siglo XIX y formada por la élite intelectual de la universidad del mismo nombre). Todo muy elitista, esnob y erudito. Pues bien, de publicar a toda esta gente se encargaban Virginia Woolf y su marido Leonard a través de su editorial, Hogarth Press (que empezó como un hobby para luego acabar profesionalizándose). Así fue como Julia Strachey consiguió publicar esta su primera novela (The man on the pier, su segunda y última obra, inédita en castellano, fue publicada casi veinte años después de Precioso día para la boda).
¿Por qué os comento todo esto? Porque no puedo evitar preguntarme qué hubiese sido de esta obra si los Woolf no hubiesen estado detrás apoyándola. Si algo he aprendido o descubierto en estos años sobre este libro es que despierta tanto amor como odio entre sus lectores, y además de una manera bastante polarizada. Y yo, que estaba preparada para lanzarme de cabeza en uno u otro sentido sin medias tintas, me he encontrado navegando entre las dos aguas durante toda la lectura. Una vez finalizado, sinceramente me cuesta tener una opinión tan extrema. No puedo decir que me haya maravillado, pero sí me ha gustado. He apreciado su humor negro (negrísimo en ocasiones), he aplaudido lo rematadamente antipáticos que son todos y cada uno de los personajes y a ratos me ha divertido la dinámica que se produce entre todos ellos moviéndose de una estancia a otra. Pero sí que es verdad que el resultado final es un tanto frío y te deja con la sensación de que la autora te obliga a observar la historia con demasiada distancia como para hacerla tuya. Te gusta porque lo que cuenta te interesa, pero te fastidia que sea tan aséptica; agridulce, sí, tal y como se anuncia en la sinopsis, pero también un tanto frívola.
En definitiva, Precioso día para la boda es de esas novelas que me cuesta mucho recomendar, porque despierta sensaciones demasiado opuestas como para arriesgarse a ello (y además entiendo los motivos de las dos posturas). Es muy cortita, se lee en dos sentadas, pero tienes la impresión de que, aun poniendo mucho de tu parte, la autora realmente no quiere que te acerques ni te involucres demasiado. Repito lo dicho arriba, a mí me ha gustado, pero ya, sin más fanfarrias. Me apetece bastante más revisionar la película que releer el libro, porque la película le da un poco (pero poco, sin excesos) de calor y vida a la historia y rellena (o teoriza con) muchos huecos de los que nunca llegamos a saber nada a ciencia cierta durante el libro.
Terminando y comentando una cosilla sobre la edición, hay algo muy concreto en la primera página que dudo si está bien traducido o no, porque revienta el final del libro. No he podido encontrar el texto original (tenía que comprarlo en físico, y la verdad, no me ha gustado tanto como para eso xD), así que me quedo con la duda de si fue intención de la autora desvelar el final desde el mismísimo principio (cosa que no tendría mucho sentido porque, entonces, ¿para qué marear la perdiz durante toda la historia?) o si está mal traducido ese tiempo verbal. Sea como sea, para mi gusto desvela algo que no debería desvelar.
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: tragicomediaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

¿Jane Austen o Brontë Sisters?

¿Quién escribió «Agnes Grey»?

Jane Austen
Anne Brontë
Charlotte Brontë
Emily Brontë

15 preguntas
64 lectores participarón
Thèmes : jane austen , literatura inglesa , históricaCrear un test sobre este libro
{* *}