InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de RepellentBoy


RepellentBoy
01 febrero 2021
Lo primero que quiero decir es que ya soy fanderson de por vida, porque vaya maravilla de libro. Flipando estoy aún con las 200 últimas páginas. Una de las primeras cosas que me ha llamado la atención es que todo el mundo me decía que al principio era lento y aburrido y no me lo ha parecido para nada. Me flipan los inicios donde se va creando el mundo poquito a poco para que lo absorvas y lo conozcas. Los libros con mucha acción desde el primer momento, tienden a tener el mundo peor explicados y eso suele estropearme la lectura.

El Lord Legislador es prácticamente un dios y el resto de personas y seres que viven en todo lo que toca su reinado, deben seguir sus deseos. Este sistema autoritario lleva repitiéndose durante siglos, ya que su dictador parece ser inmortal. Mientras tanto, los skaa se encuentran en la parte más baja de la pirámide, y viven su vida siendo exclavos de los nobles. Su aparente pasividad quizás solo necesite una llama que prenda. Me flipan las historias donde hay un villano dictador y un grupo de personas que quiere derrocar ese sistema. Me flipa ver como las planes, las estrategias, las alianzas o las traiciones van tomando forma. Y en representar un sistema dictatorial Sanderson ha sido un genio. No solo por la figura del Lord Legislador, si no por todo lo que le rodea.

Lo primero es esa especie de secta religiosa que sigue sus ordenes para imponer su voluntad en el país. Por una parte tenemos a los obligadores, controlando practicamente todas y cada una de las posibles alianzas o acuerdos entre personas. Y por otra, los inquisidores, seres brutalmente poderosos que ajustician a todos los que se salen del camino fijado. También representa perfectamente a esa nobleza que se cree superior simplemente por donde ha nacido y que maltrata a las personas que se encuentran por debajo, en este caso, los skaa. Estos útlimos son el resto de la población, que al no tener sangre noble, están condenados a sevir a los demás. Muy curiosos me han parecido los terrisanos, ojalá se explore más sobre ellos en el siguiente libro. Y por supuesto, los más interesantes, los nacidos de la bruma y los brumosos.

Una de las cosas que más destaca en la novela es el sistema de magia, que me ha parecido además de espectacularmente rico, bastante original. No es que yo sea un experto en fantasía, pero oye, es muy peculiar. Y considero que están muy bien creadas todas las leyes que rigen esta magia. Me ha costado hacerme un croquis el entender que metal empuja y cual tira, cual es pareja de cual, pero es una pasada. ¡Y seguro que todavía aparecen más metales!

Los personajes me han calado completamente. Ese Kelsier, divertido e irónico, que lucha por un mundo mejor, y va a servir de maestro de vida a la insegura y traumatizada Vin. La evolución de Vin es espectacular. Es un personajazo que pasa de niña asustada a heroína. Y lo hace de una manera creíble y mostrada. No como en muchas otras historias que se convierte en heroína en dos segundos. En este vemos a un personaje real con sus claros y oscuros. Vin no es perfecta, todo lo contrario y se muestra muy bien. Además, me ha gustado ver que pese a estar Vin rodeada de personajes masculinos fuertes, el autor no te explica que es fuerte como ellos porque parece casi un tío, algo muy recurrente cuando vemos un personaje femenino que lucha. Ella no es fuerte por ser más similar a un tío, es una mujer poderosa y punto. Pudiera parecer un detalle tonto, pero no lo es, el mensaje que esconde es muy rancio. Y en este caso no es así, y se agradece.

El resto de personajes también me han gustado bastante y considero que todos sirven muy bien para crear una grupo caracterísitico. Todos tienen su porqué en la historia y algo que aportar. Sobre todo me han gustado Ham y Lestibournes (o Fantasma). Y también tengo ganas de ver más de Lady Kliss, que es un personaje que me interesa. le pongo como mini pega que hay pocos personajes femeninos y eso no puede ser, pero bueno, me han dicho que lo va mejorando en los siguientes libros del Cosmere, así que se lo perdono.

Me gusta también encontrar en Sanderson un autor que tenga la capacidad de sorprenderte, y "El imperio final" lo hace en muchísimas ocasiones. He abierto la boca de asombro en bastantes escenas. Además de que disfruto (y sufro) de esas historias donde todo el mundo está en peligro, no solo los malos y los secundarios, que es algo que también pasa demasiado. Con Sanderson pasa como con Jay Kristoff o Martin, todo el mundo puede caer y eso mola, porque te mantiene en tensión. En definitiva, si queréis engancharos con ansias vivas de un libro, leer a Sanderson. ¡A por el resto del Cosmere!
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro