InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Bren


Bren
17 octubre 2019
El que haya leído este libro podrá comprenderme cuando diga lo difícil que resulta hacer una reseña del mismo, no solo porque es tarea imposible hacerle justicia, si no porque además resulta complicado poner en unas cuantas palabras todo lo que representa esta historia.

Una historia que resulta de una complejidad apabullante, compleja en su forma, en su estilo, en las relaciones que ahí se presentan, en sentimientos, ha sido una total montaña rusa para mí esta lectura.

Narrativamente hablando, el libro está escrito con una pulcritud maravillosa, con una prosa y una magia en las palabras digna de alabarse, el ritmo sin embargo lo voy a poner en esa montaña rusa que es resultado de todo lo demás, tiene partes impresionantes, partes lentisimas, partes algo pesadas, nunca se pierde la genialidad de la prosa y la narrativa, pero es un libro difícil de encuadrar en el sentido literario de la expresión.

Es brillante la manera en que Rice maneja la sensualidad, la sexualidad, el erótismo, el amor, las pasiones, no hay una sola escena explicita de sexo y sin embargo hay tanto ahí, tan fuerte, tan crudo y tan retorcido que por supuesto es un libro que si se hubiera escrito en esta época estaría llena de escenas de sexo explícito, Anne Rice no lo ha necesitado para hacer de este libro uno de “solo adultos”, hay cosas tan fuertes y retorcidas que resultan incluso repulsivas.

Sin embargo y a pesar de lo que he dicho, me ha dado la impresión de que estos vampiros una vez convertidos pierden el sentido de género, no son hombres, no son mujeres, son seres asexuados y carentes de visión con respecto a lo que significa ser hombre o mujer, sus pasiones, sus amores, su sensualidad va más allá de eso y me ha resultado fascinante.

Otra cosa que me ha impresionado es que por un lado presenta a los vampiros, como carentes de cualquier remordimiento, sin embargo también tiene esta visión romántica que tanto se ha puesto de moda en los vampiros, que son buenos, que pueden tener el sentido muy definido del bien y del mal y que tienen remordimientos, por supuesto, como he dicho este libro es una montaña rusa, mientras por un lado presenta esto, por el otro imposible darnos cuenta que eso pasa a segundo término, los vampiros que nos presenta Rice solo viven para y por ellos y su sentido de “humanidad” se pierde gracias a su naturaleza, se vuelven egoístas y por mucho son superiores a los seres humanos, por supuesto, los humanos no son más que alimento.

Sin embargo Rice respeta la naturaleza de los vampiros, viven de noche, mueren con el sol, se alimentan de sangre, no son seres realmente malos, pero tampoco son buenos, como he dicho no lo son con la raza humana al menos y sin embargo son vulnerables, algo que, al menos cuando se escribió esta serie, no era común en el personaje del vampiro.

Louis es el protagonista de esta historia, es quien nos va narrando su historia, su paso hacia la vida vampírica, su relación con Lestat, esos sentimientos de odio pero a la vez de necesidad que siente hacia Lestat, esa relación tan tóxica que tienen uno y el otro.

Uno puede realmente odiar a Lestat en este momento, sentir una rabia tremenda hacia sus acciones tan viles, tan bajas, darse cuenta de la manipulación que hace con Louis, la manera en que Claudia entra a sus vidas y las razones que tiene Lestat para incluirla en su pequeña “familia”.

Sin embargo en mi montaña rusa terminé por sentir una enorme lástima por Lestat, terminé queriendo y odiando a Louis, me parece que si tuviera que explicarlo diria que si Lestat no hubiera tenido tanto miedo si no hubiera sido un ser tan solitario que equivocó su manera de proceder, el miedo lo lleva a manipular y manejar mal las situaciones y eso sólo pudo tener el resultado que tiene al final, sin embargo y no creo equivocarme, Lestat tiene mucho por decir todavía en esta larga, larga historia

Louis en este punto me parecía un personaje realmente patético, cuando al principio sentí empatía e incluso me parecía un personaje atrayente llegó un momento en que lo odie por su falta de caracter, pero por supuesto nuestra buena Rice, no iba a dejar de jugar conmigo como lectora como lo hizo con sus propios personajes.

Así pues, tengo sentimientos encontrados con todos y cada uno de los personajes, siento repulsión, odio, cariño, ternura y al mismo tiempo me repelen sus diferentes personalidades, ha sido muy complejo lidiar con tanto, no puedo encasillarlos, simplemente ni son totalmente buenos, ni son totalmente malos, no puedo odiarlos, pero al mismo tiempo lo hago, me dan pena pero al mismo tiempo creo que se merecen lo que les ha sucedido… complejo, ya les digo.
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}