InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de lectoralalechuza


lectoralalechuza
22 julio 2021
La autora nos muestra una vida bastante rutinaria de dos hermanos que terminan quedandose solos, el padre desaparece, la madre muere y la tía los abandona. Se quedan solos en un hogar humilde, en un barrio humilde y la única constante en sus vidas termina siendo la relación entre ellos y la conexión de Cometierra con su don.

En este libro vemos lo que le pasa a cualquiera que busca un desaparecido, la angustia, la desesperación, como agotan todos sus recursos y recurren a todo tipo de personas que les puedan brindar una ayuda, pero también escuchamos la otra campana, la voz de quien tiene el don para poder ayudar y lo que para ellos implica.

“La tierra era el veneno necesario para llegar al cuerpo de María y yo tenía que llegar” Esa frase es un poco la historia que se repite en la vida de Cometierra y de las víctimas, y un resumen muy claro de lo que le supone cada vez que ayuda a alguien. La tierra que tiene que comer para poder ver y también la tierra que hay que remover y excavar para encontrar a las víctimas.

En este caso en particular el don la afecta físicamente porque tiene que comer tierra y sobre todo la afecta emocionalmente porque tiene que ver, ya sea escenas de los últimos momentos de las victimas, o escena desesperantes de aquellos que todavía están vivos y piden ayuda.
La valentía de ayudar no? Porque no se si todos nos animaríamos.

Y la sociedad como a su vez la separa, la margina y la marca como alguien raro, como alguien que implica problemas y como, en este caso, tener una sostén termina siendo tan importante para lograr sobrevivir y seguir adelante en este mundo totalmente horrible.
Me cuesta muchísimo hablar de este libro porque el contenido de la historia es tan vigente que cada vez que quiero escribir algo, enseguida empiezo a comparar con casos reales, y creo, que eso es también el porqué me gustó tanto. Dolores Reyes toca temas sociales que son muy actuales y lamentablemente venimos arrastrando desde hace décadas.

La autora, gran militante feminista, trae a colación un tema muy delicado de la Argentina como son los femicidios, manejamos actualmente índices altísimos de aproximadamente 1 muerte cada 35hs y es una situación muy dolorosa.

El libro comienza con el femicidios de la mamá y luego sigue con las desapariciones, otro gran problema, y que como vemos también suelen ser las victimas personas vulnerables, sobre todo mujeres. Hubo un momento que me impacto mucho y fue cuando el primo de una de las desaparecidas acude a Cometierra a pedir ayuda, y resulta que era policía, y lamentablemente es una situación bastante real, la policía suele llegar tarde en la mayoría de los casos y suele llegar cuando ya hay que buscar un cuerpo.

La vida familiar de esos dos hermanos es un claro reflejo de las costumbres de un sector vulnerable de nuestra sociedad. El consumo de comida chatarra y el alcohol, la falta de perspectiva y ambiciones y cómo termina siendo toda una aventura salir del barrio, se nota mucho la ausencia del estado.

De golpe se quedan completamente solos, y eso duele mucho porque ves como se quedan sin una figura adulta que los acompañe y les de contención, y creo que se refleja en algunas actitudes bastante infantiles que tienen frente a ciertas situaciones. Pero todo esto también fortalece el fuerte lazo que se forma entre los hermanos que son lo único que tienen en sus vidas, el uno al otro, y lo remarco porque me parece fundamental en la vida de la protagonista, ella sabe que vuelve a la casa y tiene al hermano, y también porque en la realidad, en la vida de cada uno, cuando se atraviesan momentos difíciles son las personas que nos importan las que nos van a sostener.

Cometierra es también un reflejo de la cultura argentina, todos hemos escuchado a algún familiar que conoce a alguien o directamente hemos conocido a alguien que tiene algún don para ayudar, es de la idiosincrasia nuestra. Para el dolor de panza la oración de la de la abuela, si estas ojeado llamas a la curandera. En el caso de los que no creen en nada, cuando están en una situación desesperante recurren a todo tipo de recursos que haya disponible, aceptan la ayuda de cualquiera porque en eso consiste la desesperación.

El poner en palabras los miedos más comunes que vivimos las mujeres, no animarnos a salir en ciertos horarios, cuidarnos de movernos por ciertos lugares y sobre todo el miedo a desaparecer y terminar bajo tierra, te hace tener afinidad con la historia porque te identificas con lo que van sintiendo los personajes. Ayuda mucho el modo de la narración, es Cometierra la voz narrativa y la autora aprovecha la oportunidad para hablarnos de una manera bastante distendida y con modismos propios de ciertos lugares.

Me encantó. Me parece que es un gran retrato de la Argentina.

Mención especial a la ilustración de la tapa que me parece hermosísima y es lo que primero me llamo la atención del libro y me distrajo bastante. Lo compre por los colores, pensando que iba ser un poco mas alegre la historia y bueno terminó siendo un baldazo de agua fría.
Dolores escribe hermoso, tiene un escritura muy lírica pero que encubre una historia tan fuerte.
Libro altamente recomendado.
Enlace: https://entreriosylibros.wor..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES