InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de IvanValenciaA


IvanValenciaA
19 julio 2019
Algún día escuché decir a un gran lector, que además es un buen escritor, que un detalle de gran valía en una novela es tener al lector leyendo sentado en el borde de la silla, en esa posición de niño curioso que intenta fundirse con la fuente de su curiosidad. Ese detalle lo logran Arturo y Carlota Pérez reverte en El capitán Alatriste. Esta novela histórica nos acerca a través de los ojos de Diego Alatriste y Tenorio, pero especialmente de Íñigo Balboa -quien es el narrador-, a la España del siglo XVII, con todos sus problemas pero también con sus esplendores a los que se les debe que este siglo sea conocido como el Siglo de Oro. Pero la novela es mucho más que un poco de historia hecha literatura, es además una maravillosa construcción literaria que nos va llevando con sus personajes por las diversas situaciones a las que se ven enfrentados. Una novela llena de detalles, de personajes curiosos, que aumentan su valor y atrapan aún más al lector.

El capitán Alatriste llega a Madrid luego de pelear en la guerra de Flandes. Como todos los hombres de guerra de todas las épocas, sabiendo solo hacer la guerra, busca ganarse la vida lo mejor que puede, se alquila como espadachín en el bajo mundo de la época. En Madrid lo acompaña Íñigo Balboa, hijo de un compañero de batalla del capitán Alatriste que murió en Flandes, y quien ha sido puesto a su servicio como paje. El conflicto en el que se centra la historia inicia cuando se le encarga al capitán, junto a otro espadachín, pasar por los aceros a dos viajeros ingleses que llegarán a Madrid de incógnitos. Las ordenes son contrarias, los que parecen ser nobles poderosos ordenan solamente herir a los viajeros, pero el inquisidor Emilio Bocanegra en complicidad con uno de los nobles, les ordenan asesinarlos a ambos. El asunto es más oscuro de lo que parece y Alatriste lo intuye. Esta intuición lo llevará a desvelar conspiraciones urdidas entre poderosos sirvientes del rey y potencias extranjeras interesadas en que no haya paz entre Inglaterra y España. No seguir las órdenes y poner en evidencia la conspiración convertirán al capitán Alatriste en el objetivo del Inquisidor, del asesino a sueldo Gualterio Malatesta y de algunos poderosos nobles participes de la trama, que lo obligarán a echar mano de su acero para defender su vida en no pocas ocasiones.

Entre tanto, van desfilando por las páginas de esta historia personajes como Francisco de Quevedo junto a sus poemas y su encarnada rivalidad con Luis de Góngora, Lope de Vega y sus comedias que eran aclamadas en todas las capas de la sociedad, un joven pintor recién llegado a Madrid que adoptaría el apellido de su madre -Velázquez- y con él sería conocido desde entonces, aparecen alusiones a don Pedro Calderón de la Barca, a los estilos de vida de Felipe IV y su corte cuyos modos hicieron tambalear al imperio. La ambientación en un Madrid problemático, sucio, lleno de salteadores de caminos y corrupción oficial, pero también el Madrid de los poetas y artistas que hicieron grande este siglo, es tan precisa y vívida que puede olerse la suciedad de sus calles, oírse la algarabía de sus habitantes, la tensión sus ambientes más sórdidos. Estas descripciones de los ambientes, y los pormenores de los combates, la pasión con la que se narran y entre lazan los detalles de la historia, son los que hacen mantener al lector al borde de su asiento.
Comentar  Me gusta         33



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(3)ver más




{* *}