InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Bookworm


Bookworm
26 febrero 2020
Creo que debo empezar diciendo que el que se adentre en esta lectura pensando encontrar algo parecido a la Trilogía Victoriana de este autor, se va a sorprender bastante. Que conste que yo solamente he leído "El mapa del tiempo, aunque tengo la segunda y tercera parte en "espera", y ya os digo que no tienen nada que ver. Imagino que habrá sido muy diferente documentarse para la Trilogía Victoriana que para escribir esta novela. No voy a entrar a juzgar cual es mejor o peor porque creo que va a depender de los gustos del lector, pero en mi caso os diré que aún siendo historias tan distintas en su trama, en la forma en que están escritas y con un ritmo muy diferente de lectura, me han gustado mucho las dos.

Diego Arce es un escritor que tras haber triunfado con la publicación de su primera novela "Sangre y ámbar" protagonizada por "El Monstruo", un siniestro personaje que se dedica a secuestrar niñas y a obligar a sus padres a pasar por una serie de pruebas si quieren volver a verlas con vida, no consigue que el resto de su obra obtenga, ni de lejos, el mismo éxito que su ópera prima. Justo cuando empieza a plantearse seriamente recuperar a su "Monstruo" para una segunda novela, Ariadna, su propia hija, es secuestrada a manos de "El Monstruo", que parece haber decidido escapar de aquel primer manuscrito que guardaba bajo llave, aunque a todas luces eso no sea posible. Desgraciadamente enseguida se dan cuenta de que el secuestrador va a hacer exactamente lo mismo que en "Sangre y ámbar". Si Diego y su mujer Patricia, quieren volver a ver a Ari, él deberá pasar por tres pruebas cada una peor que la anterior, pero ¿será Diego capaz de hacerlo? ¿Y quién es el secuestrador? porque no es posible que un personaje se escape de su novela... ¿o sí?

Como veis solamente el original planteamiento inicial de la novela ya consigue atrapar al lector muy rápidamente y enseguida te metes de lleno en la historia, pero es que además a lo largo del secuestro de la niña y a medida que el tiempo avanza y Diego se tiene que ir sometiendo a las pruebas, el autor nos ofrece la posibilidad de ir leyendo fragmentos de la novela "Sangre y ámbar" , así que en lugar de estar en envueltos en un misterio, lo estamos en dos. Sin duda los fragmentos elegidos para que podamos leerlos complementan perfectamente la situación que Arce está viviendo y además, teniendo en cuenta que la novela escrita por Diego transcurre en la Barcelona modernista de 1913, nos servirá para adentrarnos en esta fantástica ciudad llena de luces, pero también de muchas sombras, donde el trabajo de Gaudí está en pleno apogeo y se puede apreciar en muchos puntos de la ciudad.

Para averiguar el paradero de la niña e intentar que Diego no tenga que someterse a las tres pruebas, tenemos al inspector de policía Rocamora, que asesoró a Diego durante la escritura de su última (e ignorada) novela y que acabó convirtiéndose en un buen amigo de la familia y "tío" postizo de Ari. Nadie entiende qué ha podido ocurrir, quién podría estar interesado en hacerles daño y en llevarse a la niña, así que no les queda más remedio que investigar a todas las personas que forman parte de su vida en este momento e ir yendo hacia atrás en el tiempo buscando cualquier pequeña pista que les lleve hasta la pequeña por muy increíble que parezca y así, durante la investigación conoceremos más a fondo a todos los personajes de esta historia, principales y secundarios y poco a poco nos daremos cuenta de que todos tienen una parte si no oscura, al menos una parte que no muestran a los demás. Hasta la niña diría yo, pero si lo pensamos ¿quién es en realidad completamente transparente? Yo diría que nadie, así que a mis ojos, dibujar así a los personajes los ha hecho más reales.

De todos modos en quien más se refleja todo esto es en Diego, un hombre que ha construido un personaje a medida para sí mismo y que carga desde niño con unos miedos y terrores internos que nunca ha sido capaz de confesar, maquillándolos detrás del personaje que ha decidido ser y que los demás desconocen por completo. Diego lleva muchos años peleando con sus propios demonios y el lector llega a dudar si podrá someterse a las pruebas que "El Monstruo" tiene preparadas para él. Esta situación ¿sacará de él al hombre cobarde que se esconde en su piel o acabará sacando al padre valiente que su hija necesita? Esa lucha interna consigo mismo ha sido muy interesante.

La verdad es que me ha gustado mucho este ¿thriller gótico/contemporáneo? que además también tiene un punto "fantástico". Me ha gustado cómo está escrito (tan distinto a la Trilogía Victoriana), la historia, el ritmo, aunque es cierto que quizás podría haber sido un poco más corto y no habría pasado nada y por ponerle un pero, diría que me cuesta imaginar a una niña de siete años pensando y razonando como esta. Tengo dos sobrinos gemelos de esa edad y aunque son muy diferentes a ninguno de los dos los puedo imaginar pensando ni de forma parecida como Ariadna. Lo que sí me ha gustado mucho es que todo queda bien cerrado, no hay un final abierto que dé pie a una continuación y es que en este punto, y aunque soy muy consumidora de series y trilogías, opino como Rocamora y prefiero un final cerrado y no uno ambiguo como la novela de Arce "Sangre y ámbar".

“A Rocamora no le gustaban los finales abiertos, los desenlaces evasivos que invitaban a pensar a seguir reflexionando sobre lo leído una vez devuelto el libro a la estantería. le parecían un síntoma de falta de inspiración, o de simple pereza por parte de su autor. ¿Tan difícil era ofrecerle una respuesta clara y satisfactoria a quien se había tomado la molestia de leer la hsitoria hasta el final? A Rocamora los finales le gustaban como los casos, cerrados, que pudieran archivarse para siempre y así poder olvidarlos, quitárselos de una vez de la cabeza”.
“... Diego pensaba que los finales abiertos enriquecían la trama, aunque en realidad era el lector quien la enriquecía con sus cábalas”.

Anímate a leerlo y aprovecha para encerrar ese "monstruo" que todos llevamos dentro.

Enlace: https://bitacorademislectura..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}