InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de celeste


celeste
26 febrero 2018
Creo que para hablar de este libro es necesario explicar algunas cuestiones básicas de esta novela y de dónde sacó la inspiración George Orwell. En 1984, el mundo se encuentra dividido en tres grandes estados, Eurasia, Esteasia y Oceanía. Se dice que Orwell intentó plasmar en su novela su visión extrema de lo que podría haber sucedido luego de la Segunda Guerra Mundial, cuando los Nazis fueron derrotados y Estados Unidos, Rusia y el Reino Unido deciden dividir la Alemania Nazi y prácticamente el resto de Europa. En este caso, el Reino Unido, hogar de nuestro personaje principal, forma parte de Oceanía y se encuentra en una guerra constante e interminable con Esteasia y Eurasia, dependiendo de lo que el Partido disponga. Es muy fácil encontrar en 1984 las propias opiniones de Orwell sobre el socialismo, o por lo menos, lo que la Rusia soviética y la Alemania Nazi e incluso el socialismo inglés en realidad representaban, ya que esto se ve plasmado perfectamente en la novela en el totalitarismo y fascismo en el que Londres se ve sumergida. La falta de alimentos y la pésima calidad de éstos, el nivel precario de vida de los londinenses, la constante vigilancia, la propaganda política, la Policía del Pensamiento y muchas cosas más son ejemplos similares a lo ocurrido en el comunismo y nazismo. Ahora, vayamos a la historia en sí.

La novela comienza con nuestro personaje principal llamado Winston Smith, un hombre de mediana edad que trabaja para el Departamento de Archivos, donde básicamente se encarga de “rectificar” información de los periódicos según lo que ordene el Hermano Mayor. Y es que esta es una práctica de lo más común y esencial del llamado Partido, cambiar constantemente los datos de la realidad en la que viven y eliminar cualquier tipo de archivo anterior o rastro que pueda servir de prueba como para que alguien llegue a dudar en lo más mínimo de lo que predican. Y sin embargo, es el mismo Winston quien comienza a dudar cada vez más de la verdadera consigna del Partido, duda incluso de la existencia del Hermano Mayor y decide rebelarse de alguna forma posible ante semejante sistema opresor al que se ve subordinado. Pero la pregunta es de qué forma puede alguien rebelarse ante un totalitarismo tan fanático en el que uno es vigilado las 24 horas del día, no sólo por las demás personas sino también a través de las llamadas telepantallas, televisores que espían en cualquier momento del día los movimientos y el habla de todos aquellos que posean una. Es aquí cuando Winston decide comenzar a escribir en un diario que tiene en su departamento sus verdaderos pensamientos y sus deseos de que el Partido sea derrocado, y también sus ansias de encontrar la denominada “Hermandad”, la cual se cree que es una organización clandestina opositora cuyo fin es el derrocamiento del Partido. Su vida comienza a correr peligro desde el momento en que comienza a escribir en su diario, ya que lo que él está haciendo, actuar en contra del Partido incluso tan sólo sea mentalmente, es denominado “crimental” -crimen mental en nuevalengua- el cual es penado con la ejecución.

Lo que más me llamó la atención de 1984 -además de la trama- es cuán apropiado y relevante son muchos de los hechos descritos en ese libro con la realidad que personalmente vivimos hoy en día. Las menciones de cómo constantemente cambiaban los datos de la realidad, cómo dibujaban cifras totalmente inexistentes respecto a la pobreza, el crecimiento del país, la producción de bienes, es sumamente similar a lo que lamentablemente se vivió por mucho tiempo en mi país. Resulta casi imposible realizar una lectura de esta novela sin analizar el matiz político que tiñe esta historia -siendo éste el punto clave de la misma- y sin compararla con la actualidad de los partidos políticos, en especial los de Latinoamérica, en los cuales podemos encontrar muchísimas similitudes con el Socing -socialismo inglés- de 1984 de Orwell.

Creo que no me queda más nada para agregar. Orwell se ha convertido en uno de mis autores favoritos no sólo por su estilo sino por la creatividad de sus tramas, la forma en que logra relatar varios períodos oscuros de nuestra historia en sátiras que siguen siendo relevantes y lo seguirán siendo en el futuro sin duda alguna.
Comentar  Me gusta         30



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(3)ver más




{* *}