InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Lawerson


Lawerson
08 febrero 2019
A la caza de Jack el destripador es la primera parte de una serie de libros de misterio que parten desde diferentes figuras históricas o ficticias, el primer paso de su autora, Kerri Maniscalco, en nuestro mercado literario, un libro que se presentaba como una historia adictiva y plagada de grandes sorpresas y que, como he dicho, por desgracia no ha sido para mí. Contado en primera persona a través de Audrey Rose, me interesaba un aspecto de la autora que había leído antes de empezar el libro, esa parte descriptiva tan explícita que, sin dudarlo, ha estado presente. Con ello comenzamos el libro, en plena autopsia, en un momento en el que ya ha habido una mujer asesinada de la manera más brutal pero aún sin saber nada de su autor. Así pues, los primeros capítulos servirán de introducción a este Londres mortal y a la vida de Audrey Rose, viendo como ésta, solo por ser mujer, tiene que luchar con los estereotipos que tiene incluso en casa con su padre y su hermano para hacerse un hueco en el mundo de la ciencia, unas primeras páginas que andarán entre el principio de ese gran caso de matanzas con las primeras pistas a investigar y seguir, dándole a la lectura ese toque detectivesco y policíaco que tanta emoción provoca. En ese momento yo estaba muy interesada en la lectura, ya empezaban a surgir teorías que me hacían sospechar de todos y cada uno de los personajes, estaba con cosas que me entusiasmaban, me gustaban, que me tenían atrapada completamente. Sin embargo, creo que la autora desconecta demasiado pronto de todo ese asunto para centrarse en cosas que, para mí, no han tenido gran importancia y me han hecho desconectar totalmente del libro. Pasé de estar pendiente de todo lo que sucedía, de todo aquello que Maniscalco nos explicaba y describía a estar desenganchada de la historia a causa de unos capítulos que, pienso, se extienden demasiado, ocupando gran parte del libro. Me costaba centrarme en la historia porque no había nada a lo que agarrarse, el tema de Jack el destripador queda en el olvido y solo habrá capítulos donde Thormas Cresswell, vestidos, comprar y algunas cosas más del estilo son el pilar central. Es por eso que la lectura se me ha hecho cuesta arriba, Y sí, luego remonta y regresamos a esa oscuridad, volvemos al lado de los asesinatos y de Jack el destripador, algo que me ha devuelto al juego de intentar pillar al culpable, solo que, por entonces, ya estaba todo más que visto, sin llevarme ninguna sorpresa al final con los giros en la trama, con la gran revelación, porque ya se había dejado entrever quién era e incluso la causa de sus actos muchas páginas antes de conocer el nombre.

¿Cuáles han sido mis grandes problemas con este libro? Vamos a comenzar por ahí porque ese intermedio no ha sido lo único que me ha tenido alejada de la historia. Comenzamos por los personajes. Para mí, los personajes son fundamentales para poder estar con ellos ne todas las aventuras o situaciones que van a vivir. Cuando éstos no están bien formados, están expuestos de manera superficial y no se dejan ver claramente, seguir la lectura me cuesta bastante. Y es algo que me ha pasado en este libro. Ni Thomas ni Audrey Rose me han dicho gran cosa, ni siquiera recordaba el nombre de él después de haber leído ciento cincuenta páginas. No me importaban gran cosa, no he conectado con ninguno. Thomas me ha desquiciado, creo que es demasiado arrogante, pasa desapercibido y no me ha llamado la atención, sus comentarios, su manera de ser, de actuar, me han chirriado bastante, como lo tenía todo tan claro sin dudar nada y era siempre la verdad absoluta. En cuanto a Audrey Rose, sí he notado algo más ne ella, como que no se me quedaba tan lejana, pero tampoco ha sido un personaje que me haya entusiasmado. Me gustaba su manera de rebelarse, de no ser la chica que tiene que cumplir con unos estándares establecidos, rompe con lo de "el papel de la mujer" en aquella época. Tiene bien claro lo que quiere y no se rinde, pero luego he visto incongruencias, sobre todo por el final, teniendo a una Audrey Rose algo ingenua, pasando por algo cosas que están delante de ella y sin hacer ninguna conexión entre todas las pistas que hay para ver lo que está pasando con claridad. Y, claro, cuando me fallan los dos personajes principales, el romance que hay tampoco me cuaja. Me ha parecido muy precipitado, lo que llamaríamos instalove. No ha habido momentos a destacar, ni gestos dulces, ni nada. Ha sido un visto y no visto, pareciéndome también indiferente.

El otro detalle que hay que comentar es justo lo que os he dicho antes, que la gran revelación no ha sido en absoluto así para mí. Cuando todo se desvela está todo más que masticado con mucha anterioridad. Creo que Maniscalco no ha sabido llevar de la mejor manera posible esa incógnita, dejando pistas trascendentales, muy visibles y apuntado claramente en una dirección sin caer en la confusión. Todo se hace muy fácil de adivinar si estás atenta a todo lo que te dice la autora a lo largo del vídeo, incluso eres capaz de hacer clic y descubrir hasta el propósito de esos asesinatos, lo que activa ese comportamiento y esos primero crímenes. Sé que muchos y muchas sí que se han sorprendido con la revelación, quiero que tengáis eso en cuenta, que haya podido ver desde lejos quién era el asesino no significa que para vosotros y vosotras sea igual, seguramente os sorprenda gratamente y os quedéis con la boca abierta. La idea en sí está bien pensada y planeada, pero no bien ejecutada bajo mi punto de vista porque ha dejado varios frentes abiertos que ha acabado de un tajo con el misterio.

Lo que sí quiero destacar de la autora es que ha sido muy descriptiva, ha conseguido evocar ese Londres que albergaba unos actos atroces, esa aura oscura, de peligro, de tensión de la gente, el miedo que poco a poco se va haciendo con ellos, y ha conseguido insinuar a la perfección los crímenes con explicaciones muy cercanas y explícitas. Que si al cuerpo le faltan trozo de carnes, que si ahora tiene las tripas desperdigadas, el olor nauseabundo de la putrefacción, la estancia de la muerte al lado del cuerpo... Eso sí lo he disfrutado ya que siempre quiero que nadie se corte, sea directo y muestre sin tapujos lo que hay dentro de sus mentes.

Como conclusión, A la caza de Jack el destripador no ha sido del todo la lectura que esperaba encontrar. Con un inicio interesante, pronto pierde fuelle al centrarse demasiado en aspectos que no aportan gran cosa, con unos personajes a medio desarrollar y un misterio que se resuelve antes de descubrirse, lo que más destaco es la manera de la autora de narrar bien ese mundo de autopsias pero, por ahora, no ha sido un libro que me haya conquistado.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}