InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Mari


Mari
15 junio 2018
Para los que no conozcáis a esta familia tan peculiar, los hombres Malory se caracterizan por ser unos libertinos reformados tras el matrimonio, bastante amenazantes para cualquiera que se atreva a mirar aunque sea un poquito mal a cualquiera de su familia, muy pícaros con los suyos y, como no podía ser de otra forma, todos guapísimos. Vamos, que son todos muy cliché. Bueno, volvamos a Jack. Os decía que hace honor a su apellido... Ella quiere ser tan libertina como su padre y su hermano y me encanta. Sabe perfectamente lo que quiere, tiene la situación bajo control y no se interesa por las convenciones de la época. También cliché en lo que a este género se refiere, aunque sí es cierto que me ha parecido que es un puntito más descarada que las demás chicas de la saga. No es que los clichés me molesten excesivamente en este género porque sé positivamente que me los voy a encontrar; quizás con algunas variaciones, pero al final están ahí.

Ahora bien, lo que me ha gustado y sí que puedo decir que se aleja de otros libros de romance histórico ha sido la relación entre los personajes. Johanna Lindsey nos tiene acostumbrados a un tipo de relación que al principio surge del odio fruto de la atracción y que luego da paso al amor. La diferencia radica es que no he visto en todo el libro la palabra "posesión", "celos" ni derivados. Damon respeta el espacio físico de Jack, quitando un par de besos que se roban mutuamente, hasta que es ella quien decide iniciar algo más. Vale que ella intentara cargárselo un par de veces, pero dejando eso a un lado, no me ha parecido una relación tóxica ni machista, y eso hay que alabarlo, porque en otros libros del género (como los de Terri Brisbin si no recuerdo mal) si que se veía a la mujer como un objeto. Veo cómo se invierten un poco los papeles en este caso. Puede que no mucho, pero sí en pequeños gestos: es la primera vez que leo en un libro de este género en que la chica le coge el culo al chico con la mano abierta. ¡En el siglo XIX! Las mujeres también podemos cogerle el culo a nuestras parejas y no solo al revés, gracias :')

Como punto negativo, decir que Lindsey cae en las repeticiones de siempre, no solo recapitulando la mayor parte de lo que ha pasado en los ONCE libros anteriores, sino también a nivel lingüístico. En serio, no sé cuántas veces ha repetido el tsk. ¡Que se van a quedar sin saliva de tanto chasquear la lengua, mujer! Además, su estilo es sencillo. No es que sea una calidad literaria pésima, pero tampoco de las mejores que he leído.

Enlace: https://wanderingbookreader...
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro