InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Yani


Yani
17 julio 2018
Estuve mentalmente metida en la guerra entre aqueos y troyanos de agosto a diciembre. al menos, no duró tanto como la verdadera (diez años en total). Ilíada es un poema épico extenso y arduo, repleto de descripciones de armas y combates, pero que compensa cada queja con unos pasajes sublimes y una naturalización de personajes que sorprende.

Breve reposición de argumento: Ilíada se concentra en la interminable ira de Aquiles, el mejor guerrero de los aqueos, a causa del robo de su botín, que incluía a Briseida. Por supuesto, en la batalla se va a sentir su falta, a pesar de que entre los griegos hay otros buenos guerreros. Mientras tanto, los dioses luchan en el Olimpo porque algunos protegen a los aqueos (Hera, Atenea, Poseidón) y otros a los troyanos (Apolo, Ares, Afrodita). Zeus inclina la balanza de la victoria porque tiene un plan que, obviamente, no voy a revelar. Podría decir que los veinticuatro cantos son temáticos y los mortales y los inmortales se reparten el protagonismo.

Por su composición oral, hay versos que se repiten muchas veces porque funcionan a modo de “repaso”, así que no tengo ningún motivo para quitar estrellas por eso. También se advierten incoherencias (pequeñas, pero incoherencias al fin) entre una acción A y una acción B, algo que sería imperdonable en un texto escrito. Sin embargo, las fallas no lo hacen menos perfecto. A mí me encantó igual. Hay historias muy ricas que se cuentan en mitad de una pelea (los oponentes hablaban mucho entre sí antes de matarse…), recuperaciones de mitos conocidos y no tanto, heroísmo, crueldad, desesperanza. Lo único que obstaculiza un poco la lectura del libro son las descripciones de las armas, las naves, los ejércitos y algunos combates cuerpo a cuerpo que aportan material para situarse espacialmente, por ejemplo. Y es muy bueno detenerse en ellas porque señalan aspectos culturales, históricos y sociales. El problema es que causan sensación de stand by, como si no fueran a terminar nunca. Afortunadamente, lo hacen. Una vez que se reinicia la acción, hay poco para molestarse y mucho para marcar. Los cantos del final son geniales, fueron una especie de premio a mi paciencia de lectora. A partir del XIX aparecen (y reaparecen) elementos que vuelven todo más dinámico.

Los personajes no están desarrollados psicológicamente. No hay una evolución paulatina de ellos, sino que actúan de forma radical. Aquiles, que rumia su cólera lejos del combate, puede ser tan bárbaro como piadoso, así como también Zeus parece tan omnipotente como amigable. Tal vez los matices no abunden, pero se me hizo imposible no ponerme del lado de alguno de los personajes para esperar que su destino (desde temprano, ellos mismos se van a encargar de avisar cómo y cuándo van a morir) no se cumpla. Por alguna razón, uno ya siente que los conoce y se vuelven naturales, de carne y hueso. Y aprendí que Zeus es implacable hasta cuando Hera lo distrae. Comentario femenino que no quiero omitir y que puede llegar a servir: en esa época las mujeres no eran más que objetos que en el "mejor" de los casos se utilizaban como premios y aseguraban descendencia y, en el peor, eran molestas, necesitaban un par de gritos e impulsaban riñas patéticas. Ese momento ya no se puede cambiar, pero sí se puede tener en cuenta antes de decidir revolear el libro por la ventana. Y además está Atenea como equilibrio, cuyas intervenciones son fascinantes y muy importantes. Las inmortales llevan una ligera ventaja en todo este asunto.

Ilíada requiere tiempo y atención, dos cosas necesarias para no abandonarla y que actualmente los libros se olvidan de pedirle al lector. Se aprende mucho más en sus páginas que en la búsqueda disgregada de algunos mitos y las repeticiones de Homero permiten descansar en algunos puntos para concentrarse en otros. La Historia, la filosofía, la forma de ver el mundo que poseían los griegos es material para un relectura (si es que no lo piden en la universidad, como es mi caso), pero la primera puede hacerse tranquilamente. Lo realmente "malo" de este libro es que lleva a leer más textos antiguos para completar el panorama y mi lista de to read lo está sufriendo (y creciendo).
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}