InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Merysg3


Merysg3
04 agosto 2020
El Gran Gatsby, la famosa historia de un misterioso hombre que sueña con un futuro y amor inalcanzables en el Nueva York de los años 20.

Son muchos los análisis y críticas sobre este libro considerado ya un clásico de la literatura norteamericana, pero es que esta edición ilustrada merece unas breves palabras. Esta edición de tapa dura está súper cuidada, ¡con deciros que me ha gustado hasta el grosor de las páginas y la fuente en la que se ha impreso! (cosas a las que nunca presto atención). Las ilustraciones realizadas por Ignasi Blanch son preciosas, dibujadas en una escala de grises que queda iluminada por el predominante color azul y, en dos casos excepcionales, el amarillo. Esto es curioso porque (no sé si es el estilo del ilustrador o lo ha hecho a propósito) los colores azules y amarillos en la novela son muy representativos. El Señor Gatsby siempre está rodeado de azul y se dice que este color representa esas ilusiones románticas y sueños inalcanzables y, por otro lado, el amarillo y dorado, símbolos del dinero y la alta sociedad que bañan todo el libro. Sólo ha faltado el verde, como símbolo de esa luz verde en el embarcadero de Daisy que representa ese futuro impreciso e inalcanzable. Además, la primera palabra de cada capítulo está igualmente impresa en azul. En resumen, pequeños detalles que enamoran.

En cuanto a la historia, poco nuevo se puede decir a estas alturas. El Gran Gatsby es un clásico que, a pesar de la historia de amor entre Gatsby y Daisy, viene a representar el fracaso y desintegración del famoso Sueño Americano. Fitzgerald nos regala unos personajes superficiales, cínicos, ambiciosos y egoístas que solo miran su ombligo y se mueven por Nueva York y Long Island buscando la buena vida y el placer. Gente de clase alta que personifican una sociedad vacía, con unos valores y moralidad corrompidos por el dinero y las fiestas. Fitzgerald ambienta su novela en tres sitios diferentes: por un lado tenemos el East Egg (gente adinerada de la aristocracia), el West Egg (nuevos empresarios y hombres de negocios que han hecho una fortuna) y el valle de cenizas, donde vive la clase obrera y la gente más pobre. Estas diferencias de clase pueden observarse a lo largo de todo el libro. Todos los personajes centran sus vidas en intentar rodearse de gente adinerada, pero todos los esfuerzos por subir el escalón se ven arrollados, especialmente cuando el amor entra en juego. Los intentos de la señora Wilson con el señor Buchanan, y por supuesto, el señor Gatsby con Daisy, parecen inútiles debido a las diferencias de clase entre ellos. Concretamente, los esfuerzos del señor Gatsby para hacer una fortuna y estar a la altura de su amada desembocan en un final desastroso.

Jay Gatsby, nuestro protagonista, es un personaje que transmite tristeza, anhelo y soledad. A pesar de su riqueza desmesurada que ha conseguido a través de unos negocios desconocidos (probablemente ilegales), todo lo ha hecho persiguiendo el sueño de poder vivir acomodadamente con su enamorada Daisy. al final de la novela, la sensación que deja en el lector es de un personaje solitario en la inmensidad de su casa, en las que daba unas fiestas grandiosas para hacerse notar pero que nadie se preocupaba por conocerlo y, el hecho de que realmente solo podía contar con un amigo o “compañero”, nuestro narrador Nick Carraway. La única persona que ha logrado entender a este personaje tan olvidado en el libro y, a su vez, tan reconocido en la literatura norteamericana del siglo XX. En definitiva, un libro que muestra el vivo reflejo de la sociedad estadounidense llena de fiestas y lujos previos al crack del 29 y la subsiguiente Gran Depresión.
Comentar  Me gusta         40



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(4)ver más




{* *}