InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Claudia


Claudia
08 enero 2019
Hoy os traigo la primera reseña de este 2019 que acabamos de estrenar, y lo cierto es que me gusta que sea de una novela tan especial.


Esta historia llegó a mis manos como regalo de mi amiga Bea, que sabiendo que llevaba tiempo queriendo leerla y que significó tanto para ella, me la regaló a traición un día que nos vimos. Gracias por el regalo, Bea.


Se trata de una novela histórica ambientada en la Segunda Guerra Mundial, pero esta vez no se trata de una historia acerca del Holocausto judío, sino que trata de la vida de dos jóvenes que se encuentran en bandos opuestos: una joven francesa y un joven alemán.


Me gusta la forma en la que el autor ha tratado el tema, con delicadeza y una prosa casi poética, en la que el lector se va a ver trasladado a 1935, antes incluso de la guerra, y más tarde a 1940, viviendo la guerra desde los inicios, siempre acompañado de los dos protagonistas. La forma de describir los lugares, los olores, las sensaciones, los pensamientos y sentimientos de los distintos personajes, la ideología de rebelión y resistencia, el espíritu crítico, la devastación y el amor en tiempos de guerra, serán cruciales para mantener al lector atrapado entre las páginas del libro.


Como ya he dicho, la historia se centra en dos protagonistas, pero también tenemos un antagonista que va a enriquecer la historia.


Por un lado, tenemos a Marie-Laure LeBlanc, una joven parisina que perdió la vista a los seis años. Su padre, Daniel LeBlanc es el cerrajero del Museo de Historia Natural de París, y ella crece rodeada de criaturas marinas, aprendiendo sobre moluscos y leyendo en braille 20000 leguas de viaje submarino. al estallar la guerra, padre e hija se ven obligados a huir a Saint-Malo, una ciudad de la bretaña francesa, viviendo con el tío de Daniel, Etienne LeBlanc, un exsoldado de la Primera Guerra Mundial con agorafobia.

Marie-Laure es una joven inquieta, valiente y con enormes ganas de ayudar a los demás, que se verá atrapada en su nuevo hogar, tras la desaparición de su padre, esperando que la horrible guerra termine, y formando parte de la resistencia.


Por otro lado, tenemos a Werner Pfennig, un huérfano alemán que crece en Zollverein, un pueblo minero, junto a su hermana Jutta en el orfanato de frau Elena, una francesa que vive desde hace muchos años en Alemania.

Desde pequeño, se ve que Werner tiene un gran talento con las radios y la ingeniería de telecomunicaciones, y esa habilidad le llevará a escuchar a un profesor francés que habla sobre ciencia, y le servirá de nexo con Marie-Laure y Saint-Malo.

Werner es un joven inquieto, con ganas de aprender y de ser útil, pero es consciente de que a veces, su cobardía para enfrentarse a las injusticias le lleva a sentirse un traidor.


Por último, tenemos a nuestro antagonista, el Sargento Mayor von Rumpel, un entendido de joyas que busca desesperado el Mar de Llamas, un diamante con siglos de antigüedad, al que le atribuye cualidades mágicas. Es el egoísmo por obtenerlo y curarse así de los tumores que están acabando con su vida lo que le lleva a causar dolor a aquellas personas cercanas a la piedra (que "casualmente" se hallaba oculta en el museo en que trabajaba el padre de Marie-Laure).


Es una historia bella y dura al mismo tiempo, en la que Anthony Doerr nos hará viajar en el tiempo y experimentar una guerra desde una casi imparcialidad, desde los puntos de vista de los diferentes bandos. 

Algo diferente a lo que había leído hasta este momento, pues la mayor parte de novelas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial se centran en el holocausto y en la maldad de los alemanes. Pero, ¿realmente todos los soldados sabían por qué estaban luchando? Es evidente que no, y Anthony Doerr logra plasmarlo a la perfección en La luz que no puedes ver.


Quiero terminar esta reseña con una cita de la novela que logró llamar mi atención y que me gustó, ya que refleja bastante bien la opinión del propio autor sobre la guerra: "La guerra, piensa Etienne distante, no es más que un bazar en el que se compran y venden vidas como si fueran objetos, chocolate, balas o tela de paracaídas".


Si no conocéis esta novela y sois amantes de la literatura histórica, no puedo evitar recomendaros esta lectura, pues es sin duda una de las mejores obras que he leído en bastante tiempo.

Comentar  Me gusta         12



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}