InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de LAKY


LAKY
29 mayo 2021
Lucy Muir es una viuda joven, guapa, delgadita y bajita, “muy poca cosa”. Quizás por esa aparente fragilidad todo el mundo parece querer dirigir su vida. Primero fue su marido, luego las hermanas de éste. Pero ella ya está harta: es una mujer hecha y derecha, incluso tiene dos hijos. No tiene demasiado dinero pero cree que sí el suficiente como para independizarse. Así que decide alquilar una casa fuera de la población donde vivía con su marido. La solución está en un pequeño y bonito pueblo costero llamado Whitecliff. Allí encuentra una casa, Gull Cottage, que es perfecta para ellos. Encima, el alquiler es casi regalado.

Cuando Lucy va a la casa, se enamora inmediatamente de ella. El problema es que en ella hay un habitante indeseado, el fantasma del anterior propietario, un viejo lobo de mar llamado Daniel Gregg. Es por eso que se alquila tan barata. A Lucy le da igual, alquila la casa y se va a vivir allí con sus hijos.

No todo el mundo puede notar la presencia del fantasma, sólo las mentes más sensibles y abiertas pueden hacerlo; entre ellas, la de la señora Muir. Lucy hablará con él y, aunque al principio el capitán quiere asustarla para que se vaya de la casa, Lucy no se arredra: ésa es su casa y un fantasma cualquiera no le va a echar de allí. Poco a poco se van conociendo y apreciando, convirtiéndose en amigos.

¡Qué delicia de novela! Es una pequeña joyita, una delicatesen de esas que te da pena que se terminen. Me ha gustado todo de ella: Lucy Muir, el fantasma, la ambientación, la casa, el estilo tan adorable de R. A. Dick, los diálogos… Los diálogos entre los dos protagonistas son de lo mejorcito que tiene la novela: chispeantes, con un tono de humor que lo impregna todo. Es un libro dulce, tierno, cómodo de leer. Llegas a sentir a Lucy y a Daniel Gregg como amigos y a Gull Cottage como tu casa.

La novela se estructura en cuatro partes que corresponden a diferentes períodos de la vida de Lucy Muir. Como quien dice, la veremos crecer y envejecer. Envejecer en edad porque le acompañaremos desde que es una joven viuda hasta que es una amable ancianita. Crecer como persona. Porque esa Lucy Muir pequeña y débil para los demás, tiene mucho potencial dentro y el fantasma lo sabe. A manera de consejero, le va a ayudar a abrirse, crecer, tomar las riendas de su vida. ¿Que es un fantasma? Da igual, ella y nosotros los lectores lo veremos como muy real.

Los personajes son fantásticos. La señora Muir, por supuesto, pero también el fantasma y los secundarios. Estos tienen un papel muy secundario, incluso los hijos de la señora Muir que, sobre todo cuando son niños, parecen casi un elemento del decorado. Sí que es cierto que ya adultos empiezan a tener más papel y dan bastante juego. Un personaje secundario que destaca sobre los demás es la cuñada de Lucy, Eva. Una mujer soltera que quiere dirigir la vida de Lucy. Es un horror de mujer, qué duda cabe, pero en la novela hace un papelón.

La novela se lee con gusto y facilidad hasta llegar a un final que, en mi opinión, es perfecto. Más tierno y más bonito no puede ser.

Conclusión final

El fantasma y la señora Muir” es una novela de tintes costumbristas con un ligero tono de humor, unos personajes fantásticos y unos diálogos chispeantes que no dudo en recomendaros. Hay una adaptación al cine que, espero, pongan en la tele porque me encantaría ver.

Enlace: https://librosquehayqueleer-..
Comentar  Me gusta         50



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(5)ver más