InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de LAKY


LAKY
10 marzo 2019
Una joven vestida de bailarina de ballet aparece asesinada en un lago. al poco, le tocará el turno a un músico. Y suma y sigue ...

Holger Munch será el encargado de dirigir la investigación policial, recuperando al que fue su equipo. Incluso a Mía Krüger, la especial investigadora que tuvimos ocasión de conocer en las anteriores entregas de esta serie

Una investigación sumamente dificultosa, en la que no hay pistas. Los investigadores se enfrentan a un asesino muy inteligente que, además, parece no seguir ningún patrón en cuanto a las víctimas se refiere. Y, así, a Mía y a Holger se les presenta la peor pesadilla a la que se pueden enfrentar unos policías: que las víctimas sean elegidas totalmente al azar. ¿Será así? ¿o habrá una relación entre ellas que no son capaces de ver?

Este libro es el tercero de una serie de novela negra nórdica. Los personajes son los mismos y su vida personal es importante (sobre todo en el caso de Mía) por lo que es mejor leerlos en orden. Pero, de no hacerlo, no creo que tengáis problemas para entenderlo porque los casos a investigar son independientes (al menos, en principio). Yo sí que había leído los dos libros anteriores, “Viajo sola” y “El búho” pero, la verdad, no me acordaba de mucho. Según avanzaba la lectura iba recordando algunas cosillas porque el autor da alguna que otra pista para que, quien se acerque directamente a esta tercera entrega, no se encuentre perdido.

Como ya es habitual en este autor, el libro comienza fuerte con una especie de primer capítulo que funciona a la manera de prólogo que se sitúa catorce años antes de los hechos principales. Un primer capítulo que pronto olvidaremos pero que habría que leer una vez terminado el libro; ahora sí que lo entenderemos

Una vez pasado esta especie de prólogo (que, para diferenciarlo del resto, está escrito en cursiva), nos situamos en el año 2013 y comienza la historia propiamente dicha con el descubrimiento del cadáver de una bailarina. A partir de ahí lo típico: presentación del equipo investigador y comienzo de las pesquisas.

He de reconocer que tengo predilección por los asesinos en serie (obviamente, en literatura, que no se me asuste nadie). Y ya si los asesinatos son simbólicos, o tienen una escenificación especial, ni os cuento. En ésta hay algo de eso: aunque las víctimas no parecen tener una relación entre sí, hay algo que las une: en los escenarios del crimen aparece una cámara fotográfica y en la lente de la misma un número, distinto en cada caso. Un número que lleva de cabeza a Mía: es evidente que el asesino quiere decirles algo pero ¿qué?

Al equipo investigador ya lo conocemos de las anteriores entregas. Curry, Ylva, Oliver y, por supuesto, Mïa y Holger. Holger es el que dirige a todos pero quien lleva la batuta es Mía. Una policía muy especial, altamente intuitiva y con una mochila a cuestas con mucho peso. Los que hemos leído las anteriores entregas ya conocemos parte de su historia y las causas de su tremenda fragilidad. Los que no las hayáis leído, las descubriréis aquí porque el autor nos cuenta lo esencial para que todo el mundo se pueda hacer una idea cabal de quién es Mía y por qué es así. Un personaje carismático sin duda. Y un tándem perfecto el que forma con Holger. Bueno, en realidad el equipo al completo es perfecto.

El niño en la nieve” es una novela negra escrita a ritmo de thriller. En ella abundan los diálogos, los capítulos son muy cortos, la intriga se mantiene constante y el ritmo es muy rápido. Es de esos libros que se leen sin darte cuenta y que te proporcionan un par de ratos de lectura muy entretenidos. Por supuesto, no faltan las sorpresas y los giros inesperados. Y a este respecto, el único “pero” que le pongo a la novela: es imposible adivinar quién es el o los asesinos. Pero no porque el autor sepa mantener el misterio sino porque, realmente, el lector no tiene la posibilidad de hacerlo, no tiene todas las cartas. A mí me gusta que me sorprendan pero también me gusta pensar que, si hubiera estado más viva, podría haberlo adivinado porque todo estaba ahí (aunque fuese apenas sugerido). Aquí, creo que ni Sherlock Holmes, Poirot y miss Marple juntos hubieran podido adivinarlo. Pero bueno, no deja de ser un “pero” pequeñito que no me ha impedido disfrutar de una estupenda lectura.


Conclusión final

El niño en la nieve” mantiene el nivel de “Viajo sola” y “El búho” y hacen de ésta una serie muy recomendable. Si os gusta la novela negra nórdica, no os la perdáis.
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
Comentar  Me gusta         20



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(2)ver más




{* *}