InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Claudia


Claudia
01 abril 2020
Una vez más descubro que leer a Jane Austen es un auténtico acierto. Tras haber leído otras novelas de la autora, Orgullo y prejuicio suponía mi gran pendiente.

Ya he disfrutado en diversas ocasiones de las adaptaciones cinematográficas de esta novela, pero deseaba conocer más a fondo la trama y los personajes, y eso solo era posible adentrándome en las páginas de esta obra, que ha logrado conmoverme y fascinarme.

En todo momento, la prosa de Jane Austen muestra una clara inteligencia por parte de la autora, así como su frescura e ingenio. Queda claro que poseía un pensamiento adelantado a su época, y que esta novela hay que leerla conociendo el contexto en que fue escrita.

Es cierto que ciertos diálogos y pensamientos de los personajes pueden resultar chocantes en la actualidad, pero ya se ve una clara crítica en esta obra al engreímiento por pertenecer a cierta clase social y cómo el orgullo y los prejuicios pueden nublar el juicio y destruirlo todo.

La trama resulta amena y entretenida, con claras descripciones y diversas tramas dotadas, en mayor o menor medida, de romanticismo. No solo se tratan las relaciones de pareja, sino las diferentes clases de amor que una persona puede llegar a albergar, así como un claro llamamiento a mostrar que el desear instruirse y poseer inteligencia es siempre mejor que centrarse en la superficialidad de una efímera belleza.

Sí se puede catalogar esta novela como romántica, pero también como una clara crítica social llena de puntos de humor, que llevan al lector a no sentirse cansado o saturado. Si bien es cierto que al inicio la trama transcurre de un modo lento, se agiliza conforme se acerca la parte final de la obra.

El inicio de la obra con ese diálogo entre los Bennet ya deja claras las personalidades de los padres de Elizabeth Bennet, indiscutible protagonista de esta obra. Apreciamos cómo el señor Bennet resulta un hombre inteligente (y, a mi parecer, divertido), frente a su frívola y vulgar mujer, que desea casar bien a sus hijas y presumir ante todos sus conocidos.

Resulta curioso ver cómo se presentan las diferentes personalidades de todos los personajes con mayor o menor relevancia, cómo se ven claras evoluciones en muchos de ellos y cómo, pese creer conocerlos, pueden llegar a sorprendernos. A fin de cuentas, uno nunca llega a conocer del todo a los demás, ¿cierto?

Los diálogos que se dan en la novela están muy bien trabajados, resultan entretenidos (o vergonzosos cuando han de serlo), esclarecedores y del todo interesantes. Enriquecen la novela y la dotan de una mayor agilidad.

Resulta también chocante cómo son las cinco hermanas Bennet. Si bien Jane, Elizabeth y Mary son inteligentes y han deseado recibir formación, Kitty y Lydia prefieren coquetear y gastar en sus caprichos antes que sentarse frente a un libro.

Jane y Elizabeth son las más sencillas e inteligentes de las hermanas, poseen gran belleza (especialmente Jane) y sensibilidad. Pero es Elizabeth la que destaca entre todas, como protagonista de esta historia, siendo audaz, testaruda y con unos ideales muy claros. Su sentido del humor, optimismo y su capacidad de escuchar, la convierten en una persona agradable, interesante y con mucho potencial. Ver cómo su opinión puede variar gracias a su mentalidad abierta y cómo está dispuesta a dejar su orgullo a un lado, ha resultado todo un descubrimiento.

El otro claro protagonista de esta historia es Fitzwilliam Darcy. El señor Darcy aparece como un hombre apuesto y extremadamente orgulloso. Sin embargo, se trata de un personaje con una gran personalidad y mucho más complejo de lo que se deja ver a simple vista. Es, sin duda, el que experimenta mayor evolución.

Los celos, la envidia y el deseo de aparentar ser mejor de lo que se es, va a destacar negativamente en muchos de los personajes de esta novela, en una sociedad que muestra más falsedad y propósitos egoístas que un sincera preocupación por el prójimo y la amistad. Es por ello que, cuando un personaje no se muestra atraído por la codicia, destaca tanto y suele sufrir ante los ataques de aquellos que solo piensan en sí mismos.

Orgullo y prejuicio no es una novela que simplemente entretenga o distraiga al lector, sino que le lleva a pensar y a meditar acerca de lo que en ella sucede, y con grandes diálogos, observaciones y críticas que no van a dejarle indiferente. Una novela atemporal que siempre merece la pena leer.
Comentar  Me gusta         70



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(6)ver más




{* *}