InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de librosxdoquier


librosxdoquier
06 mayo 2020
A pesar de la juventud de Álvaro Arbina (1990, Vitoria-Gasteiz), éste ya cuenta con un gran reconocimiento dentro del mundo literario y se le augura una larga y prolífera carrera. Hasta ahora, Álvaro Arbina había publicado dos novelas históricas muy sólidas “La mujer del reloj” que transcurre a lo largo de los cinco años que duró la guerra de la Independencia (1808-1813) y “La sinfonía del tiempo” ambientada en distintas guerras del siglo XIV. Con su tercera novela, “Los solitarios”, Arbina cambia absolutamente de registro y se adentra en el mundo del thriller sin renunciar a su característica capacidad para desarrollar a los personajes y los escenarios.

Antes de reseñar esta novela, creemos conveniente realizar un apunte para que luego no os llevéis ninguna sorpresa. Aquellos que estéis pensando en leer “Los solitarios”, no os dejéis llevar por el hecho de que en su portada indique que se trata de un thriller porque desde nuestro punto de vista, no es así. “Los solitarios” no es una novela con un ritmo trepidante que permita devorarla mediante una lectura voraz de sus capítulos sino que es un thriller menos convencional que precisa de una lectura más sosegada y concienzuda para que el lector se pueda enganchar.

Álvaro Arbina sitúa la trama de “Los solitarios” en uno de los lugares más recónditos e inhóspitos del planeta, las montañas de Canadá, donde la Tierra aún es como cuando se creó, donde parece que la acción de hombre no ha llegado si no fuera porque en medio de toda esta naturaleza, como caída del espacio, existe una casa, un cubo compacto y perfecto, de diseño postmoderno y biosostenible dotada con todo tipo de acondicionamiento y víveres. Hasta allí llegarán, juntos y de la única manera posible, nueve personas que no se conocen entre sí pero que todas ellas recibieron una carta y una fotos de sus hijos universitarios donde les invitaban a reencontrarse con ellos después de llevar un tiempo sin tener noticias suyas. Sin embargo, está ilusión se esfuma rápidamente cuando encuentran la casa vacía y diez días después, todos ellos han muerto en terribles circunstancias y de diferentes formas.

Al frente de la investigación encontraremos a Emeli Urquiza, una vasca de carácter fuerte y una inteligencia y seguridad ilimitada, y su ayudante Francis Thurmond, un afroamericano alto y silencioso que dibuja la escena del crimen, ambos miembros del DIC, Departamento de Investigación Criminal de la Central Federal de Maryland que recientemente habían sido trasladados a ese paraje ártico para colaborar, únicamente durante tres semanas, como asesores del DIC y que se van a tener que enfrentar a la resolución un puzle con diez víctimas y muchos secretos guardados.

Si algún aspecto sobresale por encima de otros en esta novela, es el enorme trabajo de documentación y desarrollo que ha hecho Álvaro Arbina con los personajes de la novela. Ya que en esencia, podemos decir que “Los solitarios” es una novela de personajes donde el autor hace el ejercicio enorme de crear muchas personalidades muy diferentes. Todos vienen de diferentes lugares del globo terráqueo y con realidades muy diferentes, con psicologías, culturas, vidas y formas de ver el mundo muy dispares, con trasfondos sumamente diferentes y pasados algo oscuros: un inmigrante senegalés, un político ruso y narcisista junto con su fiel compañero de batallas, un matrimonio neoyorkino, una mujer inglesa con un trastorno de la memoria, un veterano alcohólico de la guerra de Afganistán, una mujer mexicana con un coeficiente intelectual superior a la media y un español.

Álvaro Arbina emplea para “Los solitarios” un narrador omnisciente a través del cual nos revela esta complicada e intrigante historia que, dividida en ocho partes y sesenta capítulos cortos, se mueve por dos espacios temporales: en el primero asistimos a la investigación de los crímenes cometidos en dicha casa y en el segundo, el autor, mediante algunos flashbacks conoceremos las vidas de las víctimas acontecidas años atrás mostrándonos los suficientes datos para hacernos a la idea de como son y nos narrará los sucesos ocurridos en la casa.

Resumiendo, “Los solitarios” no es un thriller al uso pero sí que es una novela que cuenta con una estructura compleja y bien planificada donde sale a relucir toda la maestría de Álvaro Arbina, lo que permitirá al lector disfrutar de su maravillosa y pulcra prosa, de una lectura ágil, de unos personajes retratados a la perfección, de una trama potente y de un desenlace imprevisible, inteligente y muy original.


Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}