InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Editorial Berenice


Libros populares ver más


Críticas recientes
Shorby
 07 diciembre 2019
El circo del Dr. Lao de Charles G. Finney
Ilustrado por Boris Artzybasheff.



Si hay un tema que me llama la atención para animarme a leer un libro, es el de los circos de la época de los años 20 y 30, del palo de Freaks (excelente película… de hecho fue tras verla cuando me interesé por esta temática); así que, según vi este y quien lo editaba, ya me tenían metida en el bolsillo.



Bueno, esta se ambienta alguna década más tarde, pero sigue estando dentro del rollo Freaks.

Si bien es una novela muy cortita, lo cierto es que contiene mucha información. No hay capítulos marcados, si no una sucesión de escenas que van transcurriendo casi al mismo tiempo –detalle que no es especialmente importante a la hora de leerlo ni entenderlo, no te pierdes en ningún momento aunque no estén marcados esos saltos temporales ni de personajes-; empezando por que nos encontramos en la América profunda de los años 50, más o menos, y continuando por un extraño anuncio que llega al periódico local, traído por un señor chino bajito y muy raro. El anuncio dice que en un par de días el circo del Dr. Lao visitará la ciudad, con desfile y todo, así que la gente está como loca.



Se nos presentan diferentes personajes mediante sus lecturas de dicho anuncio, tanto los periodistas que trabajan en la redacción, como los agentes de seguridad del pueblucho donde se desarrolla todo y por supuesto, los habitantes del mismo, que hay de todo un poco.

El caso es que todos esperan elefantes, leones, payasos y demás variedades y lo que se encuentran es algo totalmente diferente, pues ya en el desfile ven que no es el típico circo al que están acostumbrados… y desde luego es un circo de lo más raro. Pero como el ser humano es cotilla por naturaleza (y, sin ofender, que es un pueblo y ante la novedad, ya sabemos), evidentemente van todos.



Junto con la gente que alucina con lo que ven sus ojos, sin saber si son montajes o no… o dudando de lo que afirman unos y otros, vamos caminando tras ese desfile, visitando las casetas y haciendo un recorrido entre tantas variedades, viendo personajes como un fauno, una quimera, una esfinge, una medusa, una sirena, (¡ojo!) un perro verde, un adivino con más años que Matusalén… y un largo etc. que poco a poco nos va presentando el Dr. Lao, contándonos sus historias, cómo les atrapó y haciéndonos todo un recorrido por la mitología más clásica y variopinta. Aquí ya me terminó de tocar el corazoncito.



La verdad es que no es terror al uso, no hay sucesos que inspiren tales sensaciones, pero sí tenemos que tener en cuenta la época en que se escribió, a principios de siglo, por lo que aunque no tengamos sustos, sangre o asesinos, sí estamos dentro del género, siendo una parte que me gusta mucho de éste. Quien haya visto la peli que nombraba al principio creo que me entenderá.



Es una lectura que he disfrutado mucho, la forma en que está escrito es bastante sencilla, sin florituras ni nada brutal a destacar, al igual que cómo está narrado todo, pero me ha gustado mucho cómo se van sucediendo acontecimientos, cómo vamos adentrándonos en las distintas historias de cada personaje, aunque sea brevemente o cómo desemboca todo.



Si os gusta o llama la atención la temática, creo que deberíais darle la oportunidad a este clásico tan desconocido, además las ilustraciones le vienen al pelo y se lee en una o dos tardes.
Enlace: https://locaporincordiar.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Kansas
 06 diciembre 2019
Wylding Hall de Elizabeth Hand
Windhollow Faire es un grupo de folk rock a quién su manager reúne en una mansión apartada (Wylding Hall) para que se concentren y motiven,y asi crear su próximo disco sin distracciones. Durante su estancia el lider de la banda, Julian Blake, desaparece y nunca más se vuelve a saber de él. A raiz de este episido nace un culto obsesivo por esta banda de música, con fans peregrinando a Wylding Hall, webs en internet barajando que podría haberle pasado al lider, convirtiendo la desaparición del cantante en un auténtico misterio que ha perdurado desde los 70 hasta la actualidad. Cuando empieza la novela, un documentalista reúne a los miembros de la banda para entrevistarlos y de alguna forma investigar lo sucedido y es en estos diferentes puntos de vista, versiones de la misma historia, dónde puede que esté la explicación al misterio.



Elizabeth Hand ha creado una novela con una atmósfera apabullante, se mire por donde se mire la ambientación que crea es lo mejor de la novela: la combinación de reunir a un grupo de músicos en esa mansión de pasillos interminables, jardines laberinticos y personajes casi permantemente en el limbo (ya sea porque estén colocados o por las sensaciones que Wylding Hall les transmite, mientras la leía me remitía también a “Last Days” de Gus van Sant) es lo que hace esta novela una brisa de aire fresco en el género. A priori está considerada una novela de terror y/o misterio, pero ese encasillamiento de género tampoco funcionan con esta autora, porque es ante todo una novela coral con una atmósfera casi onirica que se sale un poco de lo habitual.



Una novela puramente gótica, con personajes casi sonámbulos y atmósfera entre sueño y realidad que me ha gustado, pero sobre todo por la forma en que escribe Elizabeth Hand, siempre imprevisible y con referencias musicales (Nico de la Velvet Underground o Nick Drake como referentes a dos de sus personajes) y al mundo artistico. Aviso que los que vayan buscando un thriller al uso o una novela de terror tipica con argumento cerrado se podrán llevar una decepción porque esta novela de Elizabeth Hand es ante todo una experiencia diferente y arriesgada por esa narración coral y porque la autora le deja suficiente espacio al lector para que imagine más allá de sus páginas. Premiada con el Premio Shirley Jackson 2016 de novela breve y siendo ya la segunda novela que leo de esta autora, confieso desde ya que adoro a Elizabeth Hand.
Enlace: https://kansasbooks.blogspot..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Carampangue
 01 diciembre 2019
Aguas calientes de Francisco Raúl Cáceres Anillo
Raúlo Cáceres (el seudónimo de Fernando Raúl Cáceres Anillo) es un chiflado integral. Dibujante y guionista de comics de profesión, intelectual por vicio y pornógrafo por amor a la diversión, ha conseguido escribir y dibujar una novela gráfica absolutamente inclasificable. A él y a los dementes de sus editores se les ocurrió llamarlo "pornografía sagrada", y la verdad es que es un acierto: es el epígrafe menos inadecuado que se me ocurre.





La historia mezcla mitos de diversas épocas (romanos, íberos, tradicionales españoles, cristianos de la época de los templarios, incluso orientales o vinculados al fenómeno UFO) con una muy creativa lectura de Carl Jung, con la historia y geografía de la sierra española, con curas y monjas pecadores y apóstatas, y además con penes, pechos y vaginas a cada paso de la historia. Se ve que Raúlo disfruta dibujando senos turgentes y miembros grandes y venosos, y que es feliz poniéndolos en las situaciones más escabrosas posibles, y mezclándolo con diversas historias, algunas propias de los personajes, otras vinculadas al psicoanálisis, la historia o la mitología.





La trama parte con la doctora Melania, una reputada (y reputísima, por confesión propia) psicóloga, la cual debe viajar a Aguas Calientes, un pueblito perdido en la sierra española, a buscar a su ex-alumna, amiga y amante Sara, quien estaba allí investigando un misteriosísimo caso de comportamiento sexual desatado, público y desvergonzado entre los beatos del pueblo. La joven doctora Sara se pierde, y será misión de Melania encontrarla, así como intentar descifrar el misterio del pueblo.





Poco a poco irá encontrándose con vestigios de cultos precristianos, de la adoración de la Madre Tierra en distintas formas: irá encontrándose con una extraña enfermedad que hace que las personas tengan un comportamiento hipersexualizado (incluso para los estándares de la doctora Melania), con extraños rumores, con pequeñas leyendas locales (la Marimanta, el Macho Lanú, un duende pirómano), con una banda de heavy metal rural y con unos misteriosos tatuajes y piercings campesinos, èstos con la figura de un cerdo.





A medida que avanza la historia, iremos adentrándonos en los mitos, iremos conociendo diferentes trastornos psicosexuales, y habrá mucho folleteo. Pero mucho. Habrá todo tipo de variaciones y perversiones en la ruta (curiosamente se verá excluida la homosexualidad entre varones: pero de todo lo demás habrá y en abundancia). La historia consigue amarrar todos sus nudos, y terminar siendo coherente, pero su lectura resulta agotadora.





Raúlo elige unos diálogos sumamente densos, explicativos, y todos los personajes hablan como catedráticos: recibimos magníficas pero cansadoras clases de Jung, mitología y de historia de España cada dos por tres. Eso, sumado a un dibujo barroquísimo, lleno de detalles, y con una estructura de viñetas a veces alejada de lo que uno espera de un cómic (me recuerdan a la estructura de las páginas más alocadas de La cosa del pantano, de Alan Moore), hacen que la lectura sea densa. No se dejen llevar por las tetas apuntándonos a la cara: se trata de un libro muy intelectual.





En fin. Una lectura abigarrada, densa, llena de ideas. Un libro estrictamente para adultos. Un rapto de atrevimiento máximo, que se arriesga a dejarnos descontentos a todos. Un libro contra el que hay que luchar, al que hay que tenerle paciencia (Raúlo cabezota e insufrible), pero que bien vale el esfuerzo. El autor, porque nos ha exigido mucho, mucho nos dará.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
{* *}