InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Kakao Books - Libros por la Diversidad

Kakao Books, una editorial juvenil con perspectiva de género y LGBTI+.

Libros populares ver más


Críticas recientes
Xenia
 04 junio 2021
Los chicos del cementerio de Aiden Thomas
En esta historia conoceremos a Yadriel, un chico nahualo, y que tiene poderes especiales. Yadriel es capaz de convocar espíritus , hablar con ellos y liberarlos si es preciso. De ese modo , cuando Yadriel invoca a su primer espíritu , se le aparece Julian. Un chico de su instituto y que al saber que ahora es un fantasma , exige que Yadriel averigüe cómo murió y porque y si sus amigos están bien o no. Pero cuanto más tiempo pasan juntos los dos jóvenes , menos ganas tienen de separarse.

••

La verdad que la novela no ha sido del todo lo que me esperaba. Es cierto que la ambientación es muy top ! Muchas referencias a la cultura mexicana y como se trata el tema de los muertos en ese país. No obstante , el resto del libro y la relación de Yadriel con Julián , ha sido demasiado juvenil para mi gusto. Incluso habían partes del libro que me costaba avanzar 😔. Y aunque el final si consiguió sorprenderme , el resto de la novela me ha dejado un poco fría.
Comentar  Me gusta         20
julycbooks
 26 mayo 2021
Somos las hormigas de Shaun David Hutchinson
En un principio, no conectaba emocionalmente con la historia, pero es uno de esos libros que creció en mí, y me ha dejado pensando largo rato en lo maravilloso que es.



La premisa es difícil de explicar, pero lo único que deben saber es que Henry hace años viene siendo abducido por aliens, que le dan un ultimátum: el mundo acabará en 144 días, y para salvarlo, tiene que apretar un botón rojo. Solo que Henry no está seguro de que valga la pena salvar a la humanidad.



Los temas que toca el libro son varios, y ninguno muy ligero de digerir. Bullying, violencia doméstica, depresión, suicidio. De hecho, la vida de Henry se ve muy marcada por el suicidio de su novio, no solo por haber perdido a alguien a quien amaba tanto, sino por la carga de la culpa de no haberse dado cuenta antes, y la pregunta que lo carcome: ¿por qué lo hizo? Uno como lector sabe que Jesse sufría una severa depresión y que no fue culpa de nadie que se quitara la vida, pero Henry no lo entiende así, por más que otros se lo digan.



Y es que Henry está sufriendo mucho: en el colegio es víctima de bullying, en casa su familia está cayéndose a pedazos, y la pena lo consume. Estamos todo el libro en su cabeza y, si bien resulta frustrante y doloroso, que la historia esté narrada desde su punto de vista nos ayuda a comprenderlo. Henry es maravilloso, me dan ganas de ir a abrazarlo fuerte. Es sincero de una forma en que pocos lo son, nunca dice lo que cree que los demás quieren oír, sino su opinión verdadera. Piensa en el bienestar de los demás más que en la suya propia aunque le cueste reconocerlo; es capaz de ver lo bueno en todos, incluso aquellos que no dejan de hacerle daño, porque le parece que se merecen otra oportunidad. Tiene un sentido del humor extraño, algo macabro. Y, además, puede convertir aburridas explicaciones científicas en metáforas interesantes jajaja.



En cuanto a la trama, la idea de las abducciones me parece sencillamente genial. Para Henry es totalmente cierto, pero yo en lo personal lo veo como una metáfora del propio estado mental de Henry. Las abducciones ocurren en puntos claves de la historia, cuando Henry está pasando un mal momento o teniendo sentimientos encontrados, y podrían ser lagunas en su memoria. Cuando su situación va mejorando, las abducciones se reducen. Además, que las haya tenido desde hace muchos años podría indicar el inicio de su enfermedad, cuando el bullying que ya sufría empieza a afectarlo. Creo que en una relectura podríamos apreciar muchos más detalles al respecto.



Por otra parte, el hecho de que Henry no quiera apretar el botón desde un principio ya nos plantea el conflicto principal de la novela, y más tarde Diego lo deja claro como el agua: lo importante es que Henry quiera apretar el botón, que piense que vale la pena vivir. A lo largo de la historia, va pregunta a distintos personajes si apretarían el botón. La respuesta que le da la mamá de Jesse es sin duda la mejor: ella apretaría el botón porque Jesse creía que no valía la pena vivir y ella se niega a probarle que tenía razón.



Esto es solo un ejemplo de la magnífica construcción de personajes. No solo Henry es complejo, los secundarios tienen vida propia, traspasan las páginas, y afectan la vida del protagonista de distintas maneras. Las interacciones de Henry con su familia y sus amigos lo van moldeando como persona, le van haciendo cambiar de a poco su perspectiva del mundo. Está su hermano Charlie, burlista y a veces estúpido, pero cuando lo ama lo hace de verdad; su mamá, que ha abandonado sus sueños y se ha abandonado a sí misma; la Nana, que poco a poco va perdiendo su memoria y a sí misma debido al Alzheimer; David, un chico nuevo que le trae esperanza y dulzura a Henry; Audrey, una vieja amiga con la que de a poco vuelve a reencontrarse… Cada uno de ellos tiene una historia personal, algo que enfrentar, y cada quien lo hace a su manera. Si bien todas la historias llegan a un cierre, lo hacen de una forma muy natural, no todo acaba bien, no todo acaba, pero algo sucede que nos hace ver un poco de esperanza para todos ellos.



Ahora voy a detenerme en el estilo de escritura. Es uno de los mejores que he leído en un largo tiempo. Principalmente por los monólogos internos y las reflexiones del protagonista, que lo traen a la vida, como comentaba antes, y también por los diálogos. Estos son en muchas ocasiones balas lanzadas directas a mi pecho. Hay palabras de los personajes que no puedo sacarme de la cabeza, ya que fueron dichas en el momento justo, dándole peso a la historia y haciéndome reflexionar. La evolución de los personajes podemos verla también a través de la forma en que hablan, lo que se dicen (y lo que no se dicen) unos a otros, y eso demuestra una gran capacidad de escritura. Otra cosa que tengo que decir es que las descripciones de las pinturas de David tan vívidas que me encantaría pintarlas de verdad, son conceptos fascinantes que a la vez reflejan a los personajes del libro en toda su complejidad.



En cuanto al final, sé que no será para todos, pero a mí me ha encantado que tenga esa pizca abierta a la interpretación.



Somos las hormigas deja un pozo en mí, la impresión de haber leído algo único, cercano y verdadero. La construcción de los personajes, la complejidad de Henry, los temas duros que trata la historia, los diálogos, la pluma del autor y la original trama principal, hacen que este sea uno de mis libros favoritos del año. Una parte de mí quiere salir corriendo a leer el resto de obras publicadas por este autor, pero no creo estar lista para volver a sentirme tan pronto así de vacía y completa, triste y esperanzada, todo a la vez.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
ElRitmodelosLibros
 21 mayo 2021
Los chicos del cementerio de Aiden Thomas
Yadriel es un chico trans y un nahualo, un brujo que puede ver y hablar con espíritus. Cuando los nahulaes cumplen 15 años realizan una ceremonia y se presentan ante la Dama Muerte para recibir su bendición y sus poderes: mientras que los nahualos tienen el poder de invocar y liberar a los espíritus, las nahualas tienen la capacidad de sanar. Pero cuando Yadriel cumple los 15 años, al ser un chico trans, no le dejan participar en la ceremonia.

Yadriel no se rinde fácilmente y para demostrar a su familia y al resto de su comunidad que es un chico y un nahualo, y con ayuda de su prima Maritza, realiza por su cuenta la ceremonia de 15 años y acaba invocando a su primer espíritu, que resulta ser Julián, el chico malo del instituto. Antes de ayudarlo a cruzar al más allá tendrá que descubrir que le pasó.



El libro me ha encantado y es que tiene de todo:



Una trama de misterio con fantasmas que te engancha desde el principio



Unos protagonistas maravillosos: Yadriel y Julián son adorables y muy monos y es imposible no encariñarse con ellos. Yadriel es tranquilo, reflexivo y siempre dispuesto a seguir las normas, al menos hasta que decide romper la tradición y realizar su ceremonia sin decírselo a su familia; mientras que Julián es todo lo contario: es impulsivo, temerario y siempre listo para ayudar y proteger a sus amigos. Los dos son muy distintos pero la relación que tienen es muy cuqui 🥰



La representación LGBT está muy bien tratada. Aunque el protagonista es trans y gay no es un libro con mucho drama, y las conversaciones que tienen Yadriel y Julián sobre la identidad de género son muy bonitas



La ambientación está también muy lograda. Aiden Thomas te empapa de la cultura latina y durante el libro se utilizan palabras y expresiones latinas. Me recordaba un poco a la película de Coco 😆



En resumen: es un libro muy bonito, entretenido y divertido que se lee en nada 💜
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10