InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Leolalluviacaer


Leolalluviacaer
18 octubre 2019
No puedo comenzar esta opinión de mitad de mes ya, sí, ya, sin acordarme de la canción de Mocedades que salía en la serie de dibujos animados, lo sé, no creceré, pero ¿quién ha dicho que quiera hacerlo?


Además es que mientras la canto me acuerdo del recorrido de Fogg (Londres, Hong.Kong, Shangay, Bombay y Singapur, son... ) Y es que no he podido parar de cantar la cancioncita. Hasta alguien que yo sé al que le he pegado la paliza se la ha puesto de tono de llamada para cuando llame (lo que le toca aguantar a una), y es que me trae tan buenos recuerdos de la infancia.


Acostumbrada a leer adaptaciones de Vicens Vives, pensaba que me iba a encontrar un libro más complicado de leer, ya que está datado de 1872. Pero para nada, ha sido un libro muy ameno, y que me ha marcado literalmente hablando.

Y si alguna palabra sonaba rara, para eso estaban los pie de página para explicarnos lo que significada cada cosa, o darnos sinónimos. Detalle que la editorial mima mucho.


Ha sido muy difícil imaginar al Sr. Fog, por no decir imposible, yo seguía viendo un león, pero con el resto de los personajes me pasaba igual, eran los animalitos. Eso sí, he echado mucho de menos a Tico :)


La novela ha sido toda una aventura. Novela de viajes en las que conoceremos muchos lugares del mundo, costumbres, culturas, costumbres, gracias a la educación e inquietudes del autor, pero sobre todo a sus bonitas, que no pesadas, descripciones que efectuaba de todo lo que veían sus ojos en el libro.

Si a eso le sumamos que Jules era un cultureta, sobre todo de la geografía, entre otras cosas, y que le gustaba controlar hasta el más mínimo detalle en sus novelas, el libro geográfica y culturalmente hablando, es una joya de la literatura.



Acercándonos a la trama, al Sr. Fogg no se le ocurre otra cosa que, en el club que frecuenta, apostar que es posible dar la vuelta al mundo en ochenta días.

Y una apuesta de un inglés, es una apuesta. Así que con 20.000 libras y su nuevo Criado Jean Passpartout, emprende la marcha.

Pero no estarán solos, Fix un detective que cree que Fog es un ladrón de bancos, le perseguirá en su intención de detenerlo y llevarlo ante las autoridades, y ver truncada su apuesta.


De los personajes me ha sorprendido mucho el temple de Fog, con el que lo describe Fog. Me ha parecido demasiado serio, vamos, demasiado inglés.


He vibrado, me ha fascinado, me ha encantado conocer la pluma y la historia del autor Jules, que bien viene contada en la introducción del libro.

Todo ello, junto a unas preciosas ilustraciones de Robert Inpeng, y como siempre unas actividades finales de Manuel Otero que, hacen de estos libros una completísima obra digna de admiración.


Y lo siento, pero no puedo evitar despedirme de esta entrada sin dejar de seguir cantando: ¡Son ochenta días nada más, en barco, en elefante, en tren...!"
Enlace: http://www.leolalluviacaer.c..
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más