InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Zairamec


Zairamec
04 agosto 2020
Conozco su historia porque ha sido usada como inspiración y como referencia, en libros, películas e inclusive, hasta en cómic, asi que no creo que exista en el mundo una persona (con temor a equivocarme) que no conozca al Dr Jekyll y al Sr Hyde, sí, ese individuo que tras tomar una pócima desarrollada en su laboratorio secreto, era capaz de transformarse en otro ser, con diferente estructura corporal, pensamientos moralidad y deseo.
Al principio no tenía claro a qué trastorno podría hacer referencia, pero después de leerlo y analizarlo, (y tal vez, ya como muchos saben) R.L. Stevenson uso como inspiración el trastorno disociativo de la personalidad o trastorno por personalidad múltiple, si bien puede que en aquella época no se llamará así y probablemente no se habían identificado muchos casos y hasta puede que él no hubiera escuchado de él, aunque esto último me cuesta creerlo, porque si analizas el personaje, al Dr Jekyll en especial, puedes identificar todos los síntomas y signos asociados a el: la ansiedad por la transformación, el cambio corporal, la pérdida de memoria de la otra identidad, con ocasionales remembranzas, que ha medida que pasaba el tiempo, al aumentar la frecuencia de la transformación, se convertían en recuerdos compartidos, el deseo de una personalidad de destruir la otra, o por lo menos hacerle daño, y sí, la mayoría ven como única solución el suicidio para dar fin a su vida, que sería el homicidio de la otra personalidad. Solo hay un detalle que haría que nuestro querido Dr Jekyll no tuviera un trastorno psiquiátrico, y es que acordé a la
Clasificación actual de enfermedades mentales (DSM-V), estos cambios no puedes asociarse a ningún medicamento o sustancia, y en este caso, todo venía de unas sales que lograron el cometido del Doctor, separar la naturaleza humana del bien y el mal, el otro tema que adora R.L. Stevenson y que es recurrente en sus personajes.
Para el escritor, según he podido ver, todos tenemos una naturaleza dual, una que busca el bien supremo, cumplir normas éticas y morales, y otra, la parte mala, cuyo fin es sucumbir a sus pasiones, a sus deseos primitivos de satisfacción. Todos somos así y somos humanos en la medida que estas dos partes mantienen un equilibrio, el conflicto entra cuando una prevalece sobre la otra y esa era la intención de Dr Jekyll, dejar de vivir en la incertidumbre de no saber cual dominaría en algún momento de su vida, así que ve como única solución dividir su ser, el problema, es que al parecer, lo que más dominaba en el era su aparente parte mala y al quitar el freno que mantenía el equilibrio, sus instintos prevalecieron y no puedo evitar transformarse en su mayor temor, en fin, el Dr Jekyll descubre que siempre fue el Edward Hyde, "el feo rostro de mi iniquidad miraba al interior de su alma".
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}