InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de AlhanaRhiverCross


AlhanaRhiverCross
30 abril 2018
Desde que vi por primera vez esta sugerente y original portada supe que quería leer la historia que escondía dentro sin ni siquiera saber que no se trataba de un libro único, que por lo general es algo que me hace pensarme dos veces empezar una saga. Sin embargo, Nocturna se encargó de hacer que me decidiera cuando organizó un sorteo junto a Espe del blog Letras, libros y más, y tuve la suerte de que me tocara uno de los ejemplares de la segunda parte, El Destino de la Corona, así que ya no tenía excusas para retrasar más esta lectura porque además, después de informarme mejor, descubrí que únicamente se trataba de dos tomos, es decir, una bilogía cerrada. Dicho y hecho porque he leído esta novela en apenas una semana y ya estoy inmersa en su segunda parte. Así que ya os digo de antemano que enganchar, engancha, y mucho, y más con ese final de infarto en los últimos capítulos. Pero no adelanto acontecimientos y voy por partes.

Nos encontramos ante una novela de fantasía histórica, aunque la autora se haya tomado sus muchas licencias como ella misma explica. La magnífica ambientación nos traslada a una Rusia imperial alternativa porque aunque nos describa la bellísima San Petersburgo zarista de principios del siglo XIX, la inclusión de la magia hace que todo lo histórico quede en un segundo plano y sólo sirva como un precioso escenario en el que se va a desarrollar un curioso duelo de magos. Por tradición, los zares cuentan con el apoyo y la protección de un mago imperial que canaliza la magia desde una única fuente en toda Rusia. Esto hace que no sea posible que haya varios magos a la vez, porque tendrían que compartir esa fuente de poder, su magia se vería dividida y sería insuficiente para proteger el imperio y al zar de las posibles amenazas extranjeras. Normalmente no hay problema porque en cada generación sólo hay un mago, con suerte, pero en este caso hay dos. Para decidir cuál de ellos es más poderoso y merecedor del título de mago imperial, se creó el Juego de la Corona, un duelo mágico a muerte en el que el propio zar actúa como árbitro para elegir al mejor, y en caso de que se agote el tiempo sin un claro vencedor, será el propio juego mágico el que decida eliminando a uno de los dos. Con esta original premisa, la historia parte en el momento en que ambos aspirantes a mago imperial están entrenando sus particulares poderes con sus respectivos mentores.

Así conocemos a Nikolái, un huérfano kazajo criado por Galina, una insensible aristócrata que sólo quiere que se convierta en mago para atribuirse el mérito y poder competir con su principal adversario: Serguéi, el mentor y padre de la otra aspirante a maga imperial, Vika. Estas dos parejas de mentores y aspirantes se relacionan de forma muy diferente y la dinámica que se establece entre los cuatro se va desenredando poco a poco a lo largo de toda la novela. Sin embargo, las invasiones de otros estados y los constantes conflictos con el Imperio Otomano obligan al zar Alejandro a iniciar el Juego de la Corona, por recomendación de su implacable hija Yuliana en vista de que su hermano, el príncipe Pasha, no está muy por la labor de ejercer como heredero, ya que no muestra interés alguno en ello y prefiere irse de juerga y a escondidas con su mejor amigo Nikolái. Tanto Vika como Nikolái afrontan de manera muy dispar la durísima competición que se les presenta, porque a pesar de que ambos son conscientes de que llegaría el día para el que estaban destinados, ninguno esperaba que fuera tan pronto ni que les afectaría de forma tan personal.

Así que en la trama fantástica, por un lado tenemos a Vika, una chica muy poderosa que domina la magia de la naturaleza, controlando el fuego o la electricidad, educada de forma más silvestre y que sólo quiere hacer que su padre y mentor se sienta orgulloso de ella por la feliz infancia que le ha dado y para superarse a sí misma no está dispuesta a dejar que ningún sentimiento le obstaculice el camino hacia la victoria del duelo. En la otra esquina del cuadrilátero mágico, con un dominio de la magia más técnico, Nikolái ha crecido falto de cariño desde su madre murió siendo bebé, creciendo en una tribu kazaja y más tarde, siendo subestimado continuamente por su exigente mentora Galina. Para él, el Juego es simplemente la salida hacia la libertad y hacia la posición que se merece justo al lado de su mejor amigo, el zarévich Pasha, futuro zar de Rusia, y quiere conseguirlo para demostrar que todo lo que ha logrado ha sido gracias a sí mismo. Aunque él lleva peor lo de mantener los sentimientos a raya para que no le debiliten la determinación de ganar. Y en medio del enfrentamiento y desconocedor de las identidades de ambos magos, está el inocente Pasha, el príncipe que no tiene ninguna gana de reinar y que siempre se ha sentido infravalorado tanto por su padre como por su hermana pequeña Yuliana, mucho más apta que él para gobernar.

Reconozco que el principio puede llegar a ser incluso aburrido porque apenas ocurre nada más que la presentación de todas las piezas del tablero y un poco la demostración de los poderes que tiene cada uno. Hasta bien entrada la primera mitad no se sabe ni cómo será la mecánica del juego porque realmente no es un duelo convencional con acción y ataques como podréis pensar. No, en realidad es mucho más sutil y tampoco he entendido el sentido de un duelo a muerte de este estilo: (por si queréis reservar la sorpresa, lo oculto en posible spoiler→) los dos se esfuerzan por poner bonita la ciudad con puentes majestuosos, calles decoradas y bancos de ensueño (←fin del posible spoiler). Que como narración visual es impecable, todo hay que decirlo, pero como novela de acción mágica en la que se avecina un final trágico para uno de los dos, no le veo el sentido a una demostración de poderes tan superficial si el objetivo es que quede el más poderoso para proteger el Imperio Ruso. Sin embargo, una vez que se acepta que ese es el tipo de duelo que vamos a ver, al comenzar el enfrentamiento más personal cuando los tres personajes principales interactúan más entre ellos, simplemente no he podido parar de leer.

Parte de de la culpa de esta adicción la ha tenido la especie de triángulo amoroso que se genera con los secretos que hay alrededor de los tres implicados y que en algún momento sabemos que eso no va a acabar bien para ninguno, así que todo consiste en pasar páginas y páginas para saber lo que ocurrirá. Porque también tengo que reconocer que los tres personajes principales me han gustado pero tampoco he terminado de conocerlos porque sus personalidades quedan un poco en la superficie, así que todo el peso recae en la trama. No ha sido un problema para mí porque creo que los personajes en este caso son simples peones para la partida y poco importa que nos caigan bien o mal porque lo que importa es lo que hagan. Sí que es verdad que mejora bastante en este sentido con las relaciones personales, que aunque a veces me han parecido precipitadas o un poco sobreactuadas, nos permiten ver más facetas de Nikolái, Vika o Pasha. Curiosamente, el que mejor me ha parecido que queda definido es el príncipe, que en esta historia debería ser un tercer pilar en medio del duelo de los otros dos protagonistas, pero acaba siendo tan personaje principal como Vika y Nikolái.

Al ir leyendo no tenía muy claro que el estilo de Evelyn Skye me terminara de gustar. Por supuesto, se deja leer y no resulta una prosa densa, pero quizás para mi gusto es demasiado simplona, con frases muy cortas y la plasmación de algunas obviedades que a veces son innecesarias en la narración. Claro que esto sólo llama la atención si nos vamos fijando a conciencia en cómo escribe la autora porque si no simplemente nos encontramos con una narración rápida y sencilla más centrada en la trama que en la forma de contarla. En ese aspecto, los giros argumentales que toma la novela hacia el final pueden ser predecibles o no dependiendo de la imaginación que tengamos, pero lo que es innegable es que nos hacen mordernos las uñas de la ansiedad esperando a que todo se descubra, así que yo no le pido más a una novela de estas características.

Para resumir, es un buen comienzo de historia que a pesar de tener su parte lenta e introductoria, cumple con creces la función de entretener aunque sea bien entrada la segunda mitad del libro además de acelerar el ritmo y dejarnos sin aliento en los últimos capítulos. No me esperaba para nada que la historia fuera como lo que me he encontrado y aún así creo que eso ha terminado jugando a su favor porque ha sido una novela muy visual, con una ambientación muy pomposa y una trama que me ha mantenido enganchada. No me cabe duda de que en la segunda parte, una vez pasada la introducción, todo será mucho más activo y con más profundidad en los personajes, dado que se han quedado en situaciones bastante difíciles, emocionalmente hablando. Así que si buscáis algo original, que se salga un poco de la norma de la fantasía, la disfrutaréis mucho.
Enlace: https://enmitiempolibro.blog..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}