InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de laurass89


laurass89
30 marzo 2019
No es algo ajeno a nosotros lo difícil que es hablar de nuestro pasado histórico inmediato. Todos los días en los medios de comunicación encontramos noticias relacionadas con la memoria histórica o con los acontecimientos políticos de los cuales vemos las consecuencias ahora. Por ello, abordar en una novela esa época, bien sea creando una ficción en ella, o bien dando testimonio de la misma, es algo complejo. Sin embargo, el autor que hoy nos trae aquí lo consigue y logra una inmersión bastante interesante.

Una historia de época, una historia del viene y va

Generalmente, estamos acostumbrados a que las historias que se ambientan en nuestra guerra civil sean las historias de las víctimas, de cómo sobreviven y de lo complicada que es su vida en la clandestinidad. Sin embargo, cuando nos adentramos en la historia de Ruíz Zafón, pronto nos damos cuenta de que la historia se plantea desde un punto de vista diferente, donde la época queda de lado para desarrollarse en la memoria y la investigación del protagonista. Así, el tema de nuestra novela es la época, sí, pero también, y con más importancia, es cómo fue la vida de aquellos que no intervinieron en ella, de aquellos que simplemente estaban.

Así, se nos presenta la perspectiva de un niño que vive en 1945 y que perdió a su madre por una enfermedad. Cuando deja de recordar su rostro, su padre le ofrece un nuevo misterio que resolver y de este modo le lleva a La biblioteca de los libros olvidados. Para Daniel ese lugar mágico y lleno de libros supondrá una nueva motivación que se concreta en la investigación sobre el autor del libro que ha escogido: el libro, La sombra del viento y el autor, Julián Carax.

Con este nuevo impulso, Daniel nos mostrará acompañado de su padre las andanzas por una Barcelona de tertulia de libreros y de la cotidianidad burguesa. Tan apabullado se queda Daniel con ese mundo, representado por la figura de la joven Clara, que abandona su investigación. Sin embargo, cuando cumple dieciséis años algo sucede y abandona todo ese ambiente para entrar en otro muy distinto, la Barcelona de antes de la guerra.

Esta vez de la mano de un mendigo republicano, Fermín, reconvertido en buscador de libros, Daniel retomará la investigación sobre Julián Carax. Así comenzara nuestra verdadera historia que en realidad son dos: la propia historia de Daniel Sempere, no solo de su investigación, sino de su día a día de sus amigos y conocidos; y la historia de Julián Carax que se fue de Barcelona a París huyendo de una sociedad de apariencias.

El recorrido de la investigación

La historia que se nos cuenta será, entonces, la historia de la investigación de Daniel. Esto ofrecerá al lector una narración desplegable que irá ahondando cada vez más en la verdad tras Julián y hasta en la verdad del propio entorno de Daniel. El problema, y es con lo que nos topamos en el grupo de la LC, es que para hacer esto nuestro escritor requiebra mucho. A parte de emplear una prosa pesada en algunas descripciones, hay que añadir que el relato de las diferentes historias, entrecortado y en diferentes versiones, se hace un poco tedioso. Esto lo comprobamos rápidamente cuando llegamos a una de las historias profundas. Por ejemplo, en un momento determinado se nos cuenta la historia del padre del autor, de Julián Carax, y esa historia se da sencilla, directa y con las explicaciones pertinentes. Sin embargo, la historia de Nuria, una mujer que trabajaba en la editorial en la que publicaba Carax, se nos hace pesada y vacía, porque lo que sucede ahí no lleva a ninguna parte. No motiva a nada. Las partes de la novela que se nos presentan vacías de contenido y que simplemente sirven para la ambientación se notan demasiado.

Sin embargo, yo cuando me empecé el libro lo devoré. Sentía que Zafón estaba desarrollando un realismo mágico y esto provocaba que cayeras en sus páginas y entendieras cómo es ese mundo. La decepción vino cuando vimos que, aparte de ser un poco denso, se perdía ese halo mágico. No había magia en el mundo, no había cosas extrañas del destino y sin embargo podíamos creer en ellas. Crece Daniel y eso se pierde. Si se justifica en que en la primera parte encontramos la visión del niño y en la segunda del adolescente, se puede entender. Pero la historia es la misma, lo misterioso es lo mismo. Una buena trama, pero con demasiadas espirales huecas.

Amenaza en la sombra: el punto mágico y la cruel realidad

Ahora bien, como acabo de decir, la trama está muy lograda y en ella encontramos además dos amenazas que dan miedo, que son reales y que Zafón ha hecho que entendamos cómo se daban en la época. Por una parte, tendremos ese punto mágico, representado en el hombre misterioso que ve Daniel desde un balcón de su casa y que quema los libros de Carax. Por otro lado, tendremos a otro de los personajes principales de la acción: el inspector Javier Fumero.

El hombre misterioso será el que nos una la historia con Clara y con el propio Julián Carax, ya que será el que le dé la pista para que, cuando retoma la investigación con Fermín, pueda comenzarla y continuar con ella. La visión de este personaje supone para el lector el terror a lo desconocido, sí, pero también el terror de la vuelta del pasado. En la época en la que se desarrolla nuestra historia, es muy interesante ver cómo, aún huyendo hacia delante, lo que haces es huir de algo que te persigue y esto llegará en el momento que menos te conviene.

Por su parte, el personaje de Javier Fumero es, para mí, el terror absoluto. Aunque esto puede ser un pequeño spoiler, no os preocupéis porque no afecta a la trama importante de la novela. La primera vez que aparece Fumero es en los labios de Clara. Su padre, republicano, es encerrado después de la guerra en la cárcel de Montjuic, en ella sabe Clara que muere, pero después de investigar encuentra que sus últimos meses de vida los pasó siendo maltratado por un tal Javier Fumero. Daniel nos cuenta que este señor es inspector de policía en Barcelona, el terror que le causa es palpable, porque desde su perspectiva de niño piensa, ¿cómo pueden estar los malos entre nosotros?, ¿cómo pueden ser la autoridad? Y el lector reflexiona y siente en este aspecto que el vello se le eriza y que lo que se tapó en aquel tiempo aún hoy sigue sin saberse.
Enlace: http://ellibroenelbolsillo.b..
Comentar  Me gusta         30



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(3)ver más




{* *}