InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Galena


Galena
19 abril 2019
Ya nos encontramos ante la tercera parte de esta gran saga y, es posible que sea, hasta el momento, el libro que más he disfrutado. Lo que se cuenta es muy similar a lo ocurrido en la serie, quizá a través de esta me emocione más al ver a los actores y hayan sacado más provecho de alguna que otra escena, pero me hubiera gustado leerlo antes de verla porque los giros son muy sorprendentes y emocionantes.
Continuamos donde lo habíamos dejado, con el tono anterior pero con nuevas incorporaciones en los puntos de vista, grandes añadidos en algunos casos que trastocan la imagen que nos habíamos hecho de algunos personajes, como el caso de Jamie Lannister. He disfrutado mucho sus capítulos, me han encantado sus peripecias con Brienne y los capítulos de Arya son de los que más disfruto. Es normal que sean de los personajes favoritos por todas las aventuras que viven, Tyron también tiene sus momentos, aunque en Choque de reyes lo disfruté más.
Sansa me ha gustado mucho, sé que es un personaje al que mucha gente le tiene tirria pero aunque comienza siendo una niña mimada, algo normal por como ha crecido, no me parece que eso dure mucho tiempo. Es muy pequeña y si bien es cierto que otros personajes de su edad no reaccionan igual que ella no podemos olvidar que no todas las personas somos iguales, es la gran riqueza de Martin, por otra parte, ser capaz de presentarnos un abanico de personajes tan verosímiles y diversos.
La trama del Muro con Jon no me aburre pero tampoco me encanta, lo mismo sucede con Daenerys, son personajes que a pesar de que ya sé que tienen un papel protagonista y están desde el comienzo no aportan tanta emoción como otros, quizá porque no son tan grises, especialmente Jon. No obstante, el conjunto es muy variado y muy interesante, no me he aburrido con ninguno y quizá sea, de los tres, el libro que más me ha enganchado. He tardado en leerlo porque he estado convaleciente unas semanas y no podía hacerlo, pero por lo demás a pesar de su grosor son novelas que se leen con facilidad si os gusta la temática.
Canción de hielo y fuego es una saga que puede convencer incluso al lector que no es muy fan del género fantástico por su forma de presentar a sus personajes y al mundo en el que viven. Nos convencen de que es real, de que son humanos con dilemas y que se presentan ante decisiones difíciles con consecuencias a veces incluso más difíciles, pero ante las cuales, incluso sabiendo el resultado, ni nosotros mismos sabríamos qué hacer. Las menciones a las comidas, los baños, la falta de higiene, la pobreza o la riqueza, la violencia y otras rutinas del día a día en un mundo medieval nos ayudan a involucrarnos más en la historia, a interesarnos por ella. En ocasiones incluso nos olvidamos de que hay dragones o caminantes blancos porque el elemento fantástico se introduce con delicadeza hasta que llega a convivir en armonía con la parte más política o histórica. Tal vez ese sea parte de su encanto.
Las escenas de batalla o de acción son muy visuales y los capítulos no son largos, de ahí que se lea tan bien. Quizá la pega que pueda ponerle es que aunque me gusta la historia y la narrativa de Martin no consigue que empatice con sus personajes tanto como otros autores. Puede que sea porque cada uno tiene pocas páginas, porque prima el desarrollo de la acción… pero no sabemos con detalle lo que sienten, el autor elige en qué momento mostrar lo que piensa o siente el personaje, no lo hace siempre, así que podemos estar ante una escena de tensión y no saber qué siente en ese momento X personaje porque nos están contando lo que está haciendo o lo que está sucediendo. En contraposición, para mí, está la narración de Rowling en Harry Potter, claro que ahí solo tenemos su punto de vista, pero permite mucho más empatía, lo conocemos mejor de lo que conocemos a estos personajes por este estilo de Martin de darnos un poco de esto y un poco de lo otro. Ahora te muestro el dilema interno de Jamie y ahora no; aquí vemos la emoción de Arya y después solo lo que hace, sin decirnos qué se le pasa por la cabeza ante tal escena… No sé si he llegado a explicarme del todo, lo que quiero decir es que no me emociono tanto como leyendo otros libros o incluso si veo la serie.
En la versión televisiva podemos ver las expresiones de los actores, sus voces o chillidos. No es lo mismo leer sobre una batalla que verla, no se puede narrar todo lo que sucede en una, lo visual, mal que nos pese, a veces gana a la palabra escrita. La Boda Roja me emociona más si la veo que si la leo, por ejemplo, y aunque la escena es buenísima, cuando Jamie y Brienne están en los baños, la interpretación de los actores, pero en particular la de Nikolaj Coster-Waldau con su voz y su expresión, para mí, hace que sea más épica. Es un lujo poder tener las versiones en ambos formatos y aunque entiendo que se hayan separado, no puedo evitar desear que ojalá hubiera seguido la serie el camino de los libros. Todo no se puede tener, eso es así.
Tengo ganas de enfrentarme a Festín de cuervos y Danza de dragones, los leeré en su orden natural aunque muchas personas recomiendan leerlos a la vez. Sé que se consideran, sobre todo este último, libros más densos y quizá «aburridos» pero también sé que hay personajes que afirman que son los mejores que ha escrito el autor. Lo comprobaré yo mismo y volveré para contaros mi opinión. Espero que me entretengan tanto como este y crucemos los dedos porque las predicciones sean ciertas y este verano saga Vientos de invierno, de ilusiones también se vive.
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más