InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Babel


Babel
16 diciembre 2018
Si el primer libro fue una sorpresa, éste mejora a todos los niveles.

Transgresora y provocativa, esta trilogía de fantasía se enorgullece de unos protagonistas que nunca hacen lo que esperas de ellos. Además, ambos príncipes aprecian la belleza masculina, pero eso no quiere decir que se gusten el uno al otro. Quizás la semilla de la atracción bulla bajo la superficie, pero está supeditada a lo que cada uno de ellos representa.

En el primer libro, nos sorprendían con la esclavitud institucionalizada, la agresión física y verbal, dos naciones en eterna animadversión, la traición a la corona y más conspiraciones que siseos en un nido de víboras. En su continuación, abandonamos pues las intrigas palaciegas para embarcarnos en una misión sobre el terreno.

Un contingente de los hombres del regente acompañan al príncipe Laurent y sus leales en una expedición estratégica. Las disensiones no se hacen esperar, con la consiguiente indisciplina y la merma de seguridad. El príncipe vereciano sigue brillando por su belleza gélida y sus ademanes aún más fríos y calculadores. Aunque se guarda algunas sorpresas que le abren los ojos a Damen, el esclavo enemigo, sobre su hermética naturaleza.

Ese duelo de voluntades que mantienen, bajo el velo de la inexpugnable enemistad que les une como grilletes, resulta de lo más estimulante. Si Laurent se mostraba cruel y distante en el primer libro, ahora ostenta su lado más artero en ejercer el liderazgo de esta compañía de soldados heterogéneos en una misión suicida.

La trama no se duerme en los laureles, sino que cambia por completo de localización y lanza a sus dos contrapuestos y extrañamente avenidos protagonistas a una suerte de espionaje de acción. Es trepidante sin perder un ápice de inteligente tensión. Enemistades mortales en el propio reino de Vere se cruzan con el polvorín inminente que supone el precario status quo con el vecino Akielos. Damen es testigo de primera mano del complejo juego de ajedrez que su captor maniobra desde su mente maquiavélica. Y he de admitir que he disfrutado plenamente con sus debates internos de moralidad, eficiencia aguerrida, lealtad a su reino y esa insidiosa sensualidad que le acosa con la creciente cercanía de su supuesto señor.

Es bastante emocionante :o)

Y gráfica. Y bella.

No os arredréis si eso no os encandila porque el argumento es fuertemente estratégico, tal y como indica el título de inspiración ajedrecística (el gambito del príncipe) que alude al sacrificio de una pieza para conseguir una ventaja al inicio de la partida.

Peleas, maquinaciones y golpes de efecto siembran la recta final de la novela. Me ha gustado la evolución de Damen, sus derrotas y victorias al lado de Laurent cambian su visión del mundo y dividen su corazón para siempre. En este punto, nuevas capas de los muchos pactos secretos que se han urdido en contra de los dos príncipes salen a relucir en toda su retorcida gloria. Esta segunda parte está mucho más desarrollada y expandida que la primera, la cual fue un sorbo exótico antes de degustar toda la potencia de la botella.

Sensualidad explosiva, sangre traicionada y estratagemas ocultas al por mayor hasta uno de esos finales que te dejan al filo del precipicio. ¡¿Qué va a pasar ahora?! Me he quedado en ascuas y rezo a un par de dioses para que el tercer libro se publique antes del verano o voy a tener sudores en medio de la estación invernal, ya veréis XD

Un inciso: En la página 35 de la novela, hay una frase en la que se menciona la gasolina, lo cual me deja a cuadros porque ese combustible me resulta impropio en un mundo de fantasía. Me pregunto qué diría el texto original... O_o
Enlace: https://torretadebabel.blogs..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}