InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
>

Crítica de Soraya47


Soraya47
05 November 2021
La filosofía pesimista nos plantea, ya desde tiempos antiguos, que las personas fabricamos nuestros propios infiernos y nos convertirnos en el demonio personal de nuestro prójimo. Los relatos de Nieves Mories narran justamente eso: nuestra capacidad para provocarnos sufrimientos a nosotros mismos y en especial a los demás, lo cual es algo con lo que no podemos dejar de vivir. Los personajes de estos cuentos dan la sensación de aceptar su destino, pero peor aún: se resignan a un destino que más que destino es infierno. Nuestra autora habla aquí de mujeres, de sus iguales, habla de ella misma y de la mujer como víctima. Y aunque cada protagonista intuye su triste final acepta su infierno particular, ese que nadie puede quitarle.

Aquí tenemos dos mujeres cumpliendo su papel en esta obra. Por un lado, nuestra autora Nieves Mories. Ella puede ser sensual y generar espanto a la vez. Las situaciones tan realistas y a la vez surrealistas que nos muestra en estos relatos nos harán delirar junto a ella. Tendremos descripciones de una sutileza bella y romántica, muchas veces barroca, para terminar en situaciones escalofriantes que nos calarán los huesos y nos provocarán una perversa adicción a su lectura. Luego, al final de cada historia hará su aparición Alicia Pérez Gil, que se encargará de darnos una interpretación cabal y realista de lo que pasó en el cuento que acabamos de leer, y sus distintas ramificaciones. Con buen juicio analizará desde un aspecto psicológico y sociológico qué función juega cada personaje, y nos invitará a una reflexión amena que nos servirá para sacar lo mejor de cada una de las historias, provocando en el lector un momento de auténtico miedo en el proceso.

En estos cuentos la que brilla es la protagonista, víctima eterna y perpetua de su agresor, cuya muerte es tan intensa y dolorosa que se siente como si estuviera viva.

En la primera historia, una joven encuentra una especie de Edén junto a un río. ¿Estamos ante una apología del asesinato o del suicidio? La hermosa prosa poética de Nieves nos transportará en una ensoñación etérea, donde nada es lo que parece, mientras acompañamos a la protagonista en su descenso al otro lado del velo.

Seguiremos con una estampa de la belleza, la juventud y el deseo, y cómo estos tres elementos se unen para dar a luz a un horror inesperado e inexplicable. Y de cómo el ansia por poseer un cuerpo puede volver las almas de los habitantes de un pueblo negras como la propia muerte.

En el siguiente relato nos toparemos con un caso de atavismo realmente enfermizo y malsano. Ya que el mar vomitará a una muerta. Nieves despliega toda una estructura patológica de neurosis y obsesiones destructivas, que acabarán con el amor fraternal entre dos hermanas entregadas a su destino final, el océano de agua, y el océano de fuego.

Dicen que un buen amigo es ese al que llamas cuando mataste a alguien y se presenta en tu casa con una pala. O tal vez un buen amigo también sea el que cometió un crimen y tú seas el primero en saberlo. Vamos a conocer el paradigma de matar por amor. Dos amigos compartirán disquisiciones filosóficas sobre la intimidad del arte del asesinato. El tiempo primero los separará y luego los juntará para golpearnos con una revelación, que será como clavos ardientes para nuestras almas.

¿Qué tal si pasamos a una historia de un caserón gótico? Mories crea una novela corta retorcida, sádica y kafkiana, donde la pareja protagonista será prisionera de una casa que vive también, pero en la muerte. Gente de pueblo que teme a la casa, habladurías insanas, secretos lacerantes que se revelarán inconcebibles... Todo transcurrirá como en una pesadilla de la que no podremos despertar, arrastrados junto a los personajes a las entrañas mismas de una casa devoradora de almas.

Prosiguiendo la lectura tenemos el caso de un fantasma muerto en violentas circunstancias, que vuelve a reclamar el contacto con los vivos. ¿Cómo reconocer la fina línea que separa nuestro mundo del más allá? Una madre obsesionada con la pérdida de una hija, una madre preparando una deliciosa limonada. ¿Por qué los limones están putrefactos?

El horror corporal no podía faltar en esta antología, y en el próximo relato tenemos otra chica, una nueva víctima que, como si se tratara de un animal que va a ser sacrificado, llegará a cierto lugar. La vida es un continuo martirio, un sacrificio diario... Que solo puede continuar en la muerte. Porque ella deberá presentar su sacrificio, ofrendarse en cuerpo y alma... Y sobre todo, en cuerpo. Cuerpo cuyas partes pasarán a manos de un matarife muy particular, al que todos, tarde o temprano, conoceremos...

Todas están descalzas. Y desnudas, y laceradas, y golpeadas... Y nos esperan del otro lado. Anhelantes, suaves como la seda, lascivas... Ten mucho cuidado, querido lector...

Maravillosa autora, maravilloso libro.
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Casa del libroAmazon ESAgapea