InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de GuadalupeVazquez


GuadalupeVazquez
23 diciembre 2018
Narración:

Si hay algo que Robin hace bien, muy bien, es ponerse en la piel de su personaje. Sabe perfectamente cómo transportarnos a la cabeza de Traspié, meternos en sus pensamientos y verlo todo con sus ojos. Lo único que no me gusta mucho de ella, o que a veces se me hace pesado, es que usa demasiadas frases largas, muy armadas y decoradas. Pero lo demás, es increíble la manera en que escribe.

Mi opinión:

Después de casi haber odiado la primera parte, Aprendiz de asesino, pensé que también iba a odiar este libro o aburrirme de sobremanera. Que idiota que fui.

Me encontré con un Traspié mucho mayor. A medida que las páginas y la lectura avanzaban, el personaje iba creciendo cada vez más en ellas y se podía ver y leer específicamente cómo maduraba, cómo aprendía, cómo dejaba de ser el pequeño y tonto bastardo que habían llevado frente al rey para convertirse en un hombre. En el hijo de Hidalgo. Creo que este fue uno de los principales motivos que me llevaron a conectar mejor con él: que ya era casi un adulto.

La novela desde el inicio comienza tan vertiginosa que no podés dejar de pensar cuándo van a terminar las tragedias. Desde que empezamos a leer a Traspié, en la novela anterior, lo vemos metido de un lío a otro y esto no cambia en esta parte. Solamente que acá, tiene muchas más herramientas para defenderse. Y sí que las usa.

Algo que me gusta mucho de Robin, es que las cosas se van dando lentamente. le da un tiempo a todo para que suceda, te va mostrando migajas, pensamientos, frases, acciones por acá y por allá. Te va dejando hilvanar tus propias opiniones al mismo tiempo que lo hace Traspié. Las conspiraciones, los acuerdos, las traiciones, todas están ahí, sutiles, pequeñas, y son solo perceptibles porque tanto nosotros como el personaje principal conocemos a quién las realiza y sus intenciones. de otra manera, creo que nos sería bastante difícil verlas. Y eso es lo que me encanta. No hace a sus personajes obvios, exagerados, forzados. Todos están perfectamente construidos, todos se mueven a la perfección, todos actúan de la manera sutil y correcta como si fueran reales. Te van metiendo despacio, en ese remolino, en ese juego leve y cuando te das cuenta ya estás en el centro del remolino y no tenés ni idea de cómo te metiste o de cómo salir de ese lugar. Lo único que te queda es seguir leyendo, seguir avanzando.

Pasé del alivio, a la ternura, a la locura, al miedo, la desesperación y el odio. Cuánto odio. Por todo. Por lo que hacen, lo que no hacen. Por lo descarados, por lo atrevidos. ¡Por Regio, dios, cuánto lo odio! Y amor. Esta mujer nos lleva en un remolino de emociones durante 700 páginas donde te preguntás cómo te puede hacer sentir tantas cosas en un solo libro y cómo pueden suceder tantas cosas.

de nuevo, Robin Hobb sabe cómo narrar y plantear una relación persona-animal. No es muy difícil encariñarse con el nuevo personaje, y conociendo a esta mujer espero que no nos lo arranque cruelmente como suele hacer. Mi corazón no está listo para volver a sufrir aquello. Lo que sí me pareció demasiado... forzado, o rápido, fue su relación con Molly. A pesar de notar que Traspié necesitaba algo a lo que aferrarse, no sé si ella hubiera sido realmente su primera elección. Todo pasó muy rápido, muy veloz, muy de repente, pero al final me daba lástima la pobre y él también.

Y del final ni siquiera voy a hablar porque agarró mi corazón, lo estrujó, lo retorció y luego me lo devolvió con el mismo cinismo que me hizo sufrir todas las páginas anteriores de la novela. No suelo poner 5 estrellas tan fácil, pero creo que se lo merece.
Enlace: https://loslibrosdelosdragon..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}