InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de sanhezped


sanhezped
24 enero 2018
¡Ay de los vencidos! Decía el dicho latino. Porque los vencedores serán los que escriban (y en muchos casos reescriban) la historia. Así ocurrió con la Ley de Responsabilidades Políticas, con la que muchas personas al acabar la guerra fueron juzgadas por apoyar la subversión, cuando en realidad los que se habían rebelado contra el gobierno legítimo no eran ellos sino los vencedores.

Por eso se agradece tanto leer la otra versión de la misma, la contada desde el punto de vista de los perdedores, la de aquellos que perdieron todo: la guerra, su hogar, su país, su familia e incluso la vida. La de aquellos como los define en un momento la autora, los más parias de todos los parias de la tierra, traicionados por todos, vecinos, familiares, compañeros de lucha (encerrados en luchas partidistas), compañeros de partido (abandonados por las altas esferas de partido que bien que se pusieron a salvo), por el resto de las naciones (que no solo no les ayudaron, sino que incluso como Francia los encerraron en playas en las que murieron cientos de ellos). Traicionados por la suerte, traicionados por la vida.



Al igual que con Vázquez Montalbán, Eduardo Mendoza o el propio Ruiz Zafón aunque sus lectores pueda ser universales, son más próximo a los barceloneses por ser Barcelona el paisaje de muchas de sus novelas. Almudena Grandes, escritora madrileña nacida y criada en Madrid, es mucho más próxima a nosotros los madrileños.

Porque Madrid es uno de los grandes protagonistas de la novela, con su pueblo, sus plazas, sus bares con sus tapas. Un Madrid que fue y ya no es, pero al mismo tiempo un Madrid que sigue siendo, que puedes ir reconociendo en cada una de las páginas del libro.



Este libro es volver a los recuerdos de mi padre, apenas un niño durante la guerra, en la que murió enfermo su padre y luego de pena y hambre su madre. Un Madrid bombardeado en el que la metralla hirió a la tía que quedó a su cargo. Una posguerra donde el me hablaba (como lo hace este libro) de la tortilla de patatas sin huevo ni patatas.



Pero este no es un libro de historia, sino de historias, la de los múltiples personajes que la pueblan a lo largo de sus más de 900 páginas y que poco a poco se irán desgranando a lo largo de las mismas. Porque si algo caracteriza a Almudena Grandes es la descripción de sus personajes, que no son meros títeres ni estereotipos, sino gente con alma y sobre todo con una historia que ella se encargará de transmitirnos.

Y en el caso de este libro, la mayor parte de las historias son desgarradoras, tristes, algunas desesperanzadas y otras llenas de fervor y espíritu combativo, de ganas de vivir.

Pero te obligará a tomar aliento cada pocas páginas, porque en algunos momentos sientes que pueden contigo, porque sabes que tanto sufrimiento absurdo fue real, porque sientes el amargo sabor de la derrota de las ideas, la tristeza de la traición.

Y en muchos momentos tienes que parar simplemente para contener esa lágrima que está a punto de saltarse. Pero no quiero con ello decir que sea un libro triste, ni mucho menos, sino rebosante de sentimientos.



Pero la Historia si está presente en él, pues asistiremos a la defensa de Madrid, a la derrota y huida de los republicanos a Francia, a la vida de los exiliados en ese país, a la aventura de la División Azul combatiendo junto a los alemanes de Hitler.

Son un mero telón de fondo, porque no esperes una descripción detallada de los hechos de la guerra civil, ya que no estamos ante protagonistas destacados, sino ante gente común, con historia por tanto comunes. Protagonistas de la Historia, pero no los directores de la misma.



Por encima de todo esto el libro es una historia de amor, una historia como las que hoy ya no encuentras en los libros. Un amor que lo desborda todo y cuya resolución es el motor que te impulsa a seguir leyendo y avanzando en la lectura.




COMENTARIO FINAL


Almudena Grandes se encuentra entre mis escritoras favoritas, entre otras cosas por la forma tan maravillosa que tiene de crear personajes, de dotarles de un alma compleja que veremos como va transformándose a lo largo de las páginas de la novela.

Pero que me encante, no quiere decir que sea una escritora “fácil” de leer. Y especialmente el arranque de sus novelas suele ser algo dificultoso, porque se nos “cae” encima un torrente de personajes, todos a la vez, sin que tengamos tiempo a quedarnos con cada uno de ellos.

Sus novelas además (en este caso especialmente), no suelen ser lineales, sino que están permanentemente dando saltos en el tiempo, saltos que te obligan a estar muy atento a la lectura para no perderte.

No facilita los tránsitos con puntuación o márgenes entre los párrafos.



Pero todo lo anterior, una vez que entras en la novela te da igual, pues está tan cargada de sentimientos, son tantas las historias que te narra, que por otra parte quedan finalmente todas engarzadas, que no puedes menos que hacer un esfuerzo para dejar la lectura, porque hay que dormir y hay que hacer más cosas.



No solo es un libro sobre nuestra historia (aunque la transición apenas aparezca), sino sobre todo una novela de amor, del amor de padres a hijos (no siempre bien entendido) y del amor de un hombre a una mujer, por encima de lo que pueda suponer para su vida, muerta hasta ese momento. Y este tipo de historias de amor, son muy difíciles de encontrar en la literatura actual, por lo que te recomiendo que no te la pierdas.



Lo que no te recomiendo es la edición de bolsillo, porque incluso en la grande, el tamaño de la letra no es grande y está apretadita, con lo que para de bolsillo tendrías que tener muy buena vista.


Cierro con una cita del libro, en la que se transforma una cita de Machado por todos conocida, y a la que se da vueltas varias veces en la novela:

«Españolito que vienes al mundo, vengas de donde vengas, nunca confíes en que te guarde Dios., Guárdate tú solo de las preguntas, de las respuestas y de sus razones, o una de las dos Españas te helará el corazón». (Página 746)


Enlace: http://www.elbuhoentrelibros..
Comentar  Me gusta         40



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(3)ver más