InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de lavidademisilencio


lavidademisilencio
28 septiembre 2019
Sasha despierta un día en un hospital. Desorientada, pregunta qué ha pasado y le confirman que ha dado a luz a su bebé a través de una cesárea de urgencia. Sola, pues su marido parece desaparecido en combate, se enfrentará a unas horas de confusión intentando recomponer las piezas de sus recuerdos para darle sentido a la situación que está viviendo. Sin embargo su meta es clara: tiene que ver a su hija cuanto antes. A pesar de que el personal del hospital no se lo pone nada fácil, termina consiguiéndolo. Ahora bien... ¿Era lo que esperaba?

Mark y ella esperaban una niña... Entonces, ¿por qué está frente a la incubadora de un niño? "Es su hijo" le dicen. Pero ella lo mira una y otra vez y no despierta en ella el instinto maternal que debería. Algo le dice que algo no está bien... Ese no es su hijo. Tiene que hacérselo saber a todo el mundo, tiene que encontrar a su bebé. Pero... ¿Está alguien dispuesto a creerla? ¿Alguien se pondrá de su parte o tendrá que luchar sola?

Después de estudiar medicina y de que un caso de pediatría se torciera, Sasha decidió decantarse por la patología. Desde entonces ha vivido lo suficiente cerca de un hospital como para saber lo fácil que es cometer errores. Lo sabe de primera mano. Esta vez ella es la afectada, pues por mucho que todo el mundo le insiste en que el niño de la incubadora es su hijo, no les cree. Se han equivocado y va a demostrárselo.

Mark, su marido, parece ponerse de su lado y apoyarla en su búsqueda. Sin embargo, poco tardará en dejarse aconsejar por el personal médico y aceptar que su mujer no está en uso de sus plenas facultades. Por ello, lo mejor será internarla en el ala de psiquiatría del hospital.

Contada en presente desde el punto de vista de Sasha y en pasado desde el punto de vista de Mark, No es mío sumerge al lector en una asfixiante realidad en la que la verdad parece esconderse tras cada esquina. Como ya he mencionado ha sido una historia que he disfrutado enormemente y que recomiendo encarecidamente para aquellos amantes del thriller psicológico. Comencemos pues a enumerar lo que me ha gustado y lo que no.

Para empezar, me ha parecido muy acertada la decisión de narrar a dos voces. En este caso, además de ponerte en la piel de ambos protagonistas y así poder entenderlos mejor, consigue crearte más dudas que si sólo estuvieras en la mente de uno de ellos. La autora de este modo confunde al lector y juega con él.

Si algo me apasiona de los thrillers psicológicos es la capacidad que tienen de despertar mi creatividad y hacerme imaginar todos los escenarios posibles. En esta ocasión no podía parar de plantearme nuevas hipótesis e intentar darles sentido con la historia. Probablemente esto último haya sido lo que más me haya gustado de No es mío, que en ningún momento se veían las cosas claras y eso me ha permitido dejar volar la imaginación como lectora.

En cuanto a los personajes, nos los presenta de una forma muy intimista. La narración en primera persona nos ayuda a vivir en su piel sus miedos y preocupaciones y también llegamos a percibir el peso que tiene el pasado para cada uno de ellos.

Además de las dos voces, el ritmo es sofocante, los días pasan muy lento y eso es vital a la hora de empatizar con la protagonista. La historia transcurre en unos pocos días pero para cada uno de ellos hay dedicados unos cuantos capítulos, lo que hace que el tiempo le pese al lector tanto como le pesa a Sasha en el hospital.

Otro aspecto que he encontrado a resaltar es lo bien que consigue la autora meternos en la piel de la madre y, sobre todo, que nos cuenta la maternidad desde distintos puntos de vista. A través de distintos personajes podemos ver cómo viven la maternidad mujeres en diferentes circunstancias. Es la primera vez que leo una historia donde se habla de la depresión post-parto y creo que la autora hace un gran trabajo de divulgación. Sin embargo, y esto es algo que me ha faltado en la historia, se ensalza muchísimo el ser madre sin tener en cuenta que hay mujeres que no quieren serlo. Está claro que la trama gira entorno a la relación madre-hijo y al bonito vínculo que se crea entre ambos. Sin embargo, todas las mujeres que aparecen en la obra quieren tener hijos, de forma más o menos desesperada, pero todas ellas lo ansían. Ya que la autora ha sido capaz de plasmar diferentes realidades y diferentes maneras de vivir la maternidad, hubiese sido aún mejor si hubiese tenido en cuenta que ser madre no está entre las prioridades de todas las mujeres.

Respecto a la maternidad, me ha fascinado que también saca a relucir el duro camino que a veces conlleva el querer tener un hijo. Trata, por ejemplo, de la infertilidad y de cómo ésta puede afectar a la vida en pareja; la obsesión en la que puede derivar el querer quedarse embarazada y también habla de otras opciones a tener en cuenta si todo esto falla (in vitro).

Otro tema muy presente en la obra es la culpabilidad que sienten las madres constantemente. Me ha parecido muy acertado expresar a través de Sasha la presión social que sienten las mujeres por ser las mejores madres que puedan ser. La protagonista vive su día a día con un gran peso en los hombros y siente culpa incluso por situaciones que no puede controlar.

Por último quiero recalcar que he advertido una crítica ante la tendencia a ignorar la palabra de una mujer y tacharla de histérica, depresiva o simplemente dudar de sus capacidades. Esta crítica puede extenderse, por desgracia, a otros ámbitos más allá del mencionado en la historia como puede ser, por ejemplo, la violación, donde siempre se cuestiona la voz de la víctima.

En cuanto a lo que menos me ha gustado, probablemente sea el final. Me ha resultado un buen desenlace y en general estoy satisfecha con él, pero terminé el libro teniendo la sensación de que había frentes que no se cerraban, aunque también puede deberse a la gran cantidad de hipótesis que generé y que tuve que ir desechando a lo largo de la lectura.
Enlace: http://lavidademisilencio.bl..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}