InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Yani


Yani
27 octubre 2018
Encontré pocas cosas que me gustaron de este libro, pero son lo suficientemente buenas (desde mi perspectiva, claro está) como para que no pasara a integrar mi lista negra de una sola estrella. Es un 2.5 que no quise redondear hacia arriba porque he leído inicios de series mejores. Una equiparación hubiera sido algo injusta.

Bianca es una chica de dieciséis años a la que se le ocurre fugarse de la escuela en donde sus padres (que además son profesores en el mismo lugar) la anotaron por su bien, porque ya no sabe en qué idioma decirles que no quiere asistir allí. A tres o cuatro páginas de haberse escapado, se produce el primer encuentro con Lucas Ross. Como se imaginarán, la muchacha se obsesiona con él después de sólo haber conversado durante cinco minutos. Además, tiene pelo broncíneo. Imposible no enamorarse de él, ¿no? Así que terminan volviendo a la escuela y después los capítulos giran en torno a tres temas: 1) Lucas, 2) la marginación de los alumnos nuevos y diferentes y 3) Lucas.

No hay sorpresas, y ese es uno de los puntos débiles. El giro que da la trama cuando sucede lo que sucede para que todo se revele es forzado y, por ende, brusco. Algunas cuestiones que se presentan como agujeros en el argumento después terminan siendo claves de un segundo a otro, algo que hizo que pensara si eso estaba calculado por Gray desde el primer momento o si ella misma se dio cuenta de sus incoherencias e intentó salvarlas como pudo. Me inclino a lo segundo porque soy desconfiada.

La narración en primera persona la lleva Bianca. Para poder dar una idea de las consecuencias que esto tiene en el libro, podría decir que es igual a leer la perspectiva de una Bella Swan un poco más irritante. Las frases repetitivas, sobre todo las relacionadas con el aroma de Lucas y las sensaciones que él le produce, cansan. No es un buen recurso para un libro que casi carece de momentos entretenidos y tiene demasiadas escenas cliché. La escritura no me pareció muy buena (hay una exageración en el uso de palabras que supuestamente usan los más jóvenes), pero tampoco fue un desastre.

Lo que me gustó tiene relación con dos personajes que mencioné mucho en mis status: Balthazar y Raquel. Balthazar no tiene muchas vueltas, porque desde que aparece uno capta que es el tercero en discordia. Pero no molesta, tiene las mejores frases de la novela (si es que hay algunas) y lee a Henry James. Raquel, por otro lado, despertó mi curiosidad desde el minuto uno. No es la típica amiga enérgica de la protagonista, ni siquiera genera un balance con ella. Raquel es la verdadera rara de la escuela y tiene más matices que Bianca, así que espero que en la continuación de este libro tenga más protagonismo. Hay muchos personajes que deambulan y que pueden “levantar” el libro, pero necesitan que la autora los desarrolle. Porque, siendo sincera, Bianca y Lucas son insoportables y planos. Muy planos.

En conclusión, Medianoche es un libro que acumula muchas fallas en los lugares en donde se podría haber diferenciado de otras historias de este género. Es predecible, los personajes principales no aportan ninguna originalidad y la trama cobra interés cuando aparecen personajes periféricos.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}