InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Pinky


Pinky
07 noviembre 2018
Hace tiempo que tenía curiosidad por conocer más sobre la relación entre Francis Scott Fitzgerald y su esposa Zelda Sayre y sus vidas, y gracias a Masa Crítica, Babelio y Gatopardo Ediciones he podido adentrarme en ella.

Ante todo indicar que la edición es preciosa y muy cómoda para su lectura.

Casi todo amante de la literatura conoce a Fitzgerald como el autor de El gran Gatsby, su obra más conocida. Sabemos que en su obra plasmó parte de su vida en común con su esposa, y que dotó a muchos de sus personajes femeninos con parte del encanto que ella desprendía. Sobre Zelda sabemos mucho menos, y gracias a obras como esta, en la que se nos muestra a ambos y cómo fue su relación, podemos ver el todo y comprenderlos mejor.

Este libro no es una biografía al uso. No se limita a contarnos la vida de Fitzgerald o de Zelda, sino que nos relata también la biografia de su relación. La relación de amor, atracción, fascinación e incluso a veces de odio que mantuvieron a lo largo de su vida.


Él, de origen humilde, obsesionado con gustar a los demás y con ser un triunfador; ella, una niña mimada y consentida, adorada por todos pero con un abismo interior pugnando por salir y devorarla. Dos caras de una misma moneda. Dos hermosas criaturas que brillaban con luz propia, causaban sensación y eran adoradas por todos.

Cuando se conocieron, Fitzgerald quedó prendado de Zelda inmediatamente, de su manera de moverse por el mundo, cual mariposa, bella, cautivadora, efímera. Zelda quedó embriagada por él, por su prometedor futuro, por las cartas que le enviaba y los regalos con los que la colmaba.

El comienzo del éxito de Francis como escritor y su matrimonio con Zelda fueron juntos de la mano. Todo era maravilloso, eran la pareja más adorada y envidiada. En los locos años veinte, ellos encarnaban el ideal. Eran guapos y famosos, embelesaban a todo el mundo, gastaban dinero a espuertas y eran los invitados estrella de todas las fiestas.

El desenfreno, el despilfarro y las deudas, los llevaron a emigrar a Europa con el fin de continuar con su ritmo de vida en lugares más económicos pero llenos de glamour.


Fitzgerald escribía un cuento tras otro por la necesidad imperiosa de dinero. Ese dinero que duraba tan poco en sus manos pero que era tan necesario para poder vivir la vida que siempre había deseado y que Zelda requería.


Pero pronto la felicidad en la que creían que iban a vivir eternamente se vio truncada. Los desecuentros, las peleas y el hastío hicieron mella en su relación. Zelda comenzó a obsesionarse con el baile, hasta tal punto, que desencadenó una enfermedad mental latente, la esquizofrenia. Fitzgerald aumentó su consumo de alcohol, hasta el punto de ponerse en evidencia en público y de creer que si no bebía era incapaz de escribir.

Esto marcó el comienzo de la entrada y salida de Zelda de hospitales psiquiátricos. Ella acabó apoyándose en la escritura, y lo que escribía generaba interés, por lo que Fitzgeral, celoso, intentó evitar que sus escritos vieran la luz.

El declive al que habían llegado los distanció aún más, acabando sus días separados y siendo la sombra de lo que fueron.


Pietro Citati consigue en poco más de cien páginas, a través de pinceladas y de una forma casi poética, cautivarnos con la historia mítica del auge y caída en desgracia de esta enigmática y arrolladora pareja.

Para los admiradores de la obra de Fitzgerald y para los interesados en conocer más sobre su vida es una lectura imprescindible. Y para los que no lo sean o desconozcan a este grande de la literatura, con la lectura de esta magnífica biografía, conseguirán adentrarse en su mundo y que les entren ganas de leer algunos de sus escritos.
Enlace: https://misgrandespasiones-r..
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}