InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de MariaT


MariaT
18 octubre 2018
¿Qué pasaría si de forma repentina comenzaras a viajar en el tiempo? Si de manera abrupta y sin que lo puedas controlar, te ves arrancada de tu realidad para aparecer en una época donde el color de tu piel te condena a ser una esclava, a no tener derechos. ¿Cómo habría sido tu vida si te hubiese tocado nacer en la época de la esclavitud? Hoy quiero hablarles de otra de mis lecturas para el #LeoAutorasOct: Parentesco, la aclamada novela de Octavia E. Butler que Capitan Swing ha editado por primera vez en español con la extraordinaria traducción de Amelia Pérez de Villar.

“La última vez, al volver a casa, perdí un brazo. El brazo izquierdo. Perdí también un año de mi vida, aproximadamente, y buena parte de la comodidad y la seguridad que había tenido —y no había valorado— hasta entonces”.

Publicada originalmente en el año 1979, Parentesco nos cuenta la historia de Dana, una escritora afroamericana que, sin poder controlarlo, empieza a viajar en el tiempo y se ve arrastrada desde la seguridad de su hogar en 1976 a una plantación de esclavos en Maryland antes de la guerra de Secesión. El primer viaje le permitió salvar la vida de un niño que estaba ahogándose, y duró pocos minutos, aunque para su marido, Kevin, que la vio desaparecer en casa para volver empapada, solo transcurriesen unos segundos.

En su segundo viaje, Dana se da cuenta que regresa para ayudar al mismo niño al que salvó la primera vez: Rufus, el hijo de un dueño de una plantación de maíz repleta de esclavos. Un joven con cierta tendencia a meterse en problemas y a ponerse en riesgo. Tratar de entender qué desencadena los viajes y por qué es tan importante mantener a salvo a Rufus la lleva a descubrir que su vida y la del niño están relacionadas. Que es su antepasado y que su propia existencia y la de su familia depende de él. Así que, socorrerlo, más que una elección, se transforma en una obligación que no puede eludir.

“Y yo era, probablemente, el peor guardián que podía tener: una negra cuidando de él en una sociedad que consideraba a los negros seres infrahumanos, una mujer en una sociedad que trataba a las mujeres como si fueran eternamente niñas”.

Pero salvar al chico que terminará por transformarse en un esclavista, implica que Dana debe permanecer más tiempo del que a ella le gustaría en un lugar que le es hostil. al no tener control sobre cuándo o cómo volver a su época, se ve obligada a hacerse pasar por esclava. Su color de piel la condena de forma automática a ser una propiedad más, algo de lo que los amos pueden disponer para realizar todo tipo de tareas. Y aunque ella y Rufus llegan a una especie de entendimiento porque saben que ambos se necesitan, Dana empieza a experimentar de primera mano el miedo y las injusticias a las que todos los esclavos eran sometidos. Hay pasajes verdaderamente aterradores, porque no solo eran la violencia y los latigazos los que hacían sus vidas miserables, sino la falta de opciones. Que, por ejemplo, por capricho puedan vender a tus hijos o separar a tu familia y no podías hacer nada si no querías morir.

Parentesco no solo nos habla de los problemas raciales, también pone de manifiesto las dificultades a las que se enfrenta Dana por ser mujer, y no solo cuando viaja al pasado y es solo una esclava más, sino también en su presente, en su matrimonio con Kevin, un hombre blanco que también se dedica a escribir pero que parece que a veces no está buscando una compañera o una igual, sino una asistente. Dana además posee una familia que no la apoya en sus elecciones, ni a nivel profesional o en su vida amorosa, con expectativas que le hacen más daño que bien. Es una joven que ha tenido una vida difícil repleta de trabajos temporales precarios pero que ni así estaba preparada para el horror que le tocaría sufrir al verse transformada en esclava.

“Para dar a una persona un trato brutal no es preciso pegarle”.

Viajes en el tiempo, la esclavitud experimentada de primera mano, relaciones complicadas y dolorosas… Historia y ficción se mezclan de forma única en una obra desgarradora que deberían estar leyendo. Octavia E. Butler logra con una maestría singular crear personajes complejos y hacernos partícipes de sus miedos, anhelos y frustraciones. Vivimos en un mundo donde el racismo está lejos de ser erradicado por completo y novelas como esta nos ayudan a entender nuestro pasado y las cicatrices que ha dejado. Solo espero que Parentesco sea la primera de las novelas de Octavia E. Butler que se recuperen y que pronto más editoriales se animen a publicarlas. ¡Las necesitamos!
Enlace: https://inthenevernever.blog..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}