InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de GuadalupeVazquez


GuadalupeVazquez
27 noviembre 2018
Narrativa:



Ray Bradbury escribe de una manera magnífica. A pesar de ser un libro relativamente "viejo", su prosa es amena y fluida. A diferencia de otros libros tediosos y recargados en frases, Bradbury nos cuenta exactamente lo que sucede. Más allá de eso, su prosa está cargada de filosofía y reflexiones. Profundiza en todas las cosas que a veces son necesarias profundizar, pero nos callamos la boca porque son muy dolorosas de aceptar.



Mi opinión:



Fahrenheit 451 es mi libro favorito. Probablemente influyó mucho el hecho de que lo leí en la secundaria, en Literatura, analizando cada frase que leíamos. Y es uno de esos libros que creo que todos deberían leer. Fahrenheit 451 es un libro escrito hace mucho, pero que siempre va a ser actual.

Habla sobre todo lo que alguna vez vi y critiqué en el mundo: las cosas mundanas, el llenarnos la cabeza con cosas sin sentido, el ocupar nuestro tiempo con cualquier cosa con tal de no pensar, el hacer todo rápido y automatizado, el trabajar solo para hacer dinero. El no disfrutar. El no vivir. Cada uno de los personajes te muestra y enseña algo. No hay ningún personaje de relleno, o que no debería estar. Algunos son lo que uno querría ser, otros los que no querría ser. Pero todos te hacen abrir los ojos, de la buena o mala manera.

Fahrenheit 451 nos presenta un mundo totalitario, una distopía desagradable donde están prohibidos los libros pero, principalmente, están prohibidas las cosas que ellos conllevan: pensar. Bradbury nos presenta una sociedad devastada, donde todos están embobados por las "personas en la pared" -¿celulares?- y viven todos los días de su vida hablando con esas personas inexistentes. Con esas imágenes que están y no están. Se llenan la cabeza con lo que ven en la televisión, con el deporte, con la basura que les transmiten, con personas, fiesta, alcohol, pero no profundizan. A pesar de tener esposos/as, hijos/as, familia... no son nadie entre sí. Meros desconocidos que comparten un hogar. Viven una vida de superficialidades y soberbia donde los propios habitantes se creyeron tanto el discurso del gobierno que juzgan y critican a aquellos que muestran un atisbo de pensamiento o profundidad.

Montag es un bombero que, en vez de apagar incendios, los inicia. Él quema libros. Pero se siente fuera de esa sociedad, fuera de ese mundo. Anhela poder comunicarse con su esposa, tener una relación con ella. Anhela tener amigos. Anhela poder ser más. Vive deprimido, nostálgico, con miedo...

Lo que más me gustó es el final. Sin dar spoilers, me agradó el hecho de que no finaliza como cualquier fantasía YA actual donde los super héroes derrotan un gobierno establecido hacía muchos años. No, Fahrenheit 451 no termina así. Termina crudo, y real. Termina de una manera devastadora, pero al mismo tiempo hermosa. de nuevo, sin dar spoilers, Montag descubre una mejor manera de luchar contra ese gobierno: se convierte en libro. Porque ellos podían quemar todos los libros que quisieran, pero nunca podrían borrar sus recuerdos.

En fin, nuevamente lo recomiendo. Prometo que después de leer este libro no van a ser los mismos, de una buena manera espero.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}