InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Wonder Ponder

WONDER PONDER es un sello infantil de TRAJE DE LOBO SL , radicado en Madrid y especializado en "Filosofía visual para niños".

Libros populares ver más


Críticas recientes
MarcaLaPagina
 29 noviembre 2020
Mundo cruel de Ellen Duthie
Wonder ponder no es un libro. Es más bien un juego. Consiste en unas fichas en las que por la parte delantera te exponen una situación y por la trasera te hacen una serie de preguntas de diferente complejidad para que pienses y razones sobre la situación expuesta.



La mayoría de las fichas muestran situaciones de desprotección al débil, ya sean niños, animales o ancianos.



Las preguntas no son fáciles de responder para un niño, tienes que acompañarlos en su lógica, dejar que piensen y se expresen sobre la pregunta que siempre te arroja un debate ético interesante. Me parece un juego genial, también, para conocer un poco más sobre cómo piensan los niños que te rodean.



Para niños, creo que más o menos para edades a partir de 7 u 8 está genial. Y por supuesto, para adultos también.
Comentar  Me gusta         00
gastoncaba
 23 noviembre 2020
Lo que tú quieras de Ellen Duthie
Dicen que la primera impresión es la que cuenta. Es el caso de Lo que tu quieras de Ellen Duthie y Daniela Martagón. Hace tiempo conozco virtualmente el trabajo de Duthie y Martagón a partir de charlas y videos en Youtube, que les recomiendo curiosear de sobremanera ya que escucharlas hablar es un lujo. Pero no había tenido hasta hoy la oportunidad de tener en mis manos una de estas bellas ediciones de Wonder Ponder.



Presentado en el tamaño aproximado de un libro en cartoné (17,5 x 17,5 cm), esta colección de tarjetas impresas en doble faz vienen dentro de una preciosa caja de cartón, que al verla los niños imagino que ya fascinan. Bueno, no me lo imagino, porque mi propia niña ha empezado a gritar como el personaje de la portada.



Lo primero que vemos al abrir la caja es un hermoso póster que, por no haber leído primero la descripción, me tomó por sorpresa. En el póster se muestra La casa de la real gana, un perfil abierto de una casa con cientos de personajes para buscar y encontrar. No son personajes cualquiera, sino que son algunos clásicos de la literatura infantil, como Miffy, Pippi, los Moomins, los Tres Ladrones de Ungerer y tantos otros (encontré incluso a uno de los Monty Python haciendo su “silly walk”).



En fin, no es un libro cualquiera. Y recién estamos hablando de la presentación.



Cada tarjeta contiene en el anverso una ilustración de una escena bien atípica e incómoda: desde niñas domando leones, gaiteros que tocan a deshoras, niños disfrazados de adultos, hasta máquinas que detectan malos pensamientos. Estas imágenes nos invitan, desde su estilo gráfico desdramatizado, a reflexionar sobre el concepto de libertad. El dibujo de Daniela Martagón consigue de alguna manera lo que se planteaba Picasso, volver a dibujar como un niño, con una soltura y frescura total, con un manejo excelente del color y total expresividad en los personajes y precisión en lo que cada imagen quiere contar.



En el reverso encontramos, para cada imagen, una serie de preguntas que invitan a la conversación y la reflexión sobre la libertad y sus diferentes aristas. Tal como propone una de las tarjetas que oficia de breve guía, los temas que se abren son los derechos de uno y del otro, la felicidad y sus límites, la dependencia y las normas, nuestras elecciones y la responsabilidad que cada decisión implica.



El diálogo que propone Lo que tu quieras permite ampliar los criterios de conversación que uno tiene con los hijos en temas que a priori se creería que los chicos no están preparados para abordar (¡ya sabemos que en todo caso son los padres los que no se animan!). Hay que tener en cuenta que la edad sugerida es a partir de los seis años.



Este libro es una herramienta increíble para mediadores valientes, para llevarlo al aula y generar conversaciones, intercambios de puntos de vista e incluso más preguntas. Hasta podría usarse de manera tangencial en clases de plástica, para proponer por ejemplo puntos de partida para dibujos, pinturas o collages. Creo que para un docente creativo puede ser un generador de infinitas posibilidades de abordaje.



Las tarjetas se completan con tres que vienen vacías pero con el formato de las otras, donde cada quién puede dibujar sus propias escenas.



Les recomiendo este libro-objeto para regalar y compartir con sus hijos o estudiantes, como también a seguir indagando en las distintas propuestas que ofrece la editorial Wonder Ponder.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
BCCH
 14 noviembre 2020
Lo que tú quieras de Ellen Duthie
En la web de Wonder Ponder se lee que “la serie de Filosofía visual para niños acerca a lectores de ocho años en adelante a algunas de las grandes preguntas de la filosofía de forma divertida y atractiva”. Es cierto que en literatura infantil se suelen encasillar los libros en rangos de edad. Esto se hace por distintos motivos, porque hay padres a los que les gusta tener esa ayuda. O porque, educativamente, se piensa que unas cosas son aptas para cierta edad y no para otra. Personalmente, soy de la idea de que los libros infantiles son para todas las edades. Y por sobre todo libros como estos, porque las láminas que componen el libro objeto Lo que tú quieras representan situaciones y preguntas muy interesante para las niñas y los niños de todas las edades, y también, sin ninguna duda, para los adultos.

En ese sentido, esta caja abre la posibilidad de una conversación: entre niños; entre niños y adultos; entre adultos. Claramente, lo que vea y entienda un niño de dos años, será distinto a lo que lea uno de ocho. Sin embargo, la posibilidad de comunicación que proponen estas tarjetas es muy provechosa para cualquier edad. No me cabe ninguna duda de que los niños verán cosas que los adultos no vemos. Ellos comentarán y acotarán situaciones que sorprenderán a los más grandes. Y creo que eso es el mayor logro de este libro, y del propósito de Wonder Ponder en general: dar la oportunidad de generar un espacio para hablar temas y situaciones que en general son ocultados por los adultos a los niños.

A primera vista, las ilustraciones de las tarjetas son muy sencillas. Colores planos que generan formas simples. Y es que la ilustración se presenta como un elemento que es parte de todas esas preguntas filosóficas que se generan en la contra de las tarjetas. Porque lo que dibujan esas líneas simples son escenas complejas; porque los colores planos resaltan los contrastes; porque lo que en apariencia se ve sencillo a veces es el resultado de un trabajo muchísimo más complejo que se logró invisibilizar. Y ese es un gran mérito, uno muy difícil.

Una de mis tarjetas preferidas es una que muestra en escena a una cumpleañera con sus regalos y un niño que se lleva uno de los regalos encima de su cabeza. El texto de la imagen nos cuenta que el niño que se lleva el regalo tiene un anillo que lo hace invisible, por lo que él cree que nadie sospechará de él, ya que él se suele portar muy bien. Las preguntas que se proponen atrás hablan de la invisibilidad, de las normas, de lo que uno se atreve o no a hacer si es visto por otros. También se menciona el robo, si robar es bueno o malo. Se pregunta sobre lo que es bueno y malo en general. La conversación que puede salir de todo esto parece interminable. De hecho, de cada tarjeta se podría escribir un ensayo filosófico. Lo mejor de todo es que las escenas, las preguntas, el libro objeto en sí, se presenta libre de prejuicios. Porque eso es una de las mejores cosas de los niños, la libertad que tienen para pensar sin los referentes morales que tenemos los adultos. Así las discusiones pueden ser desenfrenadas, inmensamente creativas e inconmensurablemente educativas para los participantes.

Lo que tú quieras es un libro imprescindible para todos. Un libro que al ser propuesto como “filosofía visual para niños” nos da la posibilidad de abrir la mente a todos. Y por eso, muchas gracias a Ellen Duthie y Daniela Martagón, que son las creadoras de estas maravillosas cajas de pandora del pensamiento.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         20