InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
>

Crítica de anapasionlectora


anapasionlectora
15 May 2021
Emira es una joven negra que trabaja como niñera para la familia blanca Chamberlain. Una noche, un guardia de seguridad se acerca a ella en un supermercado, acusándola de secuestrar a Briar, la niña que cuida. El incidente sorprende a Alix, la madre de Briar, pero Emira solo quiere dejar todo atrás. Por no trabajar con un contrato formal y estar a punto de perder el seguro de desempleo, teme que la exposición termine por perjudicarla, aunque Alix está dispuesta a hacer cualquier cosa para hacer justicia.

En tercera persona, los capítulos se alternan en narrativas que traen las perspectivas de Emira y de Alix, lo cual es fundamental no solo en la construcción de la tensión de la novela, sino, principalmente, para contrastar dos realidades opuestas.

La escritura en su conjunto es ágil y atractiva y, junto con la tensión creciente, permite una lectura voraz, casi imposible de interrumpir.

Centrado en situaciones cotidianas, Los mejores años debate cuestiones de clase y raza. El triunfo de Kiley Reid no es simplemente señalar el racismo que sufre Emira en sus diferentes manifestaciones, sino cómo es entendido -o no- por los blancos que lo difunden. al traer la perspectiva de Alix, el lector tiene acceso a sus conflictos emocionales y sus buenas intenciones, que aún expresan racismo sin ser notado. de esta manera, queda claro cómo se trata de un problema estructural, cuyas apariciones silenciosas son tan dañinas como las reconocidas.

También es interesante notar el carácter irónico utilizado en la construcción de Alix y los demás personajes criticados en la obra. La blancura está muy bien representada, sobre todo por sus contradicciones. Alix se afirma constantemente como un tipo de persona y expresa su ansia de no ser como los que repudia. Sin embargo, la forma en que se comporta con sus hijas, su visión de su propio cuerpo y muchas de sus actitudes aparentemente inocentes son componentes sutiles - y críticos - que apuntan a una construcción más compleja, de una individualidad arraigada en vanidades y privilegios que la aproximan precisamente de quien condena.

La relación de Emira con Briar es uno de los puntos de lectura más emocionantes y encantadores. Las conclusiones de Emira sobre esto, sobre todo al final, son las que resultan dolorosas, no solo por la obvia carga sentimental de la conexión entre las dos, sino también por la consideración social, imposible de sacar de la ecuación. Es importante decir que Emira es un personaje sólido, con sus propios deseos y conflictos, mucho más que un objeto sobre el que se manifiesta el racismo de la historia. Ante los dilemas propios de su etapa vital -la transición a la edad adulta-, cuándo no siempre está claro lo que queremos hacer, y cómo la presión por averiguarlo aumenta con las responsabilidades y exigencias que llaman a la puerta.

En general, Los mejores años fue una lectura adictiva. Con personajes y situaciones complejas, sutilmente construidas a partir de una mirada sensible y aguda, es uno de esos libros considerados necesarios, ya que aborda con tanta acierto cuestiones de clase y raza, no siempre percibidas, en la dinámica social.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea