InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Zairamec


Zairamec
12 agosto 2020
Tres monólogos, tres historias, tres perspectivas de un encuentro, donde se mueve el amor, el odio, el perdón, la traición. Un libro lleno de emociones humanas aquellas que, muchas veces, gobiernan las relaciones entre hombres y mujeres. Aquí nadie es culpable, pero tampoco nadie es absuelto, solo fueron parte de una historia que dejó marcas y huellas en la piel, solo caminaron por la senda de la vida, se unieron a otro en el afán de encontrar el indicado, sufrieron, sintieron, soñaron, amaron, perdieron, en fin, vivieron.
El autor viaja por el mundo de la burguesía y la relación con la servidumbre, establece las relaciones de "fantasía" entre el hombre adinerado y la mujer desamparada, el amor que puede surgir y la necesidad de este de salvarla de sus tormentos y vivir felices por siempre, solo que aquí te muestra lo que viene después de ese famoso "fin" de las películas, donde el no era el príncipe perfecto salvador,sino que era un hombre lleno de complejos, dudas, incertidumbres, un hombre que después de tenerlo todo no sabía encontrar su lugar en el mundo, un hombre que le atormentaba la soledad, pero que la deseaba y que nunca supo encontrarse a sí mismo porque jamás reconoció que estaba perdido, que su vida carecía de sentido porque el mismo no sabía que significaba estar vivo, nunca aprendió a estar en este mundo porque siempre le dijeron que debía hacer, como hacerlo y cuando hacerlo y cuando después de tanto tiempo decidió revelarse, terminó provocándose un dolor profundo, aprendió a compartir la vida, pero solo lo hizo con las heridas. Por otro lado, nuestra mujer desamparada no era precisamente la mujer sumisa, tuvo una vida díficil, una vida donde la guerra se le metió en el alma, la doblegó, la lastimó, la cambió, ella no vivía, sobrevivía y todo su sistema de valores y creencias estaba en pos de tener, a cualquier precio, lo que la cruel realidad, lo que seres humanos enamorados del poder y de la violencia, le habían quitado, no era una mujer mala, era una mujer que había aprendido a luchar para poder subsistir y aún cuando llegó la calma de la tormenta, siguió luchando, en su alma no había espacio para el amor, había demasiado rencor y dolor, solo habia espacio para buscar felicidad, por encima y pese a todo.
Pero en esta historia existe una tercera persona, de la que nunca se habla en las historias de fantasía, la que se interpone en la felicidad de los protagonista, la mala, la que se enamora del principe y daría todo su ser por el, pero que él no ama porque ya tiene su historia de amor, solo que aquí, para mí, ella lo es todo, era la mujer integra, entregada, solícita, perfecta; creció para ser grandiosa, se esforzaba en serlo, no solo por otros si no por ella misma, miraba directamente a los ojos las vicisitudes de la vida y las enfrentaba, se caía, se destruía y se armaba nuevamente, sola, sin ayuda, era una mujer justa, pero no para otra persona, era la mujer justa para sí misma, con ella, después de leerla, de acompañarla en su historia, de escucharlos a todos, de leer sus almas, al final descubrí (desde mi visión personal), que tal vez la razón por la que existimos, que tal vez, para ser felices a la única persona que debemos buscar es a nosotros mismos y el mayor amor que debemos cultivar, fortalecer y descubrir, es el amor propio.

"Hay instantes en la vida en que lo ves todo claro, con absoluta lucidez: vuelves a descubrir energías y posibilidades escondidas, y comprendes por qué has sido tan cobarde o tan débil. Esos momentos constituyen puntos de inflexión en la vida. Llegan sin avisar, como la muerte o la conversión".
Comentar  Me gusta         20



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(2)ver más




{* *}