InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 847888937X
Editorial: Salamandra (15/02/2005)

Calificación promedio : 4.07/5 (sobre 7 calificaciones)
Resumen:
Tres voces, tres puntos de vista, tres sensibilidades diferentes para desentrañar una historia de pasión, mentiras, traición y crueldad concebida por Sándor Márai en los años cuarenta, los años de El último encuentro y Divorcio en Buda, la época más fértil y lúcida de la obra del gran escritor húngaro. Compuesta de tres monólogos, correspondientes a los tres personajes que conforman la novela, esta edición de La mujer justa reúne por primera vez en castellano las do... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (6) Ver más Añadir una crítica
Zairamec
 12 agosto 2020
Tres monólogos, tres historias, tres perspectivas de un encuentro, donde se mueve el amor, el odio, el perdón, la traición. Un libro lleno de emociones humanas aquellas que, muchas veces, gobiernan las relaciones entre hombres y mujeres. Aquí nadie es culpable, pero tampoco nadie es absuelto, solo fueron parte de una historia que dejó marcas y huellas en la piel, solo caminaron por la senda de la vida, se unieron a otro en el afán de encontrar el indicado, sufrieron, sintieron, soñaron, amaron, perdieron, en fin, vivieron.
El autor viaja por el mundo de la burguesía y la relación con la servidumbre, establece las relaciones de "fantasía" entre el hombre adinerado y la mujer desamparada, el amor que puede surgir y la necesidad de este de salvarla de sus tormentos y vivir felices por siempre, solo que aquí te muestra lo que viene después de ese famoso "fin" de las películas, donde el no era el príncipe perfecto salvador,sino que era un hombre lleno de complejos, dudas, incertidumbres, un hombre que después de tenerlo todo no sabía encontrar su lugar en el mundo, un hombre que le atormentaba la soledad, pero que la deseaba y que nunca supo encontrarse a sí mismo porque jamás reconoció que estaba perdido, que su vida carecía de sentido porque el mismo no sabía que significaba estar vivo, nunca aprendió a estar en este mundo porque siempre le dijeron que debía hacer, como hacerlo y cuando hacerlo y cuando después de tanto tiempo decidió revelarse, terminó provocándose un dolor profundo, aprendió a compartir la vida, pero solo lo hizo con las heridas. Por otro lado, nuestra mujer desamparada no era precisamente la mujer sumisa, tuvo una vida díficil, una vida donde la guerra se le metió en el alma, la doblegó, la lastimó, la cambió, ella no vivía, sobrevivía y todo su sistema de valores y creencias estaba en pos de tener, a cualquier precio, lo que la cruel realidad, lo que seres humanos enamorados del poder y de la violencia, le habían quitado, no era una mujer mala, era una mujer que había aprendido a luchar para poder subsistir y aún cuando llegó la calma de la tormenta, siguió luchando, en su alma no había espacio para el amor, había demasiado rencor y dolor, solo habia espacio para buscar felicidad, por encima y pese a todo.
Pero en esta historia existe una tercera persona, de la que nunca se habla en las historias de fantasía, la que se interpone en la felicidad de los protagonista, la mala, la que se enamora del principe y daría todo su ser por el, pero que él no ama porque ya tiene su historia de amor, solo que aquí, para mí, ella lo es todo, era la mujer integra, entregada, solícita, perfecta; creció para ser grandiosa, se esforzaba en serlo, no solo por otros si no por ella misma, miraba directamente a los ojos las vicisitudes de la vida y las enfrentaba, se caía, se destruía y se armaba nuevamente, sola, sin ayuda, era una mujer justa, pero no para otra persona, era la mujer justa para sí misma, con ella, después de leerla, de acompañarla en su historia, de escucharlos a todos, de leer sus almas, al final descubrí (desde mi visión personal), que tal vez la razón por la que existimos, que tal vez, para ser felices a la única persona que debemos buscar es a nosotros mismos y el mayor amor que debemos cultivar, fortalecer y descubrir, es el amor propio.
"Hay instantes en la vida en que lo ves todo claro, con absoluta lucidez: vuelves a descubrir energías y posibilidades escondidas, y comprendes por qué has sido tan cobarde o tan débil. Esos momentos constituyen puntos de inflexión en la vida. Llegan sin avisar, como la muerte o la conversión".
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
LectoraEmpedernida88
 22 junio 2020
4. Aquí encontramos a tres personajes entrelazados: Marika, Peter y Judith. Los tres conforman las tres partes del libro en la que nos cuentan su relación desde su perspectiva. Hay un cuarto personaje importante, Lazar el "calvo escritor", que a mí me ha apasionado también.
Es un libro muy reflexivo, donde los personajes nos hablan en forma de monólogo compartiéndonos sus puntos de vista, sus pensamientos, sus sentimientos, su ideología y lo que les ha marcado las diferentes experiencias de su vida en común.
Marika, primera esposa de Peter, nos habla de su relación con este hombre al que consideraba diferente a ella pero al que ama con locura y que nunca tuvo para ella sola, lo doloroso de saber que no tenía a esa persona por completo y tener que asumirlo. Peter nos acerca a su mundo de alto burgués, de su vida y su crecimiento en una familia que seguía todas las convenciones de su clase; nos habla de su obsesión por una chica que entró a trabajar como criada en casa de sus padres y que le desestabiliza su vida, y nos lleva al recuerdo de su primera mujer que tras el paso del tiempo valora de forma distinta. Judith, esa hermosa criada que hipnotiza a Peter y que consigue aquello que anhelaba a través de él, es la tercera que nos comparte su visión; nacida en la máxima pobreza, vivía con sus padres en un hoyo lleno de ratas y acaba convirtiéndose en una señora, sin olvidar jamás que ella realmente venía de un hoyo apestoso, que idealizaba el tener más de un par de zapatos y que servía a esos burgueses que tenían armarios llenos de esos productos de lujo para ella, sin olvidar tampoco todo lo que observó y odiaba de ellos (y a la vez, anhelaba) mientras trabajaba como criada: sus privilegios, sus excentricidades y su olor a heno enmohecido que le producía náuseas.
Las tres partes me han gustado mucho, he disfrutado de cada personaje y de las reflexiones que realizan sobre: la burguesía; el amor y el matrimonio; el sexo y el deseo; los celos; los verdaderos artistas y la cultura; las vivencias de la guerra (el Asedio de Budapest en la IIGM); la soledad y la muerte... En fin, Márai es un experto en atraparte con sus monólogos dejándote ajeno a todo lo demás. Diría que la parte de Judith ha sido la más compleja para mí, creo que no he llegado a captar toda la esencia de este personaje, pero me ha atrapado igual que los demás.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Marisoliturrios
 30 junio 2020
Como muchos ya han comentado, esta novela esta dividida en tres partes, cada parte corresponde a un personaje y su manera de hablar de ciertos acontecimientos. Se puede decir que todo gira entorno a un triángulo amoroso donde Márai desarrollo diversos temas como la diferencia de clases sociales, las pasiones, el amor, el mundo burgués de la Hungría entre guerras, el dinero, la soledad, la traición, la cultura.
Cuando uno lee este libro pretende encontrar un hilo conductor, al estilo lento de Márai, pero un hilo. La primera parte, la de Marika, la esposa abandonada; la segunda parte, la de Peter, el marido, el burgués, el hombre insatisfecho con la vida; finalmente a Judith que nos hace una mezcla de historias, reflexiones, algunas con Marika, otras con Peter y finalmente nos pone como personaje central en su historia a un hombre que viene siendo el alter ego de Márai. entonces esta última parte rompe un poco con el hilo de la historia, incluso se ve muy forzada agregando a un personaje que realmente no tendría que ser tan relevante, y cuando uno ya ha leído otras obras del autor, sus diarios, biografías, identifica la personalidad de Márai en el personaje de Lázar. ¿descuido del autor? obviamente no.
las dos primeras partes fueron publicadas en 1941 bajo el nombre de "Iz igazi" (La cosa real), mientras que la tercera, se publica en 1980 bajo el nombre de "Judith... és az atóhang" (Judith y el atardecer). Esto es lógico ya que en el libro que leemos hoy en día habla de hechos históricos que aun no habían pasado en 1941. También explica el que la tercera parte se centre en otros aspectos como la patria, el idioma, la cultura y el asedio Ruso que tanto afectó a Hungría.
Márai nos habla de la decadencia cultural de Hungría a través de la disolución matrimonial, lo vemos como una metáfora: las ruinas de un imperio y las ruinas de dos matrimonios.
Parece hasta cabalístico el uso del 3 (agradecería si alguien me ayuda con ese dato) tres personajes; tres horarios; tres partes; tres épocas distintas; tres momentos culturales distintos. Y es un número que vemos seguido en su obra.
Cuando uno lee a Márai, específicamente, cuando uno lee este libro, indudablemente se nota la influencia psicoanalítica de Freud en este libro, tanto en la manera en que los personajes analizan su pasado y presente, como en algunos términos .
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
sandytazz
 27 octubre 2020
Este libro me gustó mucho, porque habla de un mal que yo creo, padecemos muchos en estos tiempos: “Creer que hay algo más y mejor de lo que Yo tengo, allá afuera” y Sándor Márai juega con este anhelo ilusorio y la crudeza total de la falta, lo describe de una manera excepcional.
La historia se desarrolla escuchando 3 relatos de 3 personas, en las cuales sus vidas se ven relacionadas, en algún momento, y cada una de ellas deja de vivir y disfrutar el presente, ya sea por buscar algo mejor: más amor, más ilusión, más justicia, más respuestas, más de algo que ya tienen, pero creen que la vida no les ha pagado el precio completo.
Con el título “La mujer Justa”, Sándor busca desarrollar este concepto, la persona “justa” a lo largo de la obra, es por eso que el título me pareció exacto y determinante, ya que a cada uno de los personajes les llega la persona “justa” para aprender algo de la vida.
Sé que podría escucharse en un sentido casi mitológico el querer contar una historia, ver su desenlace y poder visualizar desde afuera las consecuencias, creo que es una de las razones por las que más me gusta leer, tener la oportunidad de vivir muchas vidas leyendo a través de las páginas de los libros, poder sentir el miedo de la confesión de un secreto desastroso, o la asfixia y desamparo que nos da un amor no correspondido, es por eso que Sándor, en mi opinión, nos da la oportunidad de ver cómo estas 3 personas creyeron que alejaron de sus vidas a ”su persona justa”, y por eso obtuvieron consecuencias terribles. Y NO, no creo que fuera así.
Sándor como Dios griego, autor de estos relatos escribió la vida de estos personajes poniendo en el momento adecuado a “la persona justa” para que les mostrara las terribles consecuencias de siempre vivir sujeto al deseo del otro.
A Marika le mostró la cruel indiferencia de un marido lejano, para que aprendiera a amarse. A través de su matrimonio con el hombre “justo”: Peter.
A Peter le mostró el inconsciente y peligroso trayecto de dejarse arrastrar por una pasión (idealización, que siempre insistió), presentando en su vida a Judith, una mujer resentida y cegada por la avaricia, la mujer “justa” para enseñarle la lección.
Me gusta la escritura de Sándor Márai, ya que siempre evoca el orden, la honradez y la dignidad que cada una de las personas puede llegar a alcanzar trabajando en uno mismo, me gusta que muestra el realismo de las pasiones y el esfuerzo que sus personajes llevan a cabo, día tras día, para ser mejores personas.
De este libro, me quedo con: Tratar de ser nosotros mismos la persona “justa” para nuestra vida.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
pasiondelalectura
 11 febrero 2019
Yo pensaba que mi mejor Marai era "El último encuentro", pero éste es superior en reflexión y en madurez. Es un triángulo amoroso en donde 3 voces diferentes darán una versión de lo que fue un amor y la percepción de la mujer o la del hombre justo para cada cual.
Se refleja más allá de la trama de la novela, el final de algo, el final de una burguesía y de un estilo de vida.
Excelentísimo.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (7) Ver más Añadir cita
margazquezmargazquez25 noviembre 2020
Así era nuestra vida. Los tres estábamos esperando algo: mi suegra, la muerte; mi marido, a Judit; y yo, a que la muerte o Judit o cualquier hecho inesperado irrumpiera un día en mi vida y me enseñara por fin qué iba a ser de mí y a quién pertenecía...
Comentar  Me gusta         20
juelesjueles28 septiembre 2020
Sólo obtienes algo de los libros si eres capaz de poner algo tuyo en lo que estás leyendo.Quiero decir que sólo si te aproximas al libro con el ánimo dispuesto a herir y ser herido en el duelo de la lectura,a polemizar,a convencer y ser convencido,y luego una vez enriquecido con lo que has aprendido,a emplearlo en construir algo en la vida o en el trabajo.
Comentar  Me gusta         20
ZairamecZairamec14 junio 2020
La literatura trata el tema de la riqueza como si fuera una especie de confabulación. Y lo es, en el sentido más profundo de la palabra… Pero lo que cuenta de verdad, tanto en la riqueza como en la pobreza, es la relación que cada uno tiene con el dinero, el oportunismo o el heroísmo de los individuos respecto al dinero; es decir, no hablo del Dinero con mayúsculas sino de las sumas concretas que se manejan por la mañana, por la tarde o por la noche. Mi padre era rico; por lo tanto, respetaba el dinero.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
ZairamecZairamec14 junio 2020
Lo único seguro son los hechos, la realidad… Todas nuestras explicaciones de los acontecimientos están viciadas por un irremediable halo literario.
Comentar  Me gusta         30
ZairamecZairamec14 junio 2020
No saben que, a veces, vivir con calma es sólo cuestión de paciencia, porque la armonía que buscan con tanta ansiedad —y que erróneamente llaman felicidad— deriva de unos pocos y sencillos trucos…
Comentar  Me gusta         20
Video de Sándor Márai (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Sándor Márai
Programa transmitido el 17 de noviembre de 2019.
Albert Camus dijo que existía un único problema filosófico serio: el suicidio. Juzgar si la vida vale o no la pena de ser vivida es responder a la pregunta fundamental de la filosofía. Hoy hablaremos de aquellos escritores que han recurrido al suicidio, el escape último, la única salida, la opción desesperada. ¿Usted ha pensado alguna vez en el suicidio? ¿Le parece que es un acto de cobardía o de valentía? ¿Qué tormento puede ser tan insoportable que lleve al suicidio? Quédese conmigo, hablaremos de algunos artistas suicidas: Virginia Wolf, Ernest Hemingway, Cesare Pavese, Horacio Quiroga, Sándor Marai, Yukio Mishima, Jack London, Alejandra Pizarnick, Sylvia Plath. Todos ellos se asomaron al abismo. Todos ellos saltaron al vacío.
+ Leer más
otros libros clasificados: novelaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Completa el título de la novela

La guerra del fin...

del mundo
de los tiempos
del universo

10 preguntas
3 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *}