InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de laurass89


laurass89
15 diciembre 2019
Un inicio prometedor
Cuando Carol decide retomar su vida sexual con su pareja, lo tiene claro un buen conjunto, una sorpresa llegando antes a casa y… Y se encuentra a su pareja, Samuel, con otra en la cama. Esto la verdad es que explica muchas cosas, pero no deja de ser un cambio brusco en su vida. Además, unos meses después su tía Matilde, la persona que la ha criado desde pequeña, fallece después de una larga enfermedad.
Todo es raro, distinto y nuevo para Carol que, aunque siempre ha estado más o menos sola, ahora sí se siente del todo perdida. Por Samuel dejó de ser quien quería ser, y ahora que su tía le ha enseñado su última lección, decide coger las riendas de su vida y disfrutarla como no ha podido hacerlo hasta ese momento. Sin embargo, alguien se cruzará en su camino, Isaac, un escritor taciturno, serio y frío que traerá de cabeza a la pobre Carol.
La historia podría ser una historia romántica más, sino fuera porque muy hábilmente, nuestra autora nos cuenta que en ambos casos (como en la vida misma) hay misterios que vamos a querer resolver: la infancia de Carol y la vida de Isaac. Y a su vez, rodea a ambos personajes de secundarios que tienen su propia historia en la trama y la cual también es interesante. ¿Qué es lo que me ha fallado entonces?
Demasiado papel para tan poca historia
Cuando nos enfrentamos a una novela romántica, sabemos que vamos a tener una serie de «sota, caballo, rey» que no vamos a poder eludir y, en el fondo, eso es lo que buscamos al leerlas. Si, además, añadimos el elemento erótico, como sucede en esta, sabemos que las escenas de sexo se sucederán con más o menos frecuencia u originalidad. Compro el pacto de ficción. ¿Entonces?
Entonces lo que sucede es que la autora, como he mencionado más arriba, nos mete unas tramas de misterio y romanticismo interesantísimas, que dilata ¿mediante? Mediante escenas de sexo y miradas intensas. Esto ha sido lo que ha hecho que una novela que a lo mejor hubiera tardado tres días en leer, haya tardado tres meses.
No es un instalove y el romance se cuece a fuego lento, por eso el principio es tan adictivo, porque lo ves venir y quieres leer como viene. Sin embargo, cuando ya más o menos los pasos iniciales están dados, los protagonistas se acuestan y narrativamente hablando entramos en una repetición constante del mismo esquema narrativo hasta que la autora considera que es momento de avanzar en la historia. Así: se acuestan-mantienen una conversación intensa que puede ir bien o mal- se comunican o no- uno de los dos se harta- se juntan and again. Y cuidado mientras tanto pasan cosas, a los secundarios, que no están mal, pero se cuentan rápido.
Es decir, nos encontramos con unas 544 páginas en donde un tercio o más son páginas de polvos estupendos, con miradas infinitas y cuestionamientos sobre si me quiere no me quiere.
Pero, a ver, que habías dicho que había historia
Y sí la hay y muy buena, pero soterrada en esas páginas repetitivas. Sobre todo al principio y al final, encontraremos la narración de la infancia de Carol y la vida de Isaac y estas nos ayudarán a entender a los personajes, a aumentar el misterio de los secretos que cada uno de ellos tienen y a llegar a un final estupendo y bien formado, bajo mi punto de vista.
Me alegro, en parte, de haber leído algo obligada el libro. Si no, lo hubiera abandonado y me hubiera perdido la historia de Gabriel, por ejemplo, o del propio Isaac. Historias que nos rompen un poquito cuando las leemos, pero que son necesarias y más desde la perspectiva estupenda desde la que nos las narra Monteagud. Quizá si no se hubiera dejado llevar por ese lado morboso y facilón, le hubiera salido una obra de romántica-erótica con un trasfondo fenomenal.
Y es que es eso, la historia, la trama quiero decir, me ha resultado adictiva y me ha gustado muchísimo, pero para llegar a ella hay que escarbar en tal cantidad de páginas vacías que ha hecho que sufra un poco la lectura.
Hay un público
Sin embargo, no seré yo quien diga que no leáis la novela, más si tenemos en cuenta que quien habla no gusta en exceso de la romántica. Así que sí la recomiendo para aquellos que disfruten del género, porque además se encontrarán con un trasfondo genial e inteligente. Sin embargo, aquellos que como yo sean esporádicos y tengan poca paciencia con la repetición de patrones, que no se metan en líos, porque, creo, se desesperarán un poquito. Como decía un antiguo: «la virtud en el justo medio».

Enlace: http://ellibroenelbolsillo.b..
Comentar  Me gusta         30



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(3)ver más