InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Mandy


Mandy
13 mayo 2021
Desde fuera, la vida de Nora parece perfecta. Es guapa, rica y la primera de su clase. Es a la persona que utilizan en su elitista instituto privado para enseñarle a los nuevos estudiantes hasta dónde podrán llegar si estudian allí. Pero, por dentro, Nora es un desastre. Odia su vida y no puede escapar de un pasado que la atormenta.

Nora es la protagonista de esta historia. Su madre es una presentadora de éxito, su padre un respetado abogado y su casa es la mayor mansión de la ciudad. Todo está a su alcance. Pero no son más que apariencias. Prácticamente nunca ve a su padre ni a su hermano. Y su madre no deja de meterse con ella porque siempre es una decepción en cada aspecto de su vida, no importa lo mucho que Nora se esfuerce. Nora es una joven de casi diecinueve años que no sabe lo que es una familia, cuyo único apoyo lo recibe de una tía que es también una desgracia para los estándares de su madre. Una joven que se mata a estudiar, que se viste como su madre quiere, que se comporta como se le dice y que nunca se sale de las líneas marcadas. Hasta que ya no puede más. Si a todo eso le sumamos un horrible suceso del que no puede ni pensar, Nora acaba estallando, queriendo convertirse en una persona destructiva que solo bebe, se droga y tiene sexo. Nora me ha parecido un personaje muy interesante. Es una persona que se quiebra y se rompe, no siendo capaz de albergar más dolor dentro, queriendo comportarse de la forma más contraria a lo que ha estado haciendo hasta ahora. Nora es una joven que no deja de lanzar gritos de auxilio que nadie oye. Está en un punto en el que puede encontrarse a sí misma y tener el valor de salir de su pozo personal, o ahogarse para siempre en una vida asfixiante.

Cuando decide comenzar con su yo destructivo, conoce a Leo. Él nunca tuvo gran cosa, pero sí una familia en la que todos se querían y se apoyaban. Hasta que sus padres mueren cuando tenía dieciocho años y le dejan a cargo de su hermano pequeño. Desde ese momento, Leo madura de golpe y se convierte en alguien responsable, sabiendo invertir el dinero en el negocio familiar. Es así como consigue pagarle un instituto privado a su hermano. Sin embargo, el coste personal supone que sea incapaz de enamorarse de alguien, incapaz de volver a pasar por el dolor que supuso la pérdida de sus padres. Lo que más me ha gustado de Leo es la relación con su hermano pequeño, el amor que hay entre ellos y el esfuerzo que ha puesto para cuidarle lo mejor posible. No importa lo roto que esté él, siempre está ahí para su hermano.

El hermano en cuestión es Sebastian, un chico alegre y sano, muy divertido, que no podría dejar de flirtear ni aunque su vida dependiese de ello. Me ha gustado muchísimo por su carácter tan abierto, por su apoyo incondicional hacia las personas que le importan y porque siempre me hacía sonreír.

Como secundarios podría destacar a Mila, la mejor amiga de Nora, que es alegre y divertida, siendo un gran apoyo para Nora. Portia, la tía descarriada, que es un amor de persona. La madre de Nora, que es todo un personaje para tirar a la basura. O a Teddy, que forma parte de la banda de Leo y que es lo más puro de este mundo.

La historia comienza con una jornada de puertas abiertas que resulta ser un desastre para Nora. Ese día, cruza miradas con un chico en el aparcamiento y algo hace clic dentro de ellos, que se verá magnificado cuando finalmente se conozcan. Esta es una historia de instas, de conexiones instantáneas. Nora desarrolla una amistad con Sebastian desde el minuto uno que se vuelve irrompible, pero que me ha encantado porque él es lo mejor e invita a ello. En cuanto al romance, los dos sienten una atracción brutal desde el principio y que estará ahí durante toda la novela. Esto es algo que la autora ha transmitido muy bien. Pero también es algo más, es amor a primera vista, son almas gemelas encontrándose. Soy una persona a la que le gustan los clichés, incluido un buen instalove, pero en esta novela me ha resultado un tanto forzado, seguramente por la actitud de ellos. Es un romance muy sexual, ella está cayendo en picado, siente esa conexión, pero solo se le ocurre ir a por ella utilizando el sexo y la atracción de forma un tanto exagerada. Leo, por su parte, sabe que hay algo que le impide dejar de pensar en ella, de querer pasar tiempo con ella, de cuidar de ella, e intuye que el sexo no hará desaparecer esos impulsos. Se escuda en su diferencia de edad de seis años para huir de la relación, aunque es su miedo al amor lo que le mantiene alejado. Sin embargo, siempre están hablando más de atracción sexual y deseo, que de amor real, y quizás por eso no me lo acabé de creer. Me hubiese gustado más si solo hubiese sido atracción física desde el principio y hubiese ido evolucionando a algo más. También influye que no haya conseguido empatizar con los protagonistas. Ella a veces era demasiado infantil, tirando por tierra su madurez y creo que rebajándose un poco. Él se resiste demasiado hasta resultar un tanto cansino, pero ninguno perdiendo una intensidad que a veces era demasiado. Creo que ha sido una historia demasiado intensa, demasiado angst para mí.

Pero es también una novela que nos habla mucho sobre la familia, haciendo comparaciones claras y una muy buena exposición de familias que vienen por defecto, de familias que se hunden, de familias que luchan, de familias que se crean… También la amistad tiene un peso muy importante. El amor, más allá del amor romántico, me ha parecido que estaba muy bien ejemplificado y me ha encantado. Y lo que más me ha gustado a mí ha sido la evolución de Nora, su desarrollo psicológico. Me ha parecido coherente con lo que estaba pasando, me ha parecido realista y creo que la autora ha hecho un gran trabajo aquí. Además, me ha gustado mucho el final y lo que se vislumbra de cara al futuro.

En cuanto a la narración, la autora opta por incluir el punto de vista de los dos con una primera persona del pasado, con el de Nora más presente que el de Leo. Es una narración que capta muy bien a los dos personajes, sus voces únicas, la oscuridad en la que viven y su lucha constante. Es una narración intensa, como pasaba con la historia, sobre todo en las reflexiones internas. Pero también de capítulos cortos, directa, con un tono muy acertado y que se lee muy rápido. Me sigue encantando como escribe Ilsa. Cuando me di cuenta el libro se me había acabado. Así que estoy deseando volver a leerla.
Enlace: http://papeldreams.blogspot...
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES