InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Yani


Yani
29 septiembre 2018
Cuando terminé de leer Taras Bulba me convertí en una especie de enemiga de Gógol. Como no soy rencorosa, quise acercarme a él mediante Diario de un loco y me cayó bien. Después de El capote lo empecé a querer.

Gógol retrata la sociedad de San Petersburgo tomando como protagonista a Akaki Akákievich, un copista tímido, responsable, con dificultades para relacionarse con su entorno y propenso al nerviosismo. Los problemas van a empezar cuando el invierno le demuestra que su capote ya no le presenta ninguna resistencia y que, por ende, necesita una reparación. Si para Akaki Akákievich esto ya se convierte en un drama, imaginen cómo reacciona cuando el sastre le dice que no puede hacer nada por él, salvo confeccionarle uno nuevo. Esto es lo que desata el desarrollo de todo lo que sucede después, así que supongo que es suficiente como argumento. La historia es interesante, no aburre y, si bien el final está marcado desde antes, el efecto sorpresa no se pierde. Suena extraño, pero al menos yo lo sentí así.

Apenas uno abre el libro, se encuentra con un narrador atípico: esconde información, critica directamente la crueldad y la hipocresía de la sociedad (más de los sectores altos que de los bajos), se autoimpone la estructura del relato, anuncia los giros, se burla de los personajes… Es básicamente humorístico pero arranca una risa forzada, como el de Diario de un loco . A medida que avanza contándonos las desventuras de Akaki Akákievich, deja de causar gracia, porque Gógol señala a todos con el dedo y eso es difícil de ignorar. La negligencia de los personajes que, por ser más fuertes, deberían ayudar al más débil resulta exasperante.

Podría pasarme la vida entera hablando de este cuento. Y Gógol me demostró lo equivocada que estuve al excluirlo de la lista de autores favoritos todo este tiempo ¿Otro dato innecesario que me gustaría compartir? Me enteré de que el epitafio de su tumba dice "se reirán de mis amargas palabras". Tenía razón.
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}