InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de mifuga


mifuga
17 marzo 2021
Vaya por adelantado que Jane Austen me enamoró siendo yo una adolescente y la magia, me temo, durará toda mi vida. El primer libro que leí fue O&P, que se me hizo tan breve, que lo enlacé con S&S... y así hasta llegar a la biografía de Tomalin o a los recuerdos de su sobrino. Entre novedad y novedad, mil relecturas en las que el hechizo se volvía más y más fuerte. Cuánto he admirado a Jane, y cuánto he lamentado que las Parcas cortaran su hilo con tanta premura. Me faltan novelas suyas para curarme tantas heridas...

Por eso, cuando Espido Freire publicó Querida Jane, Querida Charlotte: por la ruta de Jane Austen y las hermanas Brontë (2005), no sé qué pasó por mi cabeza para no comprarlo en el mismo momento en el que lo vi, en el escaparate de la librería que estaba frente al campus de la filología. Pero venderían el ejemplar, yo no lo anotaría, tendría un examen o una exposición... y olvidé el libro hasta que no había forma de encontrarlo por ninguna parte.

Así que cuando leí en alguna Web que Espido estaba trabajando en una revisión ampliada de la anterior, centrada en la figura de Jane Austen, me sentí absolutamente feliz. Y por fin me encontré en Instagram una publicación en la que celebraran la recepción del libro. Me faltó tiempo para hacerme con uno, obviamente, no me fuera a suceder la misma historia de nuevo.

Mientras que en el libro que no he leído, pero del que me han hablado, y mucho, Espido se enfrenta al complejo dilema de cómo cuatro mujeres solteras y pobres, autodidactas, de salud comprometida, vidas aisladas en el mundo rural de la época y que fallecieron antes de los cuarenta fueron capaces de  escribir algunas de las mejores novelas de la literatura. En esta obra, un híbrido de ensayo, libro de viajes, crítica literaria y mucho amor hacia la literatura, la autora nos guía a través de los territorios reales, ficticios, emocionales y hasta supuestos, de una mujer excepcional.

Jane no era ninguna ingenua. Sabía bien lo que suponía el matrimonio para las jóvenes de la época, y así se lo hace saber a sus sobrinas. Los riesgos, no solo de convertirse en prisionera de la infelicidad, también los físicos, relacionados con los múltiples embarazos y partos, que llevaban a tantas y tantas mujeres a la tumba, además de las exigencias propias de un marido al que, en mayor o menor medida, le pertenece su esposa, no son alicientes que compensen enamorarse del amor. Y es que los finales felices escasean. Me temo que únicamente exista un Señor Darcy y que viva entre las páginas de un libro. Por lo que su valentía, rechazando, sea como fuere, un matrimonio que podría haber ayudado económicamente a su familia, así como el arrojo de luchar por la valía de su obra, sentándose a negociar las condiciones con su editor, nos muestran a una Jane que tiene más que ver con nosotras, que, en cierto modo, nos pertenece.

Gracias Espido por este viaje maravilloso. Yo ya estoy deseando poder subirme a un avión y seguir sus pasos, sentir sus miedos y llenarme de su valor.
Enlace: https://www.instagram.com/mi..
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más