InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Sylva


Sylva
28 mayo 2021
No podría estar más asombrada del descubrimiento que ha supuesto para mi Faustino Chacón. Aunque su peculiar humor, presente en cada página, en ocasiones pueda llegar a ocultarlo, no hay que olvidar que ante todo se trata de una novela detectivesca con unos tintes negros como el betún; y, precisamente, en la osadía de mezclar ambos géneros, reside el gran mérito de Nicolás Caicoya. No es fácil encontrarse con escenas tan dantescas como las que a menudo se nos describen en la novela y, aún así, no poder evitar que las comisuras de nuestros labios miren hacia el techo (en ocasiones también nuestros ojos pero como consecuencia de algún chiste que, por irreverente, debe desencadenar alguna reacción incluso involuntaria). En cualquier caso, la trama detectivesca funciona: el misterio llega a desconcertar tanto que el lector puede sentirse incluso ante dos hilos argumentales diferentes hacia la mitad del libro.

Nos situamos en el Madrid de 1989, lugar y momento en que se suceden una serie de crímenes que, por su peculiaridad, llevan a que la policía deba acudir al asesoramiento de Faustino Chacón V, procedente de una larga estirpe de magos (de los que se suben al escenario y no a las escobas). Se formará así un curioso equipo digamos multidisciplinar entre magos y policías con un amplio bagaje de conocimientos y bizarros talentos que aportar a la trama. Según se van sucediendo los crímenes por parte de un misterioso asesino, el hilo se irá enriqueciendo de tantos detalles que, si bien pueden llegar a despistar tanto como para pensar que en algún momento el autor perdió la brújula que le guiara; en realidad estarán todos magistralmente ensamblados para un desenlace en absoluto decepcionante.

Me ha gustado especialmente esa inmersión en un mundo como el de la magia que, aunque pueda parecer anticuado, guarda todos esos misterios que han logrado despertar la ilusión de tantas personas a lo largo de la historia (véase la tan pertinente referencia del autor al mago Dyedi y el farón Keops que nos atestigua el papiro Westcar). al hilo de este universo se nos presentan una serie de personajes que, si bien con sus particularidades, consiguen llegar a parecernos tan entrañables como irrepetibles. En este punto la personalidad de Faustino casi se me sigue antojando una incógnita que quisiera ver desarrollada más detenidamente. Por otro lado, cabe señalar que la novela se encuentra cargada de ilustres referencias cinematográficas, literarias e incluso del acervo cultural más coloquial y extendido pero de una manera tan bien hilada que pone de manifiesto la genialidad de Nicolás Caicoya.

No quisiera dejar pasar que tanto por la narración en tercera persona (pero una tercera persona que se permite la licencia de apostillar comentarios a lo largo de la trama), la transición entre escenas, los recursos para describir los flashbacks, etc; tuve la sensación de encontrarme ante un muy buen guion para una película que, además, (dado el talento del autor como director de cine) me encantaría ver realizada en algún momento. Y entonces, después de este compendio de méritos, ¿por qué he restado media estrellita en mi calificación? Pues simplemente por las ansias que me han quedado de profundizar en el universo de Faustino y la agente Juana, de desvelar algunas incógnitas y, en definitiva, de conocer mucho más acerca de un mundo que desconozco si tendrá continuación.
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más