InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Mandy


Mandy
16 junio 2021
Darcy vive sola en su enorme casa familiar de la campiña inglesa. Ha intentado encontrar alguien con quien compartir su vida muchas veces, pero nunca acaba funcionando y ya se ha resignado a esperar. Pero una mañana aparece en el linde de sus tierras un hombre guapísimo que la hace sentir algo. Sería ideal, si no quisiera destruir la tranquilidad idílica de su pueblo, algo que Darcy estará dispuesta a evitar por todos los medios a su alcance.
¡Qué ganas tenía de la historia de Darcy! Este es el último libro de una serie de novelas que se pueden leer de forma independiente, aunque obviamente aparecen parejas y personajes de los libros anteriores y siempre es recomendable leer en orden. Por eso me moría de ganas de poder leer al fin la historia de amor que Darcy se merecía desde el tercer libro.
La protagonista es esta tal Darcy. Su familia tiene propiedades en la campiña inglesa y un título nobiliario. Ella es la que se encarga de la finca y de todo lo que tenga que ver con ella. Adora el campo y adora el pueblo al que pertenece, por lo que está muy involucrada en él y en su desarrollo. Me encanta porque es una chica de campo total, algo que no suelo ver muy a menudo y con lo que me puedo sentir muy identificada. Darcy es una chica familiar, sencilla y de lo más normal. No parece en ningún momento que viva en una casa a lo Downton Abbey, ni se cree más que nadie. Es dulce, trabajadora, emprendedora y entregada. La ves y solo quieres que le pasen cosas buenas. La llegada de Logan amenaza con destruir ese paraíso suyo y sacará a la Darcy más guerrera.
Logan Steel es un hombre hecho a sí mismo. Pertenece a la aristocracia, pero su familia lo perdió todo siendo él niño, por lo que trabajó duro hasta convertirse en uno de los empresarios más despiadados y respetados del mundo, por no hablar de lo asquerosamente rico que es. Me encantaría decir que he adorado a Logan, pero la verdad es que hemos tenido algunos roces. En este caso creo que es un hombre un poco más cliché de lo que me tenía acostumbrada esta serie. No estaría mal, pero es en un aspecto que no me ha gustado mucho. Logan es un hombre muy seguro de sí mismo, un poco arrogante y que sabe que gusta a las mujeres. Lo que no me ha gustado es la forma en la que habla del sexo esporádico que tiene. Quitando eso, conocerle poco a poco fue mejorando la imagen que tenía de él. Porque sí es ese hombre de negocios típico, pero tiene más profundidad y secretos de los que parece a simple vista. Algunas de esas cosas le lastran y tendrá que aprender a superarlas si quiere tener un buen futuro. Otras de esas cosas son actos de los que podría alardear, pero que hace solo porque quiere y le apetece. Es un hombre con muchos tonos y cuya primera imagen me engañó un montón.
Como secundarios destacaría a Aurora, la mejor amiga de Darcy, que siempre ha estado presente en su vida y que se complementa muy bien con ella. Siempre supone un gran apoyo y ese empuje que Darcy necesita de vez en cuando. También me ha encantado la abuela de Logan, una señora un poco entrometida, pero con buena intención. Es lo único que él tiene y la adora con toda su alma. Nos deja ver el lado más familiar y humano de Logan. Habrá muchos secundarios que irán apareciendo y que ayudarán mucho a la ambientación y a hacernos una idea de cómo es la vida en un pueblo como este. Muchas personas que viven ahí y que nunca dudan en dar su opinión. Y, por supuesto, esos personajes de libros pasados a los que siempre es un placer seguir encontrando.
La historia comienza con un encuentro casual muy divertido, pero también lleno de química. La atracción entre los dos es obvia desde ese primer momento, pero desaparece por parte de Darcy en cuanto descubre los planes de Logan de construir una monstruosidad de edificio en su paraíso, algo que tiene que evitar sin importar el coste. Es una novela llena de juegos, de tira y afloja y de roces de lo más divertidos y entretenidos. Ninguno entiende esa atracción que sienten cuando todo lo que hacen es discutir por un proyecto que cada uno ve de una forma. Pero, siendo vecinos, tampoco podrán dejar de verse. Y ese contacto irá haciendo evolucionar la relación. Es un romance que parte de una buena química y que va avanzando poco a poco, construyendo la relación sin prisas. Hay mucha pasión y muchas escenas que hacen subir la temperatura. Contrasta mucho la dulzura y el respeto que sienten fuera del dormitorio (a pesar de tirarse los trastos a la cabeza), con el aire de dominancia que se cuela en la cama. A mí me ha gustado mucho en todo momento, me ha encantado cómo lo ha llevado la autora y lo bien que ha manejado a la pareja en todos los niveles. Me ha parecido muy natural.
En cuanto a la narración, volvemos a encontrar una primera persona desde el punto de vista de los dos en capítulos casi alternos. Los dos están muy bien diferenciados y definidos. Con capítulos más bien cortos, buenos diálogos y las descripciones justas, hacen que sea un libro muy dinámico y rápido de leer. Las novelas de Louise Bay siempre me resultan muy adictivas y entretenidas, de las que disfruto de principio a fin y que leo sin casi darme cuenta.
El aristócrata de Londres nos cuenta la historia de Darcy y Logan, dos aristócratas vecinos de la campiña inglesa que tienen diferente visión de lo que supone la llegada del avance al campo. Dos personajes que tienen mucho que contar y aprender. Un romance lleno de atracción y pasión que evoluciona poco a poco. Y una historia llena de familia, amistad y descubrimiento personal que se vuelve adictiva desde el capítulo uno.

Enlace: https://papeldreams.blogspot..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES