InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de RepellentBoy


RepellentBoy
13 agosto 2021
Nana y Satoru viven juntos desde hace cinco años, pero no siempre fue así. Nana es una gato que solía pasar los días sobre el coche plateado de Satoru. Un día Nana es atropellado y Satoru decide llevarlo a casa para que cure sus heridas, pero cuando estas ya han sanado, ninguno de los dos quiere separarse. Sin embargo, cinco años después, la vida los obligará a hacerlo, y Satoru emprenderá una búsqueda para encontrar el mejor hogar posible para Nana.

Probablemente sea, hasta la fecha, una de las historias que he leído donde mejor se plasma el respeto hacia otras especies, en este caso hacia los gatos. Respeto y dignididad al mismo nivel que el ser humano, que es como debería ser. Por ridículo y exagerado que parezca, es difícil encontrar historias donde no se caricaturice a los personajes que tratan y valoran a otras especies con ese respeto que merecen. Los personajes suelen tender a ser "bichos raros" por este respeto o a justificarse constantemente por el amor que sienten hacia ellos. Y en este libro no ocurre, sino que inculca respeto y amor en todas sus páginas.

El libro es un gran viaje, la búsqueda de un hogar que respete y quiera a Nana, y donde él se sienta cómodo. Es tan tierno y delicado que en más de una ocasión se me saltaron las lágrimas por ese sentimiento de concienciación que, repito, no suelo encontrar nunca en historias que incluyen animales, ni las mejores intencionadas. La relación de Nana y Satoru puede ser fácilmente una de las más bonitas y reales que he leído nunca, y es decir mucho teniendo en cuenta que Nana narra la historia desde su punto de vista.

Hacía tiempo que no me hinchaba a llorar con un final, y es que este es precioso, en serio. El única fallito que puedo ponerle, y que por eso no se lleva las 5 estrellas, es porque puede llegar a hacerse algo lento en la primera mitad del libro, por lo demás es una preciosidad. Otro libro que pondría de lectura obligatoria en los colegios, para que los niños crecieran comprendiendo que los animales no son muñecos, objetos o herramientas para el uso y disfrute del ser humano, también sienten, y este libro lo refleja con mucho atino.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES